Gamegune llega hoy a la gran final con una jornada de competición sin descanso

El campo de batalla está en las pantallas en este «deporte para la mente» que se celebra en Tabakalera. / SARA SANTOS
El campo de batalla está en las pantallas en este «deporte para la mente» que se celebra en Tabakalera. / SARA SANTOS

Se calcula que más de 500.000 personas verán por internet las partidas de Gamegune que se celebran en Tabakalera

RICARDO ALDARONDO SAN SEBASTIÁN.

Un centenar de personas en las salas de Tabakalera, y en torno a las 500.000 a través de la retransmisión en directo en internet, según cálculos de la organización, asistieron a la primera y larga sesión, de cuatro a ocho de la tarde de ayer, en el comienzo de Gamegune.

La competición de eSports que reúne en San Sebastián a 16 de los mejores jugadores del mundo abría sus puertas en las mañana de ayer, con la presentación que llevaron a cabo Pablo Martínez, responsable de Miramon Enpresa Digitala (SPRI) y Sabino San Vicente, gerente de la Fundación Euskaltel Konekta, que apuestan por hacer que la Gamegune «sea un evento importante para la industria del videojuego».

Luego llegó el acto trascendental para los participantes: el sorteo de grupos. Los jugadores que seguirán enfrentándose hoy en el mayor torneo de España del juego 'Hearthstone' estaban muy pendientes de sus compañeros y contrincantes: el ucraniano Kolento, el más temido porque todos le consideran el mejor, entró en el grupo D, aunque ese sorteo que «viene a ser un poco como el de la Champions» tampoco obliga a cambiar de estrategias o planes a sus contrincantes, nos explicaba el valenciano Evangelion, o Diego Fuentes García: «Todos los jugadores son muy buenos, así que tampoco hay mucha diferencia si te toca con uno o con otro, pero como rival Kolento es muy duro, así que tienes un poco sentimientos enfrentados. La estrategia la tienes que pensar de antemano».

«Hay que venir con la estrategia pensada de antemano», afirma el valenciano Evangelion

Evangelion lleva su chaqueta de chandal con el escudo del Valencia Club de Fútbol, como si fuera un deportista en una concentración. Forma parte de su patrocinio, pertenece a la sección de eSports del club valenciano. Aunque su mundo parece más similar al del ajedrez: «Sí, es bastante parecido. El 'Hearthstone' es como un enfrentamiento entre dos ejércitos, y tu mueves tus piezas, que aquí son cartas, y cada una tiene sus movimientos propios. Tu oponente tiene treinta vidas, por ejemplo, y tu objetivo es quitarle esas treinta vidas. Y, como en el ajedrez, hay estrategias defensivas, agresivas..., de muchos tipos».

La forma de asistir como público a esa 'batalla', y lo que ocurre en ella, se hace a través de una pantalla, porque las cartas son en realidad electrónicas: esto no deja de ser un videojuego.

Desde los ocho años

Evangelion, que ahora tiene 27 años, ha hecho de este tipo de juegos su profesión: «Yo vivo de esto». Y lo vive intensamente desde que tenía ocho años: «Con mi hermano ya jugaba a 'Magic'», el juego de cartas más popular. «Cuando salió 'Hearthstone' ya empezamos a jugar los dos. Y como ya teníamos una base con 'Magic', dimos el salto bastante pronto».

Ahora va con frecuencia de un torneo a otro, pero hay más: «También hago stream, una emisión en directo a través de internet, en la que yo me pongo a jugar solo en mi casa con una webcam y un micro. Juego y explico lo que hago. Es como una clase particular, pero para un montón de gente. Yo tengo casi 2.000 personas que entran a verme jugar y les puedo ver y respondo a sus dudas. Como una clase interactiva». Y de esas webs que le contratan saca parte de su sueldo. Otro aliciente está en los 25.000 euros en premios que reparte un torneo como Gamegune.

Algunas de las emociones, estrategias y rivalidades y compañerismos que se establecen en él se pueden comprobar hoy en Tabakalera en la segunda y última jornada del torneo, que empezará a las 10.00 horas y se desarrollarán sin descanso hasta la gran final prevista para las 19.30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos