El cuaderno de notas cinéfilas de 'Fe de etarras'

FOUR LIONS.«Es mucho más macarra y seca que la nuestra, por el tono documental que tiene, pero nos sirvió para ver que se puede hacer». /LOBO ALTUNA
FOUR LIONS.«Es mucho más macarra y seca que la nuestra, por el tono documental que tiene, pero nos sirvió para ver que se puede hacer». / LOBO ALTUNA

Borja Cobega y Diego San José revelan las películas en que se inspiraron para su filme, que se estrena el jueves en Netflix. «Ver 'Four Lions' nos convenció de que se podía hacer una comedia sobre ETA, aunque esa película es más bestia», afirman los autores

RICARDO ALDARONDOSAN SEBASTIÁN.

Fue como una llamada de auxilio, un arrebato de envidia expresado abiertamente en Twitter: «Yo quiero un reportaje como el que les has hecho a los de 'Handia' hablando solo de cine. Me parece que con 'Fe de etarras' vamos a hablar mucho de lonas y polémicas, y yo quiero hablar de cine», imploró Borja Cobeaga. Dicho y hecho. El próximo jueves se estrena en Netflix 'Fe de etarras', tras el baño de multitudes en el Velódromo durante el Festival de Cine de San Sebastián. Y aquí están su director Borja Cobeaga y su guionista Diego San José para hablar de las películas que tuvieron en mente al crear 'Fe de etarras'. Como hicieron los de 'Handia' en estas mismas páginas.

«El guion está muy inspirado en una película que Diego siempre cita mucho, 'Escondidos en Brujas' (2008)», dice Borja directamente sobre la película de Martin McDonagh, director que ahora ha ganado en Perlas con su 'Tres anuncios a las afueras de Ebbing, Misuri'. «Es sobre unos mafiosos que están esperando una llamada, precisamente. Y al final el personaje de Ralph Fiennes irrumpe para desbaratarlo todo, como Ramón Barea en 'Fe de etarras'. Pero sobre todo hemos tomado la forma de reflejar el costumbrismo de la espera». Diego San José corrobora y añade: «Fue de mucha ayuda aplicar ese patrón en el que parece que no pasa nada importante, pero toda una serie de cosas pequeñas acaban siendo más importante que lo que se supone que es lo principal, la llamada. 'Escondidos en Brujas' también tiene un humor muy bueno, y unos arrebatos de violencia muy curiosos».

'Four Lions': sí se puede

«'Fe de etarras' ha ido cambiando mucho, en principio era un películas de sketches tipo 'Vaya semanita'», explica Borja Cobeaga, «luego la centramos en un comando pero la idea principal era que a los etarras les tocaba ser presidentes de comunidad. Pero eso nos hubiera llevado a algo parecido a 'La comunidad' de Alex de la Iglesia o a la serie 'Aquí no hay quien viva'». Diego recuerda que «lo que nos convenció de que podíamos hacer una película basada en un comando fue 'Four Lions' (Chris Morris, 2010), vimos que se podía hacer comedia de una situación así». Y apunta Borja: «Eso que 'Four Lions' es mucho más macarra, ahonda más en el drama y es mas bestia. En 'Fe de etarras' hay un halo de ternura, 'Four Lions' es mucho más seca, también por el tono de documental que tiene. Chris Morris se hizo famoso cuando hizo un especial cómico de pederastia, nada menos. Y nosotros que pensábamos que nos estaba costando mucho levantar una comedia sobre ETA...».

También tuvieron en mente 'Granujas de medio pelo' (Woody Allen, 2000), por esa idea de que un plan lleva a otro plan, y un comando terrorista se acaba convirtiendo en una empresa de reformas, como Woody Allen llevaba a unos ladrones a montar una panadería, que les da mucho más dinero que el robo».

A veces no hay más que mirar la realidad: «Lees cosas de la historia de ETA que dices: 'Esto está muy bien para una comedia'. En el relato de lo que fue la Operación Ogro hablan de algún miembro del comando que se hacía pasar por zamorano, pero el acento le delataba. O en Madrid si veían que eran vascos les bromeaban con lo de «ah, entonces serás de la ETA». En libros muy serios sobre comandos de ETA como los de Florencio Domínguez hay ejemplos de comedia involuntaria por todos los lados. Para nosotros lo difícil sería hacer un drama, y no una comedia, viendo todo eso».

Diego San José busca los pequeños mecanismos de la risa en medio del drama: «Otra película importante para mí es 'In the Loop'. Hay una secuencia en la que tienen que contabilizar cuántos soldados van a mandar a Afganistán y los muertos que se producirían. En el cuarto de niños en el que se esconden para poder hablar de forma confidencial hay una calculadora infantil, de la que sale una cancioncilla cada vez que pulsas un número. Ese elemento de choque de un punto de humor en un momento tan dramático, es algo que queríamos tener a lo largo de todo 'Fe de etarras'».

Cobeaga se ha inspirado en directores que le gustan mucho, pero que nunca hubiera pensado que tuvieran relación con su cine: «Es la película más Berlanga que hemos hecho, y sobre todo se parece a Rafael Azcona, por esa mezcla de patetismo, ternura y comedia, con escenas que parecen gags pero al final te dan tristeza». Por otra parte 'Fe de etarras' divide sus diferentes actos en los pisos en que se desarrolla la acción, y «la creación de esa atmósfera de encierro nos remitía a 'El quimérico inquilino' de Roman Polanski. Secuencias como la de la chica buscando la pieza de puzzle, o un personaje mirando el móvil a la espera de la llamada son dos líneas de guion, pero en la película cobran mucha importancia por esa atmósfera de agobio que buscábamos».

Y no puede faltar Alexander Payne, «está en todo lo que hemos hecho, es el guionista y director que más nos gusta, sobre todo por el tono que consigue. Su película 'Election' nos parece la mejor comedia política que se ha hecho, por cómo coge un instituto y hace un paralelismo con todas las corrientes políticas. Con la situación actual de España se podría hacer algo como 'Election'».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos