«La gente cree que en nuestro trabajo todo es glamour»

Marta Hazas, protagonista del vodevil '5 y acción'. / SERGIO LARDIEZ

Marta Hazas, Javier Veiga y Carlos Sobera protagonizan desde hoy una comedia en el Victoria Eugenia sobre el mundo de los actores

ROBERTO HERRERO SAN SEBASTIÁN.

Una joven presentadora del tiempo en televisión, su jefe y también novio, un aspirante a director de cine, la exmujer de éste y su ayudante son los cinco personajes de la comedia '5 y acción', un vodevil lleno de sorpresas y de situaciones cómicas que se representa en el teatro Victoria Eugenia desde hoy hasta el domingo a las ocho de la tarde.

Marta Hazas es Marisol, la chica del tiempo que aspira a ser actriz y a la que su novio y director del canal, interpretado por Sobera, le ha enchufado en una película dirigida por un novel (Javier Veiga) desesperado por rodar. «A partir de ahí cada uno busca sus sueños y va frustrando los de los demás. Todo eso da lugar a una comedia muy divertida, un vodevil en toda regla», dice Hazas. El reparto lo completan Marta Berenguer y Ana Rayo.

Divertida, romántica y actual

Como comedia de enredo que es, Hazas sabe que buena parte del éxito se mide por el número de carcajadas del público, aunque no solo por eso. «Lo primero es lo lleno que está el patio de butacas y por esa parte no nos podemos quejar. Hemos estado cinco meses en Madrid y ahora la gira va muy bien. Pero es muy gratificante tener una función tan llena de carcajadas de principio a final. Con nosotros la gente sale de buen rollo y con ganas de irse a tomar algo. Eso da mucho gusto cuando estás haciendo teatro»

Javier Veiga, que además de actor es el director y autor de la obra, anuncia que también es una función «romántica, con un lenguaje actual y diálogos punzantes». A su compañera de reparto y también en la vida real, Marta Hazas, lo que más le gusta «es que en esta comedia hay una lectura sobre la profesión de actor que, sin dejar de divertir, es más profunda que el puro chiste. Algunos compañeros se han sentido un poco molestos porque nos metemos mucho con nuestra profesión».

Actores riéndose con las cosas de su trabajo y apariciones en vídeo de caras muy conocidas haciendo 'cameos', «pero no es una obra endogámica aunque hablamos de nosotros, de la parte ridícula o también de cómo a veces nos hacemos valer de más cuando en realidad estás remando para poder comer». Un trabajo, el de actor, del que Hazas piensa que la gente «cree que todo es glamour y vivimos maravillosamente, pero menos de un 10% tiene trabajo y es un ofició politizado. Nos ven como una mezcla de alfombra roja y gente subvencionada».

Fotos

Vídeos