Gaztemaniak! se reinventa para llegar a un público más joven y extenderse a otras localidades

Joel Gibb, al frente de su grupo The Hidden Cameras, durante una actuación en Hondarribia, dentro del programa Gaztemaniak! / LUSA
Joel Gibb, al frente de su grupo The Hidden Cameras, durante una actuación en Hondarribia, dentro del programa Gaztemaniak! / LUSA

El Departamento foral de Juventud modificará el formato y mantendrá los 70.000 euros de presupuesto | Una nueva promotora se hará cargo del programa, que incluirá masterclass de música y audiovisuales, y baraja también contratar a youtubers

ALBERTO MOYANO SAN SEBASTIÁN.

Los cambios llegan a Gaztemaniak! El programa que impulsa el Departamento de Juventud de la Diputación de Gipuzkoa, en colaboración con distintos ayuntamientos, con una batería de diversas actividades en torno a la música y artes escénicas emite señales de decadencia, en opinión de los responsables forales, que obligan a introducir modificaciones en el formato. Al progresivo descenso de público se suma el aumento en su edad media, dos circunstancias que, junto al reducido número de municipios implicados, han llevado al Departamento a concluir que el programa no estaba cumpliendo con sus objetivos. De la mano de la promotora Lady Red, la Diputación intentará conectar de nuevo con el público joven, mediante una programación que introduce algunas novedades en el esquema habitual en el que se ha manejado Gaztemaniak! hasta ahora.

La directora de Juventud y Deportes de la Diputación Foral, Goizane Álvarez, considera llegado el momento de «repensar» Gaztemaniak! para intentar que al público de «entre catorce y veintitantos años se le despierte tanto interés por las propuestas que vuelvan a consumir y cojan el hábito de pagar, porque al final no es todo tirar de Spotify, Youtube o conciertos gratis. Queremos que le den a la cultura el valor que tiene, que para eso se hizo también Gaztemaniak! Vamos a ver si con este formato funciona y si no, tendremos que repensar qué hacemos con el programa», añade Álvarez, en torno a este programa creado en 1994 y que cuenta con un presupuesto de 70.000 euros.

Evolución 2008-2016

Año Público Media
2008 4
008 267
2009 3
773 236
2010 2
454 223
2011 2
112 140
1012 2
152 179
2013 1
406 140
2014 1
702 189
2015 1
341 134
2016 1
333 103

El objetivo es pasar de los cuatro municipios -Azkoitia, Irun, Arrasate y Hondarribia- que el pasado año acogieron otros tantos conciertos a por lo menos una decena, «en función de su disponibilidad de salas y distribución geográfica». Álvarez recuerda que localidades como Donostia, Zarautz, Eibar o Tolosa se habían desvinculado del programa en los últimos tiempos. «Una fórmula es traer algo potente y lo pagamos a medias entre Diputación y ayuntamientos o, como se hacía hasta el año pasado, nosotros poníamos un grupo, el ayuntamiento otro. Vamos a intentar que la gente que traigamos tenga tirón y capacidad de convocatoria para que si hay que hacer un esfuerzo mayor merezca la pena», señala, a la vez que recalca que «el objetivo es recuperar a ese público de entre los catorce y los veintitantos años, no al de cuarenta». El público de los cuatro conciertos programados entre mayo y diciembre del pasado año osciló entre las veinticinco y las cien personas.

«Vamos a ver si con este formato funciona y si no, repensaremos qué hacer con el programa»

Propuesta a más localidades

El Departamento de Juventud ha remitido su propuesta a una decena de municipios «para que confirmen próximamente si se suman o no». En cuanto a la programación, «queremos tenerla cerrada para finales del mes que viene». Con un presupuesto foral de 70.000 euros para gastos de contratación, esta propuesta mantiene el esquema habitual de un nombre de referencia, más grupo telonero local, pero con novedades: «Incorporaremos alguna actividad alguna masterclass relacionada con el mundo de la producción musical o audiovisual. Y también intentaremos que participen youtubers».

Sobre los grupos de referencia, «vamos a procurar que sea gente muy en la onda de chavales de catorce años, con discografía y un nivel potente». Respecto a los precios de las entradas -hasta ahora, de siete euros-, Álvarez admite que «si queremos atraer a un público de catorce, eso habrá que ajustarlo. No se trata de que sea gratis, porque no se le da valor, pero habrá que bajar».

Según los datos que maneja el Departamento foral de Juventud, la asistencia a las actividades organizadas dentro del programa Gaztemaniak! ha experimentado un paulatino descenso en los últimos años. Así, si hace diez años fueron algo más de 4.000 los espectadores, con una asistencia media de 267 personas por concierto, en 2012 fueron 2.152, y una media de 179 espectadores. En 2016, 1.333 personas asistieron. La asistencia media se quedó ese año en 103 personas.

A la vista de estos datos, junto con el progresivo aumento en la edad de los asistentes, los responsables forales de Juventud consideran llegado el momento de explorar otras posibles alternativas que hagan más atractivas las propuestas para una franja del público que, en líneas generales, se ha mantenido hasta ahora ajena al programa. En total, 18.498 espectadores en las nueve ediciones celebradas entre 2008 y 2016. En cualquier caso, los responsables de Juventud insisten en que el objetivo no es tanto aumentar el público -que también-, como rebajar su edad media «porque de lo que trata Gaztemaniak! es de fomentar el consumo de música entre los más jóvenes y nuestro público ronda de media los cuarenta años».

Creado en 1994, Gaztemaniak! ya vivió una importante crisis hace ocho años que estuvo a punto de dar al traste con el programa. En aquella ocasión, la reacción de una parte de la opinión pública obligó a dar marcha atrás a los entonces responsables del departamento foral de Política Social. «Rectificar es de sabios», concluyó entonces su titular, Maite Etxaniz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos