El Cristo de la Agonía vuelve a Gipuzkoa

El Cristo de la Agonía esta mañana dentro de la catedral del Buen Pastor. /J. Usoz
El Cristo de la Agonía esta mañana dentro de la catedral del Buen Pastor. / J. Usoz

La talla cumbre de la escultura policromada se podrá ver hasta el viernes en el Buen Pastor y el domingo quedará instalada en Bergara

BORJA OLAIZOLA

El Cristo de la Agonía está de nuevo en Gipuzkoa después de una completa restauración que le ha devuelto su aspecto original. La que está considerada como la talla cumbre de la escultura policromada española se puede ver desde hoy en la catedral del Buen Pastor de San Sebastián. El crucificado estará hasta el viernes en Donostia, desde donde será trasladado el fin de semana a su ubicación original, una capilla de la iglesia de San Pedro de Bergara. La talla representa a Cristo aún con vida suspendido en la cruz. Es de unas dimensiones algo mayores a la escala humana -mide 2,10 de alto- y deja al espectador atónito tanto por su perfección artística como por el dramatismo que transmite. El responsable de Patrimonio de la Diócesis de San Sebastián, Koldo Apestegui, se ha congratulado por la recuperación de una de las joyas artísticas de Gipuzkoa durante la presentación de la obra esta mañana en el Buen Pastor. "Es una muy buena noticia tener una pieza así de nuevo entre nosotros", ha comentado.

Marte Real Palma, que ha sido la responsable de la restauración llevada a acabo en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, ha hecho hincapié en el valor de una escultura que "define como ninguna otra el modelo del crucificado aún con vida". La restauradora ha indicado que la recuperación de la talla, que tiene casi 400 años, ha sido menos costosa de lo que cabría esperar gracias a la perfección técnica con la que está ensamblada. Ha recordado que Juan de Mesa, su autor, combinaba unas dotes artísticas excepcionales con un oficio y una destreza que no le iban a la zaga, lo que ha hecho innecesarias intervenciones a lo largo de sus cuatro siglos de vida. La restauración se ha centrado en la recuperación de la policromía original y el arreglo de algunas ampollas superficiales debidas probablemente a la exposición a focos de calor.

La reparación ha tenido un coste de unos 30.000 euros. Una parte será costeada por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, la Diputación pondrá 8.000 euros y el resto correrá a cargo de la cantante Ainhoa Arteta, que se ha ofrecido a donar la recaudación de un concierto que va a ofrecer en Sevilla. La soprano tolosarra, ha contado Toldo Apestegui, tuvo oportunidad de visitar la talla mientras era restaurada en la capital hispalense y se mostró tan impresionada que se ofreció a actuar para sufragar una parte de su recuperación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos