Las salas de cine de Gipuzkoa ganan 35.000 espectadores en el último año

'Gru 3: mi villano favorito' y 'Perfectos desconocidos' fueron las películas más vistas, con 'Handia' en cuarto lugar Las pantallas de estreno registraron en 2017 un total de 1.356.123 asistentes, un 2,8% más

Una vista del público durante una proyección en los cines Trueba de Donostia. /ARIZMENDI
Una vista del público durante una proyección en los cines Trueba de Donostia. / ARIZMENDI
RICARDO ALDARONDO SAN SEBASTIÁN

El prestigio de Gipuzkoa como territorio cinéfilo sigue teniendo sustento real en los cines del día a día, y no solo en la colección de festivales donostiarras y otras citas especiales. A pesar de todas las crisis que siempre parecen sobrevolar alrededor de las salas de estreno, las cifras indican que durante 2017 la asistencia a los cines guipuzcoanos aumentó en un 2,83%, con un total de 1.356.123 espectadores. En 2016 la cifra de taquilla fue de 1.318.707 espectadores, con lo que el aumento es de 37.416 espectadores.

A falta del anuario de cine que publica el ICAA del Ministerio de Cultura, aún no disponible, y que suele incluir algunas salas más de otro tipo, el ranking de taquilla de 2017 en los cines de Gipuzkoa arroja unas cifras positivas. El ICAA sí ha dado a conocer la cifra total de asistencia a los cines en España el año pasado, que alcanza los 17.297.886 espectadores.

'Gru 3: mi villano favorito', la continuación de las andanzas del ejército de minions, con 44.876 espectadores; 'Perfectos desconocidos', el fenómeno de taquilla que logró Alex de la Iglesia a finales de año con 40.547 solo en el mes de diciembre; y 'Tadeo Jones 2: el secreto del Rey Midas', otra animación de carácter familiar, son las tres películas más vistas en Gipuzkoa en 2017.

Pero en cuarto lugar figura 'Handia', la película dirigida por Aitor Arregi y Jon Garaño que para cuando ganó los diez premios Goya ya llevaba cuatro meses ininterrumpidamente en el cine Príncipe, además de varias semanas en otras salas guipuzcoanas. En los meses de 2017, desde su estreno el 20 de octubre, 'Handia' contabilizó 37.907 espectadores, pero a estas alturas ya ha superado los 47.000 en los cines guipuzcoanos, casi la mitad del total de unos 100.000 espectadores que lleva contabilizados el filme vasco. Esa cuarta posición en el conjun- to del año supone que 'Handia' ha tenido más espectadores en Gipuzkoa que 'La La Land: la ciudad de las estrellas', 'La bella y la bestia' o 'Star Wars: los últimos jedi'.

Otro fenómeno singular a nivel guipuzcoano ha sido el de 'Arte al agua', el documental sobre la pesca de los bacaladeros vascos, y principalmente pasaitarras, en aguas de Terranova. Un tipo de producto que habitualmente pasa de forma fugaz por algún cine, cuando no queda reducido a una sola sesión especial, y que sin embargo despertó un interés inesperado e imparable. Doce semanas en la cartelera del Príncipe, y un total de 5.207 espectadores, es un logro insólito para un documental producido en Donostia, pero que se ha ganado al público día a día.

Los responsables de la empresa Sade, que gestiona los cines del centro de la ciudad, Príncipe, Trueba y Antiguo Berri, destacan también entre estos fenómenos con especial raigambre en Gipuzkoa el caso de 'El guardián invisible', que «ha ocupado los primeros puestos del 'ranking' tanto en el Príncipe como en el Antiguo Berri».

El empuje del cine familiar

Los responsables de algunos de los complejos de salas cinematográficas del territorio expresan su satisfacción por el interés del público guipuzcoano y su apoyo continuo a lo largo del año que se certifica en ese aumento de espectadores. En los cines Urbil de Cinesa constatan que «el cine familiar y de aventuras sigue siendo el favorito de nuestros clientes, quienes también han apoyado el cine español como refleja el éxito de títulos como 'Tadeo Jones 2' o 'Perfectos desconocidos'. En los cines del centro comercial de Usurbil también contabilizan otros 'blockbusters' entre los títulos de más éxito en sus pantallas, como 'La bella y la bestia' y 'Fast & Furious 8'.

El público guipuzcoano apuesta por esos títulos taquilleros que triunfan en otros territorios, pero también por el cine de autor, las producciones europeas o los filmes premiados en festivales y que tienen su nido en los cines Príncipe y Trueba, principalmente. El cine en versión original subtitulada también tiene mucha más presencia en San Sebastián que en otras ciudades de mayor tamaño. Y se mantienen bien, tanto en las sesiones especiales de los martes en el Príncipe, como en las de toda la semana del Trueba. «Curiosamente en el Príncipe suele funcionar mejor esa oportunidad de ver 'blockbusters' en versión original, como 'La bella y la bestia', 'Logan', 'Star Wars: los últimos jedi' o 'La guerra de las galaxias', indica el responsable de programación de SADE, Iñaki Elorza, mientras el cine de autor en versión original tiene más tirón en el Trueba.

El templo de la versión original que es el Trueba, aunque mantiene alguna sesión en versión doblada, «ha aumentado de espectadores este año», señala la gerente de SADE, Coro Odriozola. «El problema es que a medida que vamos estrenando películas en versión original el público exige más sesiones, pero la V. O. todavía no supera a la doblada, por lo que tenemos que intentar buscar un equilibrio e intentar satisfacer a todos los públicos, aunque no siempre es posible». Otros complejos cinematográficos, como Niessen en Errenteria, también se han animado a ofrecer sesiones puntuales en versión original.

Sobredosis de estrenos

En 2017 se constató la imposibilidad de estrenar en los cines guipuzcoanos todas las películas que salen a distribución cada viernes a nivel nacional. Algunas son películas de limitado recorrido, que se estrenan con unas pocas copias que llegan a Madrid, Barcelona y poco más. Pero también se ha constatado últimamente una sobredosis de títulos, que impide que lleguen a Gipuzkoa todos los nuevos filmes. «Hay momentos del año, como después del Zinemaldi y la época de los Oscar, en los que se produce un embudo de películas que no podemos asumir», explica Iñaki Elorza, de Sade. «Hay semanas que se estrenan hasta 14 películas a nivel nacional, lo cual es una locura. Con el ritmo de estrenos que hay, muchas veces no damos tiempo a que los espectadores vean las películas, ya que en dos o tres semanas tenemos que quitarlas de la cartelera para hacer hueco a las nuevas. Por eso actualmente preferimos dar más continuidad a las películas en lugar de intentar dar salida a todos los estrenos». Y aunque estas cifras de taquilla se limitan a las películas de estreno, no hay que olvidar el éxito que están teniendo en los cines otras actividades como la retransmisión de óperas o los ciclos quincenales de cine clásico del Príncipe, o sesiones puntuales con documentales de rock que también en Urbil han tenido este año una buena acogida, «como los conciertos de David Gilmour o de la banda de culto Black Sabbath», destacan desde Cinesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos