Una escuela de navegación tradicional abrirá en Pasaia en 2018

E.V. PASAIA.

Con Aprendiztegi, Escuela Internacional de Carpintería de Ribera Lance Lee funcionando ya a pleno rendimiento, los esfuerzos de los responsables de Albaola se centran ahora en que su próximo proyecto vea la luz. Se trata de una escuela de navegación tradicional que tendrá acceso directo a las aguas de la bahía de Pasaia. «Nuestra idea es activarla de aquí al próximo verano con los barcos que construimos en nuestro astillero, como los que están amarrados delante de la plaza Santiago. Eso dotará de gran singularidad a Pasaia, reforzando su carácter de puerto de interés patrimonial», manifiesta Xabier Agote.

La nueva escuela se ubicará en los locales del edificio del antiguo matadero de Pasai Donibane tras la rehabilitación y adaptación de éstos a los nuevos usos. Las obras de remodelación dieron comienzo a finales del pasado mes de septiembre y se prolongarán durante doce semanas, estando previsto que finalicen para el comienzo de 2018. El presupuesto de la obra asciende a 130.000 euros.

Para acometer la rehabilitación del edificio de la nueva escuela de navegación ha sido necesario tener en cuenta su ubicación en el casco histórico, concretamente en Donibane Kalea, y la consiguiente necesidad de respetar la fachada. El edificio que fue destinado en su origen a matadero, fue construido en 1982 y, posteriormente, albergó las oficinas municipales de urbanismo hasta 2008, encontrándose sin uso desde entonces.

Las instalaciones de la nueva escuela de navegación tradicional estarán adaptadas a sus necesidades, relacionadas con la práctica con embarcaciones tradicionales, y han sido determinadas por técnicos del Ayuntamiento y la asociación Albaola. De este modo, la planta baja del inmueble, dotada de 44 metros cuadrados, será destinada a vestuarios, taquillas, almacén para utensilios de navegación y el cuarto de instalaciones. La planta superior, que cuenta con otros 47 metros cuadrados, albergará un aula, provista de medios audiovisuales, para las clases teóricas.

Las obras, que fueron adjudicadas el pasado mes de agosto a la empresa Aduriz Lujanbio, S.L., respetarán la distribución actual del edificio, pero lo adaptarán al cumplimiento de las nuevas normativas. La fachada se respetará, aunque será saneada, instalándose nuevas ventanas con vidrios aislantes. La única intervención estructural será la sustitución de la actual escalera de caracol por una en dos tramos.

Fotos

Vídeos