Películas que hicieron crecer a 'Handia'

Jon Garaño y Aitor Arregi, directores de 'Handia' y cinéfilos inagotables./MICHELENA
Jon Garaño y Aitor Arregi, directores de 'Handia' y cinéfilos inagotables. / MICHELENA

Jon Garaño y Aitor Arregi revelan las referencias cinéfilas que han manejado, a veces para distanciarse de ellas, al contar su historia sobre el gigante de Altzo

RICARDO ALDARONDOSAN SEBASTIÁN.

Cuando se iba a estrenar 'Dunkerque', hace unas semanas, su director Christopher Nolan se apresuró a hacer una lista con las películas en las que se había basado para construir la suya. Propusimos a Aitor Arregi y Jon Garaño, los directores de 'Handia', y guionistas junto a Jose Mari Goenaga y Andoni de Carlos, entrar en ese mismo juego respecto a la película que acaban de terminar y que se estrenará en el próximo Festival de Cine de San Sebastián. Y entendían muy bien a Nolan: «No es copiar de aquí y allí, sino analizar referencias que han tratado el mismo tema que tú, o una cuestión muy concreta, para ver cómo lo han resuelto», aclaran.

A veces se busca esa referencia para alejarse de ella. Al acometer la historia real del gigante de Altzo que fue exhibido en varios países como el hombre más alto del mundo, el recuerdo de 'El hombre elefante' (David Lynch, 1980) es inevitable. Pero «enseguida vimos claro que teníamos que alejarnos lo más posible de ella», recuerda Arregi. «Lo mismo nos pasó al ver 'Venus negra' (Abdellatif Kechiche, 2010) que trata de una mujer de una tribu africana, con un cuerpo extraño y muy voluminoso, a la que llevan de un sitio a otro, la exponen a un público y la degradan». Y aunque el guion inicial tuviera algunas situaciones semejantes, pronto decidieron «lo que debíamos evitar: enseñar a un ser monstruoso, provocar lástima con una persona que no tiene la mínima esperanza. No queríamos ver hasta qué punto de maldad puede llegar el ser humano. Al hablar del gigante de Altzo mucha gente nos decía 'le trataban mal porque era medio tonto, ¿no?'. Y no queríamos eso para nada». En esa forma de buscar al ser humano que hay detrás del fenómeno de feria maltratado, 'El hombre elefante' «es insuperable», reconoce Arregi.

Más allá del caserío

Otra idea preconcebida ante 'Handia' es que va a tener similitudes con 'Vacas' (Julio Medem, 1992). «Además coincide con 'Handia' en que está presente la segunda guerra carlista, y hay un miembro de la familia que tiene que ir a la guerra. Y también se habla de un siglo de grandes cambios, del viejo mundo al nuevo mundo», analiza Garaño. «Pero cuando vi 'Amama' me pareció que también se está tratando un poco ese tema, el fin de la vida en el caserío, como centro de la sociedad rural, aunque transcurra en la actualidad. Pero tampoco 'Handia' es una película sobre el caserío».

La sorpresa surge al revelar que la película que probablemente haya influido más en la creación de 'Handia' sea 'El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford' (Andrew Dominik, 2007). Aitor y Jon se entusiasman hablando de ella, y al encontrar las concomitancias con su propia obra. «Por un lado está el tema de los dos personajes complementarios, el famoso, el mito, es uno; pero el otro es el que articula toda la historia, sobre todo a partir de la muerte de Jesse James. Vas a ver la película creyendo que el protagonista es Brad Pitt y te encuentras con que lo interesante es el cobarde que interpreta Casey Affleck». Y apunta Garaño otra película en la que el protagonista no es el que parece: 'Amadeus' (Milos Forman, 1984): «Nos interesó mucho analizar cómo creaban ese cambio al protagonismo de Salieri».

Leyenda y verdad

Otro tema importante en la historia del gigante de Altzo, y en la de Jesse James: cómo se construye la leyenda. «Hay una escena muy buena en la que Nick Cave está cantando una balada sobre Jesse James y dice que tenía tres hijos, pero alguien le replica '¡no, tenía dos!'. La construcción y deformación del mito está muy bien expresado en detalles como ese, y en 'Handia' hemos utilizado esa idea de 'lo que se cuenta' del mito. Y también el tempo puede ser parecido en las dos películas. O la forma en que van apareciendo secuencias que quizás no tienen un efecto inmediato, sino en la relación con otra que ocurre más tarde».

