Hacinamiento propio de un 'call center' en la sala de profesores

Los grupos de la oposición califican de «vergonzoso» el estado del conservatorio

Borja Olaizola
BORJA OLAIZOLA SAN SEBASTIÁN.

Apenas 14 metros cuadrados para 57 docentes. La sala de profesores del Conservatorio Francisco Escudero es un buen termómetro para calibrar la situación que se vive en el centro. Los grupos de la oposición en la Comisión de Cultura del Parlamento Vasco calificaron de «vergonzoso» el estado del conservatorio, a la vez que urgieron a la Administración a tomar cartas en el asunto. Josu Estarrona, portavoz de EH Bildu, grupo que había presentado la petición de comparecencia de los responsables académicos del centro, comparó la sala de profesores del conservatorio con un 'call center', a la vez que dijo de forma categórica que «el Departamento de Educación no debería tener una instalación así». Iñigo Martínez, de Elkarrekin-Podemos, constató que las carencias del edificio plantean problemas de seguridad en materias tan fundamentales como la accesibilidad o las salidas de emergencias.

La portavoz del PNV en la comisión, Irune Berasaluze, afirmó por su parte que el conservatorio «ha cambiado muy poco desde la época en que fui una de sus alumnas» y reconoció que la situación «no es buena». La parlamentaria jeltzale, no obstante, aseguró que el Ayuntamiento y el Gobierno Vasco mantienen conversaciones con el propósito de alcanzar una solución. Dijo que la protección urbanística que tiene el edificio actual dificulta su adecuación integral y que un traslado del conservatorio a un lugar alejado del centro causaría serios perjuicios a muchos de los alumnos que tienen que trasladarse todos los días a San Sebastián. Berasaluze admitió por exclusión que la solución de un nuevo edificio en la Plaza Easo parece la menos mala de las alternativas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos