Homenaje a los impulsores de Eusko Ikaskuntza en Oñati

Dorronsoro, Muñoa, Retegui, Monreal y Vélez de Mendizabal. / E.I.
Dorronsoro, Muñoa, Retegui, Monreal y Vélez de Mendizabal. / E.I.

DV SAN SEBASTIÁN.

En el año de su centenario, Eusko Ikaskuntza celebró ayer su asamblea anual en Oñati, localidad que hace cien años acogió el primer Congreso de Estudios Vascos. La cita tuvo un carácter conmemorativo y sirvió para reconocer la labor llevada a cabo en este tiempo por sus miembros más veteranos, así como sus siete presidentes.

La cita comenzó con una recepción en la plaza de los Fueros por parte de Oñatz Dantza Taldea y a continuación el acto principal se celebró en el teatro Santa Ana. Tras los discursos iniciales del presidente de la institución, Iñaki Dorronsoro, y del presidente del comité organizador del Centenario, Xabier Alkorta, se impuso el título de socio de honor al Ayuntamiento de Oñati, que estuvo representado por su alcalde, Mikel Biain.

La asamblea también reconoció a los miembros que formaban parte de la entidad en 1978 - año en el que se reconstituyó tras casi cuarenta años de prohibición-, a los que se les entregó una pieza diseñada expresamente para esta conmemoración. Asimismo, el acto sirvió para recordar y poner en valor las distintas etapas y circunstancias que tuvieron que asumir los siete presidentes que ha tenido la institución.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos