Recordando cuando la luna estuvo en Cáncer

Recordando cuando la luna estuvo en Cáncer

En Zinebi, el festival de Bilbao, triunfa Austin Lynch, hijo de David, hermano de Jennifer, con su 'Gray House'

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO

Pero en la noche penúltima del festival Zinebi nos entregamos en cuerpo y alma al homenaje a un grupo que marcó desde los márgenes y a sangre y rock la música de este país (y de otros). Fue Cancer Moon y su front man, Josetxo Anitua, se fue en 2008 dejándonos con muchas preguntas y sin ninguna respuesta.

El documental se titula como uno de los temas más estremecedores y radicales de Cancer Moon, siempre empapados de sonidos oscuros, furiosos y palpitantes, Se titula como su primer disco, como ese 'Haunted By the Snake' hoy venerado hoy y por siempre en cualquier plataforma. Se titula 'Atrapados por la serpiente' y cuando aun era solo un proyecto un proyecto de Álvaro Fierro e Ibon Ibarlucea, fue presentado, apoyado, deseado y aplaudido entre el Principal y el Trueba en nuestro festival musical por antonomasia, Docks on the Bay. Y unas fechas después en el Kafe Antzokia de Bilbao.

El estreno, mundialísimo aconteció meses después. Un jueves de noviembre, el 16. En la sala BBK de la Gran Vía. Entre El Corte Inglés y la Diputación. Se estrenó en la tarde 'Atrapados por la serpiente' que comienza en Eibar, en el Eibar malherido de los años 70, el Eibar torturado por la reconversión industrial, pasa por Elgoibar, llega a Bilbao, se dispara a Sevilla y Logroño (último concierto), alcanza Estambul (donde Josetxo estuvo en compañía de esa criatura sin igual que es Arakis) y termina un poco más allá del Puente de La Salve donde un 22 de abril Josetxo se fue.

El documental funciona con brío y nostalgia de lágrima seca en blanco y negro, en grises y en color pardo. Se recuerda que mientras Cancer Moon creaba canciones llenas de demonios y exorcismos nosotros andábamos enganchados a Kortatu y Su TaGar mientras ellos ya llevaban un tiempazo sabiendo que como Nico, la Velvet, Bowie o The Jesus & May Chain, pocos.

Se habla de la música electrónica de Donosti y la ruidista de Bilbo. De Loreak Mendian y del último disco de Le Mans. Es un documentazo al que solo le falla, creo, intentar atrapar los fantasmas que rondaban a Josetxo y hacían que en el escenario fuera alguien parecido a Mr Hyde. ¿O era al revés? ¿Era Jekyll en escena y Hyde en la Plaza Nueva?

El homenaje, el musical, debió haber sido en el Kafe Antzokia, su territorio natural. Pero alguien decidió que el concierto donde habría de de nuevo, hoy, en el XXI la música de Cancer Moon interpretada en directísimo por Sonic Trash y los enviados más que especiales de otros grupos como Munlet, Cápsula o Audience tenía que ser en la misma sala de la proyección, la demasiado señorial y teatral BBK. Importó pero solo al principio. Después, cuando Alfonso Arana, henchido de emoción y tristeza aun no curadas subió al escenario para cantar Folks dejó de molestarnos dónde estábamos, sentados y distantes. Lo crucial fue siempre con quién y por qué.

Mientras Sergio Llanos se juntaba a Sonic para atacar el All Tomorrow´s Parties’ de la Velvet, En el Kafé Antzokia tocaban Los Planetas y en el Café Iruña, una de las cineastas premiadas en la edición 59 de Zinebi, Helena Witmann, autora de la solitaria Drift, brindaba por su triunfo con el programador de un cine tan moderno y mítico a la vez com el Numax de Santiago de Compostela.

Muy lejos, en USA Austin Lynch y Mathhew Both, director de fotografía de Gray House o la visión de una tierra devastada y remota y de unos obreros desolados, filmaban el video de agradecimiento al festival bilbaíno que se difundiría en la ceremonia de clausura. Su película acababa de ganar el premio Zinebi que señala la mejor operra prima de cada edición. Finalista una animación con agallas, sexo , política y algo (mucho) de amor y humor: Theran Taboo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos