La huella vasca de una expedición que lo cambió todo

B. O. SAN SEBATIÁN.

Los vascos fueron la punta de lanza de las campañas navales de la Corona española. Además de experimentados navegantes, de sus astilleros salieron las naves que hicieron posibles las gestas que convirtieron a España en la potencia hegemónica de la época. La expedición que culminó con la primera circunnavegación del globo no fue ajena al fenómeno. Al menos una treintena de los 240 hombres que reclutó Magallanes en Sevilla antes de hacerse a la mar eran de Euskadi. La proporción se mantuvo al fin de la travesía: cuatro de los 18 supervivientes eran vascos, los cuatro curiosamentre de nombre Juan. Además de Elcano, llegaron a Sanlúcar Juan de Acurio (de Bermeo), Juan de Arratia (Bilbao) y Juan de Zubileta (Barakaldo).

También hay constancia de que al menos tres de las cinco naves que formaron la expedición procedían de astilleros del Cantábrico. Se sabe que la 'Trinidad', la nave almirante en la que navegó Magallanes hasta que fue muerto en Filipinas, había sido adquirida en Bilbao por un capitán de Lekeitio, Nicolás de Artieta, comisionado por el rey. Pesquisas más recientes han sacado a la luz que la nao 'Victoria', la única que completó la vuelta al globo, no se hizo en Zarautz, tal y como se había creído hasta ahora, sino en Ondarroa. El historiador Xabier Alberdi explica que un investigador portugués que ha indagado en la trayectoria de Magallanes tiró del hilo hasta descubrir que la nave le fue adquirida a un ondarrés de nombre Domingo de Apallua. También la 'Concepción', el barco en el que embarcó Elkano antes de hacerse con el mando de la expedición, llevaba el sello 'made in Euskadi'.

Fotos

Vídeos