Un homenaje reivindica el valor de la obra de Teresa Arocena

Teresa Arocena, en una imagen de 2007./USOZ
Teresa Arocena, en una imagen de 2007. / USOZ

La escritora, autora de seis novelas publicadas, dejó a su fallecimiento el pasado mes de julio varios títulos inéditos de narrativa y poesía

ALBERTO MOYANOSAN SEBASTIÁN.

El Koldo Mitxelena de San Sebastián acogerá el próximo día 18 un homenaje a la escritora y psicóloga donostiarra Teresa Arocena (Donostia, 1937-2017), autora de seis novelas publicadas y varios títulos inéditos en varios géneros. Fallecida el pasado mes de julio a los 80 años de edad, Arocena constituye «una autora absolutamente insólita» en el contexto literario donostiarra, en palabras de su viudo, el también escritor Ángel Marco. Con este acto, en el que participarán el intérprete Paco Sagarzazu, Esther Remiro y el viudo de la autora y al que ya han confirmado su asistencia escritores como Mariasun Landa, así como amigos y compañeros de trabajo, Marco pretende reivindicar la dimensión literaria de Arocena y evitar que su nombre se sumerja en el olvido. «Dejó de estar en activo con setenta años, aunque murió diez años después, porque pasó los últimos nueve retirada, enferma de Alzheimer».

Tímida, poco amiga de la vida social y de las camarillas literarias, y con una profunda vertiente feminista, Arocena escribió seis novelas, con una de las cuales, 'Espejo de extrañeza', obtuvo en 1984 el premio Pío Baroja. En 1989 publica el relato 'Por los ríos va el navío' y, en 1990, 'Memorias de una época difícil'. En 1990, el Ayuntamiento de Lasarte publicó 'Dama' y en 2010 llegó a las librerías 'Familia de quelónidos', en el que retrataba a los Errialdeta a través de «personajes sacados en muchos casos de la realidad, pero caricaturizados», explicaba la propia escritora. A su muerte, dejó inéditas otras dos novelas, así como cerca de ochenta relatos y varios poemarios. A día de hoy, lamenta Marco, «sus libros -varios editados por la Primitiva Casa Baroja de Donostia- están descatalogados. Sí están disponibles en casi todas las bibliotecas donostiarras y en el propio Koldo Mitxelena». Fue también colaboradora de publicaciones como Kurpil y Kantil, en donde llegó a publicar algunos poemas suelos.

La idea de celebrar este homenaje parte «de una conversación» entre el propio Marco y personal del KM, aunque quien fuera su compañero y cómplice intentará que toda su obra se edite o reedite de la mano del Gobierno Vasco, con quien -reconoce- aún no ha mantenido contacto alguno. Por otra parte, Marco considera que el carácter singular de la trayectoria literaria de Arocena, cuyos relatos empareja en estilo y calidad con los de Clarice Lispector, la harían merecedora de una tesis doctoral que profundizara en las claves de su creación. «Da igual en qué página abras sus libros, en cada frase encuentras tres conceptos diferentes en los que pensar», asegura Ángel Marco.

El homenaje consistirá en la proyección de dos vídeos -uno, de carácter biográfico y el otro, centrado en un viaje que la escritora realizó a Venecia-, y en la lectura de varios fragmentos de sus obras. El acto de homenaje a esta autora de estilo «denso, profundo, elegante y de una altura poco común» estará abierto al público, el próximo día 18, a las 19.00 horas en el Koldo Mitxelena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos