Una fundación promoverá la figura de Elcano en el quinto centenario de la primera vuelta al mundo

Anne Marie Christophe recibe unas flores de la mano de Nika Lertxundi, presidente de la fundación, algunos de cuyos integrantes posan frente al monumento a Elcano. Original de la carta que el marino escribió a Carlos I al llegar a Sanlúcar. / MIKEL FRAILE

Las instituciones vascas ponen en marcha 'Mundubira 500: Elkano Fundazioa' para reivindicar el legado del navegante

BORJA OLAIZOLAGETARIA.

«El lunes 10 de agosto, día de San Lorenzo, del año antedicho (1519), encontrándose la escuadra abastecida de todo lo necesario para el mar, demás de sus tripulaciones (éramos doscientos treinta y siete), nos aprestamos de buena mañana a salir del puerto de Sevilla, y con disparo de muchas salvas dimos el trinquete el viento».

Así empieza Antonio Pigafetta, también conocido como Antonio Lombardo, la narración de la mayor epopeya náutica de la historia: la primera vuelta al mundo. Pigafetta, un noble italiano que había trabajado como explorador para la República de Venecia, se enroló en la expedición que preparaba Magallanes para alcanzar la ruta de las especias a través del oeste. El navegante luso había convencido al joven rey Carlos I de que era posible llegar a las Molucas por una ruta distinta a la que el tratado de Tordesillas reservaba a las naves portuguesas.

La expedición, formada por cinco naves, se saldó con uno de los mayores descubrimientos de todos los tiempos: el mundo, tal y como habían intuido algunos adelantados, era redondo. «Más sabrá su Alta Majestad lo que en más avemos de estimar y temer es que hemos descubierto e redondeado toda la redondeza del mundo, yendo por occidente e viniendo por el oriente», escribió de su puño y letra Juan Sebastián Elcano a Carlos I cuando lo que quedaba de la misión llegó a Sanlúcar de Barrameda el 6 de septiembre de 1522.

«Vamos a dar a conocer el papel que desempeñó uno de los guipuzcoanos más universales» Markel Olano, Diputado general

«La generosidad de los Lardizabal nos permite disfrutar de la carta original de Elkano al rey» Bingen Zupiria, Consejero de Cultura

«La fundación busca atraer un turismo interesado por la historia y el patrimonio de la industria naval vasca» Igor Iturain, Pte Mancomunidad Urola Kosta

«Queremos crear una red que transmita la figura de Elkano y la tradición generada a su alrededor» Nika Lertxundi Alcalde Getaria y pte fundació

En los más de tres años que duró la travesía se perdieron cuatro de las cinco naves que habían partido de Sevilla y fallecieron más de dos centenares de tripulantes, entre ellos el propio Magallanes. Los testigos del desembarco de los 18 supervivientes que alcanzaron la costa andaluza aquel septiembre de 1522 capitaneados por el propio Elcano dan fe de que su apariencia era más espectral que humana de tantas penalidades que habían padecido.

Segundo de a bordo

El quinto centenario de aquel viaje está a la vuelta del calendario y las instituciones vascas han puesto en marcha una fundación con el propósito de aprovechar el aniversario para promover la figura del navegante de Getaria. Juan Sebastián Elcano se había enrolado en la expedición de Magallanes después de haber perdido su propio barco. Asediado por las deudas y perseguido por la justicia, vio en la misión una oportunidad para cambiar su suerte. Su amplia experiencia en el mar le valió el puesto de maestre (segundo de a bordo) de la 'Concepción', una de las cinco naves que salieron de Sevilla. La muerte de Magallanes en 1521 en Filipinas a manos de unos indígenas y la pérdida de varias naos situaron al marino de Getaria al frente de la expedición.

Elcano es una figura conocida en España, pero no así más allá de nuestras fronteras. El hecho de que el promotor y primer responsable de la expedición fuese Magallanes ha determinado que la gesta haya quedado asociada sobre todo a su nombre. Xabier Alberdi, especialista en historia naval, reconoce que el navegante de Getaria es un perfecto desconocido incluso en países de gran tradición naval como Inglaterra o Francia. «Los ingleses hasta reivindican para ellos la primera vuelta al mundo, he llegado a ver un panel en una réplica de una nave de Drake diciendo que había sido la primera en dar la vuelta al globo».

Alberdi fue precisamente el maestro de ceremonias de la presentación en público de 'Mundubira 500: Elkano Fundazioa', la fundación que se ha constituido en vísperas del quinto centenario del viaje. El acto tuvo lugar ayer por la tarde en el Ayuntamiento de Getaria en presencia de representantes de las instituciones que han dado forma a la fundación: Gobierno Vasco, Diputación de Gipuzkoa y Mancomunidad de Urola Kosta. Acudieron los consejeros de Cultura, Desarrollo Económico, Turismo y Educación del Ejecutivo autonómico, Bingen Zupiria, Arantxa Tapia, Alfredo Retortillo y Cristina Uriarte; el diputado general, Markel Olano; el diputado de Cultura, Denis Itxaso; el presidente de la Mancomunidad de Urola Kosta, Igor Iturain; el alcalde de Getaria, Nika Lertxundi; los concejales Aitor Urresti y Floren Iribar; y la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria.

La carta del rey

La protagonista de la velada fue Anne Marie Christophe de Lardizabal, propietaria del palacio de Laurgain, un caserón que está a medio camino entre el Alto de Orio y el casco urbano de Aia en el que el año pasado se encontró un documento que se creía desaparecido: la carta original que Elcano envió a Carlos I al finalizar la expedición. Los Lardizabal, que tienen lazos familiares con el navegante, han conservado un archivo que no deja de dar gratas sorpresas a los especialistas. La carta y otros siete documentos relacionados con el viaje hallados en Laurgain fueron exhibidos en público por primera vez en la presentación de la fundación.

El patronato quiso reconocer la preservación de ese patrimonio tributando un homenaje a Anne Marie Christophe. Tanto el diputado general como el consejero de Cultura resaltaron en sus intervenciones el valioso papel desempeñado por la familia. También el presidente de Elkano Fundazioa, Nika Lertxundi, que es alcalde de Getaria, dedicó palabras de elogio en su intervención. La fundación ha dado los primeros pasos para designar un director que se encargará de planificar las actividades del aniversario.

Más

Fotos

Vídeos