Fusión entre arquitectura y paisaje

La exposición ‘RCR Arquitectes. Creatividad Compartida’, del estudio catalán ganador del Pritzker 2017, inauguró ayer Mugak

Fusión entre arquitectura y paisaje
ITZIAR ALTUNA

El paisaje sirve de inspiración al estudio RCR Arquitectes a la hora de diseñar y crear sus proyectos. Este despacho afincado en la localidad gerundense de Olot lleva 25 años creando una arquitectura que mantiene viva la unión entre el hombre y la naturaleza. La muestra ‘RCR Arquitectes. Creatividad Compartida’ recorre todo su proceso creativo a través de bocetos, planos, maquetas y fotografías. Junto a esta muestra, que ocupa la planta noble del edificio, otras nueve propuestas e instalaciones se inauguraron ayer en el Palacio Miramar en el marco de la I Bienal Internacional de Arquitectura Mugak, que durante esta semana se celebra en este espacio.

Uno de los fundadores del estudio RCR Arquitectes, Rafael Aranda, fue el encargado de presentar la exposición, junto al consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, así como el comisario de la bienal, Pedro Astigarraga. El arquitecto catalán agradeció al Gobierno Vasco y al comisario de Mugak que esta exposición haya servido para inaugurar la bienal. «A través de esta muestra hemos querido aproximar la arquitectura a todas las personas”, dijo, porque “desde que nos levantamos hasta que nos acostamos vivimos en espacios arquitectónicos”.

Iñaki Arriola destacó que el objetivo de Mugak es «la exploración de los límites de la arquitectura y de sus zonas de contacto y conflicto con distintas realidades geográficas, culturales, técnicas, medioambientales, sociales y ciudadanas». En este sentido admitió que la forma de «concebir y ejecutar la creación de espacios vivibles» por parte de RCR Arquitectes «sintoniza perfectamente con el espíritu que quiere tener la bienal».

El comisario de Mugak admitió que contar con esta exposición en la primera edición de la bienal «debe entenderse como un regalo, más aún siendo este el año en el que celebran la concesión del Premio Pritzker». Pedro Astigarraga aseguró que las obras de este estudio catalán «consiguen estimular los sentidos del espectador, trasportándolo al punto de encuentro de la abstracción y la naturaleza. RCR Arquitectes se puede entender como un estudio «inusual», alejado de los polos de influencia de la arquitectura española de Madrid y Barcelona. «Haber mantenido la sede en Olot nos ha ayudado a hacer una arquitectura original y en contacto con la naturaleza», admitió Rafael Aranda.

Acuarelas y maquetas

Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta fundaron el estudio en 1988. En sus primeros años de andadura, su obra se circunscribió a Cataluña pero a partir de 2008, al comienzo de la crisis económica que tanto afectó al sector, RCR Arquitectes dio el salto al extranjero, primero con varios proyectos en el sur de Francia para, posteriormente, ampliar su campo de acción a Bélgica y los Emiratos Árabes, hasta el punto de convertirse en la actualidad en uno de los estudios españoles con mayor proyección internacional.

La exposición recorre las ideas y proyectos llevados a cabo por el estudio desde sus orígenes y ayuda a interpretar globalmente la trayectoria que han compartido sus tres socios, que mantienen los retos que se plantearon al inicio de su andadura, es decir, la búsqueda de una arquitectura desmaterializada, transparente, sin límites, puro espacio en simbiosis con la naturaleza. Nada más llegar, el visitante podrá ver los casi doscientos trabajos firmados por este despacho en orden cronológico: desde viviendas unifamiliares o bodegas, hasta pistas de atletismo, bibliotecas o un campus para estudiantes que se empezará a construir en breve en Dubai.

A partir de ese hilo conductor, la muestra se divide en distintos espacios. En el primero, que fue definido por Rafael Aranda como «la cocina», se muestra la mesa de trabajo de los socios - sin ningún ordenador sobre él-, lugar donde se inician los proyectos y donde los sueños «no tienen límite». También se explica el origen de la fundación RCR Bunka, que surgió en 2013 como una plataforma «para acercar la arquitectura a la sociedad», y que ha hecho posible esta exposición.

A continuación se accede a la «sala de control» o su «laboratorio», donde se muestran los bocetos donde materializan sus proyectos, creados con «lápiz grueso y pincel de acuarela». Las maquetas y fotografías de las numerosas casas unifamiliares que han construido durante sus 25 años de andadura, con una arquitectura que se integra en el paisaje, también ocupan un lugar destacado en la exposición, junto a otros proyectos en los que manifiestan ese respeto a la naturaleza, como el Estadio de atletismo Tossol-Basil de Olot -donde se mantuvieron los árboles en el espacio central-, el Crematorium de Hofheide, en Bélgica o el Espacio Público Teatre La Lira en Ripoll. En la última parte de la muestra se pueden ver los proyectos que tienen ahora sobre la mesa, como la Mediateca de Gante, el Centro Cultural Île Seguin en París, un proyecto residencial que ya está en marcha en Francia, cerca de la ciudad de Burdeos o un campus para 1.500 estudiantes en Dubai.

Una de las curiosidades de la exposición es el ‘chaise lounge’ que el estudio diseñó para el escritor Javier Cercas, a petición de una empresa americana. «Lo llamamos ‘Territorio Cercas’», explica Aranda. Se trata de una pieza personalizada, que se realizó «a medida». Para ello escanearon el cuerpo del escritor, para que se amoldara a este «lugar de trabajo».

La exposición de RCR Arquitectes se podrá visitar en el Palacio Miramar hasta el 31 de enero. Durante esta semana permanecerá abierta durante todo el día y a partir de la semana que viene los viernes, sábados y domingos.

Diez exposiciones simultáneas Junto a esta muestra, ayer se inauguraron otras nueve exposiciones que ocupan otros espacios del edificio. Instalaciones y trabajos de Maider López, Guillermo Sánchez Arsuaga, Juan Azpitarte, Guillermo Zuaznabar o Jorge Allende, entre otros, o el proyecto ‘Imanolena’ que llega de la mano del Archivo Peña Ganchegui.

La bienal de arquitectura también llevará sus actividades a otros escenarios como Tabakalera, donde esta semana tendrá lugar un taller en Hirikilabs, en el que se planteará una aproximación a la experimentación con herramientas de fabricación digital aplicadas a temáticas próximas a la arquitectura. El jueves, la artista Pernille With Madsen creará una instalación en el hall de la segunda planta en torno a las tres tomas de electricidad que se ubican en las inmediaciones, desde donde proyectará tres trabajos suyos.

Lab-A, el sueño que ha hecho posible el premio Pritzker

Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta, socios fundadores de RCR Arquitectes, han sido nombrados ganadores del Premio Pritzker 2017, el galardón más importante que se otorga en esta disciplina. Aranda admite que esta distinción no ha traído un mayor número de proyectos al estudio, pero sí les ha permitido hacer realidad un sueño: la puesta en marcha del laboratorio Lab-A. Un espacio donde se investigará y estudiará, junto a distintas universidades, sobre los conceptos relacionados con el mundo de la arquitectura, y donde luego se llevarán a término esos resultados. Para ello, el estudio ha adquirido una finca cerca de Olot con bosques y edificaciones antiguas, de 134 hectáreas. «Será un lugar donde se haga arquitectura integral de la mano de distintas disciplinas».

Fotos

Vídeos