El Gobierno Vasco mantendrá en 2018 las aportaciones a la cultura guipuzcoana

Bingen Zupiria, durante su comparecencia ayer en el Parlamento Vasco en compañía de su equipo./
Bingen Zupiria, durante su comparecencia ayer en el Parlamento Vasco en compañía de su equipo.

La partida que más crece en el borrador presupuestario es la destinada al museo Balenciaga, que asciende a 440.000 euros

BORJA OLAIZOLA SAN SEBASTIÁN.

Estabilidad y continuidad fueron las palabras que más veces repitió ayer el consejero de Cultura y Política Lingüística durante la presentación del proyecto de presupuesto de su departamento en el Parlamento Vasco. Bingen Zupiria (PNV) hizo un alegato en favor de las políticas presupuestarias continuistas como garantía para llevar adelante objetivos a largo plazo, a la vez que reivindicó la cultura como herramienta de transformación.

Con semejante tarjeta de visita no era de esperar que ningún parlamentario se echase las manos a la cabeza ante las cuentas que hizo llegar a la Comisión de Hacienda y Presupuestos de la Cámara. El borrador que planteó el equipo que encabeza Zupiria, en efecto, no causó sobresalto alguno. El documento mantiene las pautas marcadas en ejercicios anteriores en un ejercicio de estabilidad que fue alabado por los socialistas, los socios de gobierno del PNV, y denostado por los grupos de la oposición, especialmente por Podemos y EH Bildu.

Cultura maneja a grandes rasgos las mismas cifras que el año pasado. El presupuesto se eleva a 250,5 millones de euros, un 3% más que en 2017. La parte del león se la lleva EITB, con una partida de 130,9 millones de euros. Le siguen en dotación las asignaciones para Política Lingüística (54, millones), Promoción de la Cultura (31,7 millones), Patrimonio Histórico Artístico (21,1 millones) y Deportes (8,2 millones). Zupiria recordó que los presupuestos de EITB ya habían sido aprobados la semana pasada, lo que blinda a efectos de debate presupuestario la partida consignada.

El consejero hizo hincapié en la apuesta de su departamento por la creación cultural y recorrió con cifras las cantidades comprometidas en capítulos como el cine, las artes plásticas, la música, el cómic o el audiovisual. «Todas las partidas se incrementan, algunas como la destinada a las artes escénicas hasta el 8%, lo que demuestra nuestro compromiso con la creación artística y las industrias culturales».

Zupiria repasó también las asignaciones a los museos, que ascienden a 9,5 millones de euros (crecen un 5%). El Guggenheim es el gran beneficiario, ya que recibe más de la mitad de la partida: 5,5 millones de euros (4,4% más). Le siguen el Bellas Artes de Bilbao, con 1,7 millones (17%), el Artium de Vitoria, con 725.000 euros (9%) y el Museo Balenciaga, con 440.000 euros (12,8%). Este último es el mejor parado entre los grandes centros culturales guipuzcoanos.

La asignación de San Telmo se mantiene en 300.000 euros mientras que partidas para acontecimientos como el Festival de Cine ascienden de 1,03 a 1,10 millones. Tabakalera, por su parte, percibirá 30.000 euros más (1.630.000 euros) y la Quincena Musical mantendrá su partida de 390.000 euros.

Fotos

Vídeos