«Nos interesaban algunas películas en que el protagonista no es el que parece»

Y aún hay más: «Nos gustaba mucho la voz en off de 'El asesinato de Jesse James...', hay gente a la que en general no le gusta la voz en off, pero en esa película es magia. En 'Handia' hemos incluido voz en off, pero hemos sufrido. Otra cuestión interesante está en que es un western pero tiene algo de victoriano, algunas escenas podrían ser de Londres».

Hablando de leyendas, cómo no, hay que postrarse ante 'El hombre que mató a Liberty Valance' (John Ford, 1962). «Los documentos históricos sobre el gigante de Altzo no son muy fiables, hay cosas contradictorias que no se pueden contrastar», explica Garaño. «Así que teníamos por un lado que inventar muchas cosas. Pero es que alguien ya había inventado previamente. De hecho, mucha gente cree que el gigante de Altzo no existió, que es un personaje mitológico vasco como Basajaun o Tarttalo, quizás se deba a su carácter de gigante. Pero se escribieron cosas como que bebía un montón de litros de sidra al día, y eso no puede ser verdad. Así que tuvimos muy presente la famosa frase de 'El hombre que mató a Liberty Valance': 'Cuando la leyenda supera a los hechos, imprime la leyenda'. En 'Handia' estamos mostrando al personaje real, pero también una doble leyenda, la que genera el propio personaje dentro de la película, y la que estamos creando nosotros al inventar otras cosas. Y no explicamos qué es verdad y qué es invención nuestra».

También en 'Big Fish' (Tim Burton, 2003) se ve cómo se van cambiando las historias al contarlas: «Alguien que relata siempre se plantea si es más interesante lo que sucedió en verdad, o algo que resultará más atractivo para el que escucha».

Épica e intimismo

De la lista que aplicadamente se han hecho surgen más títulos inesperados: «En Moriarti nos gusta mucho a todos David Lean, y para 'Handia' nos ha inspirado de forma importante 'La hija de Ryan', pero en general toda su obra», explica Arregi. «Por el tratamiento de los personajes y como juega con ellos y su contexto, por el equilibrio que consigue entre lo épico y lo intimista. En 'La hija de Ryan' hay una boda y una noche de bodas que parece una secuencia de terror. En 'Handia' no es así, pero sí queríamos utilizar un poco ese contexto de celebración etnográfica. También puede haber algo de inspiración en el tratamiento del paisaje». Y lo más sorprendente: «Para hacer el personaje de Martín, el hermano de Joaquín, a Joseba Usabiaga le pusimos como referencia a Sarah Miles en 'La hija de Ryan', que también es un personaje que se quiere ir del pueblo, que consigue lo que quiere pero tiene decepciones y nunca está satisfecho del todo. Sobre todo porque David Lean es un maestro en decir una cosa con el diálogo y otra con el rostro del actor».

De 'Mr. Turner' (Mike Leigh, 2014) les interesó «cómo está tratado el paso del tiempo. 'Handia' transcurre a lo largo de 22 años, y era una de nuestras mayores preocupaciones. 'Mr. Turner' refleja muy bien cómo pasa la vida y cambian los personajes, centrándose solo en unos cuantos momentos. De repente descubres que estás en otra época. También nos inspiró el tratamiento del maquillaje, el paisaje y el color».

«En 'Handia' no explicamos qué es verdad y qué es invención nuestra»

El apasionado diálogo cinéfilo no se agota. Citan desde 'El caballo de Turín' (Béla Tarr y Ágnes Hranitzky, 2011) a 'La mosca' (David Cronenberg, 1986) («esa desesperación de no saber como adaptarse a ese cambio en el cuerpo») y la saga de Indiana Jones, de la que Arregi es fan total. «En todas las películas aparece el personaje en sombra, como una proyección del real», explica Aitor. «Es una idea muy interesante como forma de poner en imagen a un mito. Spielberg está pensando en la expectativa del espectador, que ya conoce al personaje y le reconoce solo con su sombra».

Más

Fotos

Vídeos