'El hijo del acordeonista', de Atxaga, será llevada al cine por Bernués

Los actores Claudia Clos, Lluis Marqués y Emma Vilarasu; Nell Leyson, Bernués y los también actores Eduard Farelo y Laura López./EFE
Los actores Claudia Clos, Lluis Marqués y Emma Vilarasu; Nell Leyson, Bernués y los también actores Eduard Farelo y Laura López. / EFE

El creador donostiarra acaba de estrenar con éxito en el Teatre Lliure de Barcelona la versión catalana de una obra de la británica Nell Leyshon

MITXEL EZQUIAGASAN SEBASTIÁN.

'El hijo del acordeonista', una de las novelas más personales de Bernardo Atxaga, una indagación en la historia del País Vasco desde la Guerra Civil hasta la actualidad, será llevada al cine por el director donostiarra Fernando Bernués. En mayo comenzará el rodaje de la película, coproducción de Abra Producciones y Tentazioak, que se desarrollará sobre todo en escenarios guipuzcoanos. Bernués ya dirigió en 2012 una aplaudida versión teatral del mismo texto de Atxaga, entonces adaptada por Patxo Telleria.

Es el proyecto en el que se embarca ahora Fernando Bernués después de haber pasado dos meses en Barcelona ocupado en la dirección de 'Si mireu el vent d'on ve', versión catalana de 'Comfort me with apples', la obra de la escritora británica Nell Leyshon. El montaje se estrenó con buenas críticas la semana pasada en el escenario principal del Teatre Lliure en Montjuich, donde permanece hasta el 18 de marzo.

Bernués se encontraba ayer en Zaragoza, como una metáfora del cruce profesional entre los dos proyectos en que se encuentra ahora, entre Barcelona y San Sebastián. «Periódicamente nos juntamos representantes de compañías históricas de teatro, y solemos hacerlo en Zaragoza como punto intermedio», explica. Y también lo es para él, que viene de una estancia profesional en la capital catalana para acometer el ambicioso proyecto cinematográfico desde su base en Donostia.

Una historia vasca

El director teatral, creador audiovisual y exresponsable durante un breve período de tiempo de Donostia 2016 no quiere desvelar demasiados detalles de la versión en cine la novela de Atxaga «porque es un proyecto que desde Tentazioak desarrollamos con Abra Producciones y queremos presentarlo en su momento con toda la información». Pero sí avanza que el guion vuelve a los orígenes, es decir, la novela de Atxaga, más que a su adaptación teatral. Los actores Iñaki Rikarte y Aitor Beltran se perfilan como protagonistas de un relato que tiene la dificultad añadida de situarse en tres épocas distintas. Los dos principales personajes del relato aparecen de niños, luego en torno a los 20 años y finalmente con unos 50 años.

El rodaje comenzará en mayo en escenarios guipuzcoanos de la mano de Abra y Tentazioak

El montaje teatral en Barcelona es una reflexión sobre la relación del ser humano con la naturaleza

La novela de Atxaga, una reflexión en torno a la amistad, la traición y la violencia, transcurre en los años 30 y la Guerra Civil, finales del siglo XX en plena actividad de ETA y, también, en una época posterior en California. Ese relato de la historia reciente del País Vasco contenido en la novela de Bernardo Atxaga será ahora trasplantado al cine por Bernués, director junto a Mireia Gabilondo de otras propuestas audiovisuales como 'Kutsidazu bidea, Ixabel' o 'Mugaldekoak'.

Pero en la cabeza de Fernando Bernués resuenan aún las voces de su último proyecto teatral en Barcelona, «el sexto o séptimo que realizo en catalán: no hablo bien el idioma y eso me impide llegar hasta el final en los detalles de las entonaciones y la musicalidad, pero sí pienso que que manejo la esencia», reflexiona en voz alta.

La mano de Emma Vilarasau

¿Cómo nació el proyecto? «La actriz catalana Emma Vilarasau me planteó colaborar en algún montaje», explica Bernués. «Yo estaba leyendo entonces una novela de la autora Nell Leyshon y descubrimos que tenía también un interesante texto teatral, 'Comfort me with apples'. Nos embarcamos en la historia y pensamos que un teatro público era el medio ideal para llevarla a cabo. Planteamos la idea a Lluis Pasqual y la incorporó a la programación del Lliure».

El director donostiarra ha estado desde mediados de diciembre en Barcelona dedicado a poner en pie el montaje, protagonizado, además de por Emma Vilarasau, por Eduard Farelo, Lluis Marqués, Laura López y Claudia Cos. «Me interesó mucho esta historia por la inquietud que genera en el espectador y las dudas que plantea sobre lo difícil que es romper con tus raíces, tu tierra, tu propia madre... Es una indagación sobre la dependencia del ser humano respecto de la naturaleza, con una presencia de las manzanas que recuerda a los cerezos de Chejov pero una tensión narrativa que hace pensar en Shakespeare. A la vez hay austeridad en el lenguaje, con más insinuaciones que frases explícitas, lo que exige un papel activo del espectador», agrega Bernués. La autora, Leyshon, dicen que «me gusta que el público tenga algo de detective».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos