Cuando despertemos los dinosaurios todavía estarán allá

Superando los 150 millones de dólares en su primer fin de semana en Estados Unidos y acaparando el 77% de la taquilla española este fin de semana, la gran película de Bayona es a la vez escalofriante, poética y clásica y rinde homenaje a los grandes títulos del pasado

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO

Dirige J. A Bayona, el autor de 'El orfanato' y 'Lo imposible' y como ya se ha comentado setenta veces siete imprime un soberbio empaque gótico, un inquietante toque de filme de terror a este peliculón que bebe en las inagotables fuentes de 'King Kong' (la secuencia de la subasta de dinosaurios entre los mayores traficantes de armas, de hombres y de tecnología del planeta; la perfecta escena de la pelea entre el Tiranosaurio y el Sinoraptor), de 'El mundo perdido' de Sir Arthur Conan Doyle e incluso de 'E.T' (representado por 'Blue', el velociraptor más inteligente y emocionalmente próximo a esos especímenes bípedos que acostumbran a creerse dueños de la Creación). Sin olvidar que la criatura humana clonada nos puede remitir a la mismísima 'Inteligencia Artificial' que Spielberg heredase de Kubrick.

Pero hay mucho más, muchísimo más en esta poderosa obra cinematográfica que ayer sábado, 9 de junio de 2018, recaudó en los cines de nuestras cercanías y un poco más allá tres millones de euros. Durante mucho tiempo, su territorio es una isla, 'La isla', Nublar. Un buen puñado de novelas, cuentos y películas de aventuras suceden en islotes más o menos malditos. Desde 'Peter Pan' hasta la espléndida 'La piel fría' de Sánchez Piñol y Xavier Gens (el libro lo tradujo al euskera, a las mil maravillas, Zigor Garro). Pasando, solo faltaba no hacerlo, por los dominios de 'El malvado Zaroff'.

No se acaban en las citadas todas las referencias y los placeres de este 'Jurassic World: el reino caído' porque yo diría que están concentradas en ella aquellas películas de aventuras que en los años 30 y 40 del pasado siglo sucedían en lugares ignotos donde habitaban seres que el propio Destino olvidó. Olvidó hacerlos evolucionar. Olvidó, incluso, destruirlos. Pero también, en los pliegues de esta quinta entrega sobre los grandes saurios clonados notas el perfume metalizado en puro titanio de 'Robocop'. 'El reino caído' está anclado en el cine que siempre hemos amado. Y en la literatura. El arranque, submarino, fascinante podría hacernos pensar en Nemo y su 'Nautilus'. En el 'Kraken' y el monstruo del Lago Ness. El momento en que un dinosaurio marino parece surgir entre los 'tubos' que toman los surfistas es fabuloso. Tanto como cualquier puntazo fílmico de nuestro desaparecido Surfilm Festival.

Pero sigue habiendo más. Mucho más. Porque cuando Nublar ya es pasto de las llamas, la lava y las cenizas volcánicas (¡qué sensación ver esas escenas la misma tarde en que El Volcán de Fuego devoró a tanta tierra fértil en Guatemala!) y el gran contenedor marino pilotado por un ejército de mercenarios se adentra en alta mar, la imagen del Braquiosaurio que aúlla recortado sobre el cielo humeante nos hace pensar no solo en el cuento de una sola línea de Monterroso (cuando despertó el dinosaurio todavía estaba allí) sino en el soberbio y tan amargo relato de Bradbury 'La sirena del faro'.

Produce Spielberg. Ilumina Óscar Faura que cumplió la misma tarea en 'Un monstruo viene a verme'. Del montaje se encargó Bernat Vilaplana que editó 'El laberinto del fauno'. La banda sonora es de Michael Giacchino que ha firmado no solo la de la fastuosa 'La guerra del planeta de los simios' sino la de la esa genialidad venidera titulada 'Los increíbles 2'. En el departamento de sonido hay gente que ha trabajado en 'Tadeo Jones' y en ' Un pliegue en el tiempo'. Un equipazo al servicio de una historia que, faltaría más, nos habla, una vez más de cuánto nos gusta jugar a ser dioses y que mal nos sale casi siempre la jugada. Una frase para el recuerdo 'Los dinosaurios estuvieron aquí antes que nosotros y puede que lo estén después'. Una imagen para no olvidar: el león que ruge soberano a un Tiranosaurio que le disputa el reino de un nuevo mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos