Gipuzkoa convoca un concurso de ideas para la reforma del Koldo Mitxelena en 2019

Gipuzkoa convoca un concurso de ideas para la reforma del Koldo Mitxelena en 2019

La Diputación pondrá en marcha el próximo otoño, junto al Gobierno Vasco, un Instituto de Arquitectura de Euskadi en el donostiarra Convento de Santa Teresa

EUROPA PRESS SAN SEBASTIÁN

El consejo de Gobierno de la Diputación foral de Gipuzkoa ha aprobado este martes la puesta en marcha de un concurso de ideas arquitectónicas para la reforma del centro cultural Koldo Mitxelena, que «tras 25 años de andadura presenta diversas necesidades estructurales», según ha informado el diputado foral de Cultura, Denis Itxaso, que ha indicado que las obras arrancarán previsiblemente en verano de 2019. El centro funcionará con normalidad hasta entonces.

En rueda de prensa en la institución foral, Itxaso, ha indicado que la Diputación aprovechará esta actuación «para llevar a cabo una actualización de los espacios para hacer de este equipamiento una referencia cultural con mayor implicación en el territorio y abrirse al público infantil, al debate público y la creación literaria».

Convento de Santa Teresa

En el mismo Consejo se ha dado asimismo luz verde al convenio que aprueba la constitución, junto al departamento de Vivienda y Ordenación del Territorio del Gobierno Vasco, del Instituto Vasco de Arquitectura Contemporánea en el Convento de Santa Teresa, cuyo objetivo será la promoción, difusión y divulgación de la arquitectura.

El diputado foral ha puesto en valor que, desde su inauguración en 1993, el Koldo Mitxelena «ha sido el principal centro cultural de la Diputación». «Su función principal es la Biblioteca, en su doble vertiente patrimonial y pública, pero también los espacios expositivos que acercan la creación y las artes visuales a los visitantes o el contacto directo con artistas y conferenciantes en las citas culturales han hecho de KMK en estos últimos casi 25 años, el referente de las políticas culturales del departamento», ha incidido, en un «reconocimiento expreso» a la trayectoria de este espacio que «ha sido vanguardia en sus contenidos».

Itxaso ha apuntado que el edificio, a nivel estructural, «necesita acometer reformas como consecuencia de carencias y deficiencias que se han ido generando tras todos estos años de utilización masiva». A ello ha añadido que en estos 25 años «se han producido cambios de enorme calado en el ámbito de la cultura, lo que ha generado nuevas necesidades y demandas», y la ciudad «dispone de una red de bibliotecas que cubre las necesidades de lectura pública de todo el municipio, además de una gran biblioteca universitaria, Carlos Santamaría, con amplios espacios para el estudio en el campus de Ibaeta, y la reciente puesta en marcha de UBIK, una biblioteca especializada en creación en Tabakalera».

«Si a esto añadimos a nivel territorial la implantación de la red de lectura pública vasca y el préstamo interbibliotecario, vemos que estamos ante unos cambios de enorme calado», ha insistido. Por ello ha defendido que el Koldo Mitxelena «requiere una intervención integral, y esta necesidad se presenta como una oportunidad única de repensar la misión y los objetivos del equipamiento y hacer una decidida apuesta por una oferta de futuro en consonancia con los centros culturales integrales, para todos los públicos incluido el infantil, horarios más generosos y nuevos ciclos estables que renueven la programación propia».

En cuanto al concurso de ideas o de proyectos con intervención de un jurado, compuesto por personal de la Diputación y del Colegio de Arquitectos, ha explicado que corresponde a la modalidad de «concursos de proyectos con primas de participación o pagos a participantes», y con él «se valorarán las diferentes alternativas que desde un punto de vista arquitectónico se planteen para la reforma integral» de este centro donostiarra, «para seleccionar la propuesta que aporte las soluciones de mayor calidad y excelencia desde el punto de vista funcional, estético, constructivo y económico».

Cinco estudios como máximo

Se elegirán cinco estudios arquitectónicos, como máximo, a quienes se encargará la elaboración de propuestas con carácter de anteproyecto , que se prevé se den a conocer la próxima primavera y, posteriormente, se seleccionará el anteproyecto ganador. La cuantía del pago de los premios o primas de participación a los finalistas y el valor estimado del contrato de servicios que pudiera adjudicarse al ganador asciende a 410.000 euros + IVA.

El ganador recibirá 10.000 euros y el resto de seleccionados, 6.000 euros cada uno. En cuanto a la ejecución de la reforma se prevé que se prolongue «durante año y medio», de manera que se espera que para 2021 esté finalizada, y contará con un presupuesto máximo estimado de cinco millones de euros, IVA incluido.

Itxaso ha puntualizado que se va a trabajar en un documento que recoja el «ADN del futuro Koldo Mitxelena» desde dos grupos «de contraste», uno integrado por bibliotecarios y otro por agentes culturales, que se entregará a los estudios elegidos en el concurso de ideas.

Instituto de arquitectura

Por otro lado, Itxaso ha anunciado que la Diputación, en colaboración con el Gobierno Vasco, pondrá el Convento de Santa Teresa ubicado en la Parte Vieja donostiarra a disposición del nuevo Instituto de Arquitectura Contemporánea de Euskadi y asumirá los gastos inherentes a la propiedad.

El Ejecutivo Vasco, por su parte, pondrá a disposición del proyecto todo el material generado con motivo de la Bienal Internacional de Arquitectura de Euskadi Mugak, que se celebra en San Sebastián hasta finales de enero, que tendrá su oficina permanente en el nuevo Instituto.

Éste también albergará archivos arquitectónicos, será «un vivero de asociaciones vascas» del sector, ha apuntado Itxaso, quien ha indicado que convocará un concurso para conformar la dirección de este nuevo recurso. Gobierno Vasco y Diputación trabajarán de forma conjunta en la definición, organización y puesta en marcha del nuevo Instituto; promoverán actividades de investigación en materia de arquitectura; llevarán a cabo actividades de difusión de la misma; desarrollarán un programa común de publicaciones; y diseñarán acuerdos de colaboración con agentes externos para la divulgación.

El Instituto comenzará su andadura «en otoño del año que viene» y el presupuesto inicialmente previsto para estas actividades en 2018 asciende a un importe total de 450.000 euros. La Diputación pondrá 200.000 euros y el resto lo pondrá el Gobierno Vasco. Ambas administraciones, además, se comprometen a estudiar las fórmulas para la adhesión de terceros colaboradores en el proyecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos