Una escultura en Aiete remata un año de actos de homenaje a Manuel Matxain

La escultura refleja los elementos del deporte de la toka. / MICHELENA

La obra ‘Toka’ recuerda al korrikalari, bolari, tokalari y bertsolari nacido hace 101 años, que firmaba con el sobrenombre de ‘Aiete’

FÉLIX IBARGUTXI

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha inaugurado este jueves la escultura ‘Toka’, en homenaje al bertsolari, korrikalari y también tokalari Manuel Matxain. La obra, de Josean Díez de Quevedo ‘Jadiku’, se ha instalado en los alrededores de los jardines del palacio de Aiete, junto a Etxadi. Los actos de homenaje comenzaron en octubre del año pasado, al cumplirse los 100 años de su nacimiento.

Además del alcalde, ha tomado la palabra Mari Carmen Garmendia, exconsejera de Cultura del Gobierno Vasco e impulsora de los diferentes actos de recuerdo de Matxain que se han llevado a cabo a lo largo del año.

También ha habido representantes de la Gimnástica de Ulia, club deportivo en el que Manuel hizo sus primeros pinitos y ganó sus primeras carreras en todas las categorías. Se da además la circunstancia de que se cumplen 100 años de la fundación de este club de atletismo. Además, se ha celebrado una carrera popular, con varias categorías, y un total de 150 corredores, desde niños de 10 años a personas de 60.

El grupo de dantzaris Gero Axular bailó el Agurra, y la coral Eskola Gurutziaga, dirigida por Eduardo Irigoyen, también han actuado.

Miliciano en 1936

Nacido el 13 de octubre de 1916, y muerto en el año 1999, Manuel Matxain destacó primeramente como corredor. Dejó pronto los estudios, a los 10 años, para comenzar a trabajar en una carnicería de San Sebastián. En 1932 ya era conocido en el mundo de la toka, y también en el de los bolos, y a partir de 1933, también destacó como corredor de fondo, integrándose en la Gimnástica de Ulia y participando en varias pruebas, con éxitos locales y provinciales.

Hubo también carreras organizadas por la Gimnástica de Ulia, club del homenajeado

Pero la Guerra Civil de 1936 truncó la prometedora existencia de Matxain. Se alistó en un batallón de la UGT y acabó prisionero en Santander. Luego, ya libre, compitió en el cross de Lasarte, compitiendo con Mamo Wolde y otras figuras mundiales.

Matxain destacó también como autor de bertsos escritos, que luego serían recopilados por el jesuita Antonio Zavala en un tomo de la colección Auspoa. Comenzó a trabajar esa faceta de escritor a la edad de 47 años, como resultado de una apuesta entre amigos. Firmaba con el sobrenombre de ‘Aiete’, y el historiador Pedro Berriochoa es de la opinión que fue Matxain quien contribuyó decisivamente a que un conjunto de casas aisladas tomara conciencia de barrio.

Josean Díez de Quevedo ‘Jadiku’ (San Sebastián, 1944) cuenta con otra escultura en la ciudad, una pieza antropomórfica, realizada con chatarras de un desguace, e instalada en Añorga Txiki.

Fotos

Vídeos