Zinema (H)abian lleva un proyecto de pedagogía a un instituto de Lasarte

Amaia Beguiristain, Aitor Olano, Mikel Gurrea, Laia Colell, Carlos Muguiro y Ane Rodríguez, en la presentación del proyecto./JOSE USOZ
Amaia Beguiristain, Aitor Olano, Mikel Gurrea, Laia Colell, Carlos Muguiro y Ane Rodríguez, en la presentación del proyecto. / JOSE USOZ

Tabakalera y Elías Querejeta Zine Eskola propician el descubrimiento del cine como arte y creación para niños y jóvenes

RICARDO ALDARONDOSAN SEBASTIÁN.

«Compartir la pasión por el cine entendido como arte y cultura», propiciar «un descubrimiento, una aventura» o «pasar por la experiencia de la creación de forma colectiva», son algunos de los objetivos que se plantea Zinema (H)abian, un proyecto de pedagogía dirigido a niños y jóvenes que importa el modelo catalán de Cinema En Curs que ya ha tenido ramificaciones en centros de Galicia, Madrid, Brandenburgo y Chile.

Tabakalera y la escuela de cine Elías Querejeta se han encargado de tomar contacto con este modelo para aplicar, de momento en un solo instituto, su forma de entender la pedagogía del cine, que «no pretende enseñar a hacer cine como una asignatura impuesta», sino crear una experiencia desde la posición del amateur en sentido estricto, como «amante del cine, gente que se compromete con el cine sin más recompensa», explica el director de Elías Querejeta Zine Eskola, Carlos Muguiro, quien considera que el proyecto entronca muy bien con el espíritu de la escuela, «con la que comparte la idea de la pasión, y una manera de pensar a partir del cine».

Instituto
Oriarte de Lasarte.
Duración
Todo el curso escolar, hasta junio.
Participantes
23 alumnos de primero de ESO.
Objetivo
Propiciar el descubrimiento del cine entendido como arte, creación y cultura.

Esta primera experiencia se limitará al grupo creado por los chavales escogidos en el Instituto Oriarte de Lasarte, un centro que ya se había interesado por esta experiencia cuando se hacía en Cataluña, pero Zinema (H)abian tiene vocación de continuidad y el año que viene se creará una convocatoria para más centros que puedan estar interesados, adelantó Ane Rodríguez, directora cultural de Tabakalera. Aunque «para un instituto es un trabajo inmenso y requiere de enorme voluntad, es imposible hacerlo sin mucho amor por el cine y la educación», advertía Laia Colell, responsable del proyecto Cinema en Curs e integrante del colectivo A Bao A Qu que lo impulsa.

El programa que se desarrolla en Oriarte cuenta con la participación regular del cineasta Mikel Gurrea, que imparte el taller junto a un equipo de docentes encabezado por los profesores Aitor Olano y Amaia Beguiristain. El proyecto se desarrolla durante el horario lectivo y «combina el visionado y el análisis de muchos fragmentos de películas de grandes cineastas, con la experiencia de la creación de un cortometraje en forma de colectivo», añade Laia Colell. Las decisiones se toman de forma consensuada entre todos, y el cortometraje se realiza como colectivo, todos los participantes pasan por los distintos puestos de creación de una película».

Zinema (H)abian propone una vía de descubrimiento del cine «que si no se produce en la escuela, es difícil que se descubra en la vida», al abordar una forma de ver y crear el cine «apartada de lo predominante, una forma de arte que se hace con la realidad, que trata de descubrir su propio entorno para aprender a apreciarlo de forma diferente, para que se puedan detener a mirar y a dedicarle tiempo».

Y por esa experiencia pasan los chavales participantes a través de la creación: «Se les plantean preguntas sobre cómo se ha construido un plano o cómo un cineasta ha estructurado su película. También descubren la lengua como proceso de las cosas que quieres transmitir».

Este proyecto en el que ya han participado cineastas como Carla Simón, Jonás Trueba, Ángel Santos o Nely Reguera tendrá en su versión guipuzcoana al director Mikel Gurrea, que se encuentra desarrollando su primer largometraje en la actualidad y que en 2016 fue artista residente dentro del programa Ikusmira Berriak.

Desde la creación de Cinema en Curs han participado en el programa más de 30.000 niños y jóvenes de entre 3 y 18 años. Cuarenta profesionales del cine, así como doscientos maestros y profesores, han trabajado en estrecha colaboración con más de 190 centros educativos, formando a más de 2.500 docentes.

En la versión guipuzcoana, uno de los objetivos es que «los alumnos sientan el edificio Tabakalera como suyo y que utilicen y disfruten los espacios y las herramientas que ofrece», señalan los organizadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos