Hernández Mendizabal homenajea a su Parte Vieja donostiarra

Hernández Mendizabal en su estudio, junto a los tres bocetos de escultura-homenaje a los remeros del Cantábrico./JOSE MARI LÓPEZ
Hernández Mendizabal en su estudio, junto a los tres bocetos de escultura-homenaje a los remeros del Cantábrico. / JOSE MARI LÓPEZ

Mostrará retratos que ha realizado del extambor mayor Juan Mari Abad y del 'sukalde-jaun' Luis Mokoroa

FELIX IBARGUTXISAN SEBASTIÁN.

Tomás Hernández Mendizabal realizará esta semana en la sala de actividades de la Biblioteca Municipal de San Sebastián una exposición de pintura y escultura en torno a la Parte Vieja donostiarra.

«No nací allí, sino en Gros, pero he estado yendo a la Parte Vieja desde pequeño, y vivo allí desde 1971», declara este artista enamorado de la zona antigua de la capital, involucrado en numerosas actividades culturales. Se le puede ver también tomando chiquitos. «El tomar unos vinos es ejercicio de convivencia. Hablas con gente muy diferente y acabas aprendiendo muchas cosas de oficios muy dispares».

Realmente, nació en el trinquete del barrio de Gros, y su abuelo, Ignacio Mendizabal, era quien llevaba la organización del trinquete.

Tomás Hernández Mendizabal expondrá numerosos trabajos de los últimos años en ese sótano de la calle San Jerónimo, que se usa para presentaciones y actividades culturales diversas. Se podrán ver sendos retratos de dos personajes muy conocidos: Juan Mari Abad, extambor mayor de Gaztelubide, y Luis Mokoroa, 'sukalde-jaun' de la Cofradía Vasca de Gastronomía; cada uno en su salsa, uno dirigiendo la tamborrada, el otro con el cañón que da comienzo a la Semana Grande.

Además, la exposición contará con paisajes de la Parte Vieja -entre ellos, varios tejados- y algunas esculturas, como los tres bocetos que, en diferentes años, Hernández Mendizabal realizó para una escultura de homenaje al remero del Cantábrico. El artista quería que fuera instalada en el muelle donostiarra o en la isla de Santa Clara, pero en los tres intentos las gestiones con las autoridades encallaron.

Los tres bocetos de escultura-homenaje a los remeros datan de 1998, 1999 y 2000

En la Parte Vieja trató con los miembros de Ur: Javier Arocena, Alejandro Tapia, Gracenea y Bizcarrondo

La primera maqueta, de 1998, preveía una escultura de acero cortén que se instalaría en el muelle. Hernández Mendizabal contactó con Carlos García Cañibano, viceconsejero de Transportes del Gobierno Vasco.

La segunda maqueta, de 1999, planteaba una obra de alambre de hierro y poliester pintada con tonos vivos. En aquella ocasión, el artista se encomendó a Vicente Zaragüeta, presidente del Aquarium. Y la tercera maqueta, que muestra un remero en planos superpuestos, fue presentada por primera vez en 2000 a los responsables del Ayuntamiento, y más tarde a las diferentes corporaciones municipales, sin que nunca recibiera la luz verde.

En su infancia, Tomás visitaba la Parte Vieja de la mano de su madre. «Tenía muchas amigas pescateras. Ocurrió que mi madre, al comienzo de la Guerra Civil, se fue exiliada a Iparralde, mientras el marido se iba al frente. La madre volvía a casa en el carguero 'Galdames', con otras muchas mujeres pescateras, cuando la embarcación fue atacada por el barco de guerra 'Canarias', de Franco. Perdió a dos hijos, y a ella le fracturaron el fémur y quedó coja para siempre. Yo nací algo más tarde, en 1941».

Tomás se involucró en la vida cultural de la ciudad, formando parte de organizaciones como el Centro de Atracción y Turismo y la Asociación Artística de Guipúzcoa. «En la Asociación, a comienzos de los años 60, conseguí poner a Carlos Sanz de presidente, y montamos una exposición de protesta por la falta de atención de las autoridades. Y luego otra, en los bajos del Ayuntamiento, que tuvo mucho eco».

Entre 1961 y 2013 fue organizador de la fiesta de Caldederos en San Sebastián. Este artista, que se ganaba la vida en la empresa Gráficas Valverde, se especializó pronto en la elaboración de carteles relacionados con festejos. «Hacía los carteles de Caldederos, los de los carnavales de Tolosa... y creo que este noviembre van a hacer una exposición en Tolosa en la que se verán los carteles que he hecho durante cincuenta años».

Tomás también trató con Gabriel Celaya en la época en que éste vivió en la Parte Vieja, «en la calle Fermín Calbetón, en un quinto piso sin ascensor. Le mostré unos poemas míos, y fue comprensivo: me dijo que ya había leido cosas peores».

En sus paseos por la Parte Vieja se relacionó también con los pintores que formaban parte del grupo Ur: Javier Arocena, Alejandro Tapia, José Gracenea y Carlos Bizcarrondo. Con Arocena se topaba cualquier día, dado que éste tenía una tienda de enmarcaación de cuadros en la Plaza de la Constitución.

Fecha
del 17 al 23 de julio
Horario
de lunes a viernes, 18:00-21:00. Sábado y domingo, 12:00-14:00 y 18:00-21:00.
Lugar
Sala de actos de la Biblioteca Municipal, calle San Jerónimo, Donostia.

Más

Fotos

Vídeos