Un coro inglés innovador

Integrantes del coro inglés 'Sansara', durante su actuación en el certamen tolosarra./IÑIGO ROYO
Integrantes del coro inglés 'Sansara', durante su actuación en el certamen tolosarra. / IÑIGO ROYO

'Sansara', jóvenes británicos amantes de la música, no tiene un director propio. El certamen tolosarra llega hoy a su jornada final con el esperado concurso infantil y la última sesión de adultos

JUANMA GOÑITOLOSA.

'Sansara' es un joven coro inglés, innovador en su manera de entender la música coral. Abarca los estilos más variados, no tiene director propio, no ensaya regularmente sino en ocasiones especiales, e intenta siempre aunar tradición y vanguardia. Procede de Cambridge, pero está formado por cantantes venidos de diferentes zonas de Inglaterra. Sus componentes se juntan durante varios días en Londres cuando hay que preparar un concierto. Es un grupo dinámico y entusiasta, que insiste en explorar nuevos y hasta heterodoxos caminos en la música.

'Sansara' no tiene un director único, y éste es uno de sus rasgos peculiares. Son los propios coralistas quienes van dirigiendo al coro según sean las piezas del repertorio que eligen interpretar, teniendo en cuenta la especialidad y particular interés musical de cada uno de los miembros del grupo. Todo esto la convierte en una coral muy versátil. «Los ensayos son muy creativos, también colaborativos, nos lo pasamos muy bien, cada uno aportamos nuestro grano de arena para que el resultado sea eficaz, resume Tom Herring, uno de los cantores-directores.

Esta frescura juvenil no está exenta de exigencia profesional. Su calidad quedó evidenciada durante su actuación en el certamen tolosarra, avalada por público y crítica. Los británicos emocionaron con obras como 'Irish Blessing', una canción de un joven compositor, amigo del coro, que mostraba el dolor por la pérdida de un ser querido. También interpretaron 'Shenandoah', una balada norteamericana, y se les vio disfrutar con 'Maiteagoak', la bellísima composición de Xabier Sarasola.

«Nosotros nos atrevemos con todo, disfrutamos con todo tipo de música», asegura Herring. Y, como muestra, dos obras polifónicas que interpretaron, separadas en el tiempo por cuatrocientos años de diferencia; 'Cantate Domino', de Monteverdi (1615), y 'Tantum Ego Sacramentum', compuesto en 2015 por un joven músico de sólo 21 años llamado Marco Galvani, también ligado al grupo inglés. «Hemos llegado a la conclusión que las emociones musicales no varían con el tiempo. Una pieza del Renacimiento puede provocar la misma emoción que una canción moderna. Es la grandeza de la música», asegura el joven intérprete británico.

Certamen Infantil

11.00, Leidor
participan los coros 'Liepaites Girls Choir' (Lituania); 'Old Town Music House' (Estonia); 'Resonazn children,s choir' (Indonesia); 'Lautitia' (Hungría); 'Prague Philarmonic Children,s Choir' (Chequia); 'S.Angela Choir' (Indonesia).

Polifonía y folklore

16.00, Leidor
participan los coros 'Camara XXI' (Argentina); 'Conservatorio Música y Ballet' (Eslovenia); 'Maska' (Letonia).

'Sansara' pone en valor otro componente de la música coral: su valor como «unión de los pueblos y su capacidad para que los seres humanos compartan muchas cosas». Tom Herring expone este planteamiento con un ejemplo práctico. 'Samsara' comparte alojamiento en Oiartzun con el coro argentino 'Camara XXI'. Y cuenta cómo coinciden a veces en el hotel y cómo ambas agrupaciones empiezan a cantar juntas las piezas obligadas del certamen coral, canciones en euskera que le parecen «emotivas y llenas de fuerza». «En momentos como estos piensas que la música puede derribar las fronteras, no te sientes miembro de un país sino de todo el mundo», cuenta Herring.

Hoy, jornada final

El certamen de Tolosa llega hoy a su jornada final con el concurso infantil que más expectativas ha generado en los últimos tiempos. Teniendo en cuenta la diversa procedencia de las corales participantes y el palmarés que exhiben, la organización espera vivir una edición muy brillante y muy variada en cuanto a estilos corales, incluso estéticos y coreógraficos.

«Van a participar coros capaces de ganar en cualquier concurso del mundo», asegura el director del certamen, Luis Miguel Espinosa. El Prague Philharmonic Children,s Choir, de Chequia, es el favorito. Ha ganado ya tres veces en Tolosa. El 'Town Music House', de Estonia, también sabe lo que es triunfar en el Leidor. Se espera también mucho del 'Lautitia', de Hungría, y del 'Liepaites', de Lituania. Los dos coros de Indonesia, según la organización, son sorprendentes, tanto musicalmente como en su puesta en escena. «Nos vamos a divertir», concluye Espinosa.

Fotos

Vídeos