El compositor Sergio Zurutuza regresa con una obra de rock sinfónico

Sergio Zurutuza.
Sergio Zurutuza. / JOSÉ MARÍA LÓPEZ

El músico trintxerpetarra publica el jueves su nuevo álbum en solitario 'Jaio/Nacer', que incluye una veintena de piezas

MARÍA BASA SAN SEBASTIÁN.

El compositor y multiinstrumentista trintxerpetarra Sergio Zurutuza vuelve al panorama musical con su nuevo disco 'Jaio/ Nacer', su cuarto álbum en solitario y el séptimo de su carrera, que se estrenará el próximo jueves.

Un disco de rock sinfónico con el que a través de sus casi veinte canciones, cuenta 'el viaje de la vida' de una persona, que comienza tras el encuentro sexual de una pareja y termina con su muerte. Zurutuza define este pasaje como «un viaje desde el polvo creador (nacimiento) hasta el polvo eres (muerte)».

El autor a través de sus letras, cuenta además la relación amorosa de dos personas, su evolución y su deterioro. «'Jaio/ Nacer' puede ser cualquier persona, puedes ser tú mismo. Es la vida de alguien que va adquiriendo conciencia de sus actos hasta que llega a la vejez, y se da cuenta de que el mayor regalo de la vida es haber nacido y envejecido con dignidad».

«La obra expresa que el mayor regalo de la vida es haber envejecido con dignidad»

Un artista que ha realizado en solitario casi todo el disco, ya que ha compuesto todos los textos, y ha tocado y grabado los instrumentos; guitarras, mandolinas, bajo, piano, percusiones y los 'sintes' (sonidos de sintetizador). El resto de sonidos, los ha tocado con un teclado y ha escrito las partituras con el ordenador.

Un álbum «optimista», con todas las canciones en castellano menos el tema en euskera 'Jaio/ Nacer', que da nombre al disco y está cantado por Olatz Isasa, cantante del antiguo grupo Tirri Tarra. Una «ilusionante» visión con la que Zurutuza quiere destacar que «a pesar de todo lo que vivimos, hay esperanza y merece la pena estar en este mundo». Temas en los que no faltan «canciones aflamencadas, porque los protagonistas de mis textos se conocieron en el sur», tierra a la que hace un guiño musical.

Desde los doce años

Zurutuza vuelve a sus 41 años ilusionado al mundo musical. Hasta hace seis, ha vivido de la música y actualmente la compagina con su trabajo, reponiendo toallas y sábanas en un hotel donostiarra.

Una trayectoria que comenzó a sus doce años tocando el trombón en la fanfarre Tirri Tarra, con la que participó en infinidad de fiestas de pueblos y viajó en giras por todo Europa con 40 músicos, número que poco a poco fue disminuyendo hasta diluirse. «Vivimos de la música muchos años pero cuando el grupo llegó a su fin, cada uno tuvimos que buscarnos la vida por separado».

En 1998, tras estudiar dos años de guitarra, armonía y jazz, empezó a componer y a crear, y fue entonces cuando sacó su primer disco con Tirri Tarra. «Lo compuse exclusivamente para los instrumentos que había en el grupo, no tuvo mucho éxito» y en 2001 creó su segundo disco 'Argibeltz/Luz negra', que editó en 2006 y desde esa fecha hasta 2011, Tirri Tarra ofreció conciertos con la música de Zurutuza. « Según íbamos haciendo bolos, yo componía, pasé de fanfarre a rock sinfónico. Ya no actuábamos en la calle sino en auditorios y escenarios importantes. Actuamos muchísimo». Música que él creaba para que la banda tocara. Al desvanecerse 'Tirri Tarra', el autor recuperó sus discos.

«Con 'Jaio/Nacer' musicalmente todo lo he hecho yo, pero me gustaría que lo tocaran varios músicos. He calculado que necesito entre nueve y once músicos para este disco. En un futuro, me gustaría reunirlos y poder ofrecer conciertos en directo, volver a los escenarios».

Un álbum que costará diez euros, diseñado por Elena Soria con fotografías de Javier del Ser y que estará a la venta en varios bares de Pasaia y en plataformas digitales como Youtube, Spotify y la página de Facebook del compositor.

Fotos

Vídeos