La Feria del Libro sufre con el calor y la lluvia

La lluvia y el mal tiempo desaniman la afluencia de visitantes y compradores. /SARA SANTOS
La lluvia y el mal tiempo desaniman la afluencia de visitantes y compradores. / SARA SANTOS

Las novelas políticas y los libros infantiles han sido los más vendidos

MARÍA BASASAN SEBASTIÁN.

La feria del libro de San Sebastián es un clásico del verano y este año el mal tiempo ha afectado notablemente a la venta de libros. Situada en la plaza de Gipuzkoa, comenzó el pasado 30 de junio y permanecerá abierta hasta el 16 de julio y en su ecuador, el balance no es muy positivo, a tenor de lo que aseguran algunos expositores. «El tiempo está afectando bastante, los días de mucho calor no hay nadie porque la gente está en la playa y cuando llueve a los donostiarras les cuesta animarse. A nosotros nos interesa que esté nublado, se nota mucho, la gente pasea y aumentamos mucho las ventas», comentan los vendedores.

Un escenario en donde están expuestos más de 20 stands entre librerías, editoriales, distribuidoras e instituciones y en el que el visitante encuentra una oferta muy variada. Novelas, algunas de componente histórico, literatura en euskera, literatura infantil, libros de ensayo político vasco, temáticos, de gastronomía y montaña.«Tenemos una sección muy potente de libros internacionales con variadas temáticas; América Latina, África y muchos sobre el feminismo», destaca Sergio Labayen, de Txalaparta. Este año esta editorial está haciendo esfuerzos por visibilizar la obra de las mujeres y ponerla a disposición de los lectores. Autoras como Gioconda Belli, las hermanas Ana y Rosa Iziz Elarre y su libro 'Historia de las mujeres en Euskal Herria', o Mar Gijón con 'Historia del movimiento de las mujeres en Palestina'.«Si no mostramos la obra de las mujeres, los stands son muy masculinos».

«Nos interesa que esté nublado. Aumentamos mucho las ventas», dicen los expositores

Según Labayen, las obras 'A los pies del caballo', de Justo Arriola, un libro para recuperar la memoria y abrir un debate sobre la heroína en la historia del País Vasco, y 'El pueblo gitano de Euskal Herria' de David Martín, que se presentará este jueves a las 19:00h en la plaza de Gipuzkoa, han tenido mucho éxito de ventas hasta el momento.

Ausencia de adolescentes

La mayoría de los vendedores coinciden en que el número de adolescentes que se acerca a la feria simplemente a curiosear los libros, no a comprar sino a interesarse por la oferta cultural, es bastante bajo. «La gente que viene es de edad media, los más jóvenes no tienen menos de 35 años; es un público de edad más avanzada que no está acostumbrado a leer en aparatos electrónicos, es fiel al papel y le gusta llenar sus estanterías de libros. Si se acerca algún adolescente, normalmente es un extranjero. Locales hay pocos».

«Si se acerca algún adolescente, lo normal es que sea extranjero. Locales hay pocos»

La feria se sitúa en un lugar estratégico entre el Centro de la ciudad y la Parte Vieja, es una zona de paso muy frecuentada por los turistas. «Suelen comprar bastante, se interesan mucho por libros sobre la ciudad, de fotografía o de la historia de San Sebastián». Libros como 'De San Sebastián de toda la vida: 100 iconos donostiarras' de Pablo Muñoz que expone en la librería Elkar y que está teniendo mucho éxito. « Lleva solo una semana a la venta y le gente está muy interesada, nos preguntan mucho sobre él». « En cuanto lo he visto he sabido a quién regalárselo» comenta Ana, una donostiarra que se acerca cada año a la feria porque «le encanta y cree que es indispensable en la ciudad tener actividades de este tipo». Emocionada por conocer al autor, que se encontraba en la feria en ese momento, es una apasionada por los libros sobre la ciudad.

Una de las curiosidades de la feria son los libros en miniatura. Otra manera de leer, un formato diferente donde no falta ningún género; novelas, libros de autoayuda, recopilaciones infantiles, versiones completas de clásicos ,y que a pesar de su pequeñísimo tamaño, entre cinco y diez centímetros, no pierden contenido. Julio, es un vendedor peruano, país de origen de la empresa 'Los libros más pequeños del mundo'. Viaja por todas las ferias para vender otra manera de leer, algunas veces con lupa. «Se están vendiendo muchísimo, estamos muy contentos, sobre todo con los libros infantiles, que son los que más se venden. 'El Principito' está teniendo mucho éxito pero clásicos como 'El Quijote' también. Mucha gente los compra para coleccionarlos, cuestan entre 5 y 13 euros y son tan pequeños que te permiten tener una extensa biblioteca sin ocupar mucho espacio».

Las personas que compren en la feria se beneficiarán de un 10 por ciento de descuento en todos los libros.«Queremos que la gente se acerque a la feria y que la cultura del libro en papel permanezca viva».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos