El gigante vuelve a girar por Europa

Los seis productores de 'Handia' se hacen un 'selfie' junto a los directores Jon Garaño y Aitor Arregi, con el Premio Especial del Jurado./CORO ODRIOZOLA
Los seis productores de 'Handia' se hacen un 'selfie' junto a los directores Jon Garaño y Aitor Arregi, con el Premio Especial del Jurado. / CORO ODRIOZOLA

'Handia' comienza el lunes en Londres su recorrido por festivales internacionales. El premio especial del Jurado en el Festival de San Sebastián ha servido a sus autores «para comprobar que puede ser una historia universal»

RICARDO ALDARONDOSAN SEBASTIÁN.

Hace más de dos siglos que Miguel Joaquín Eleizegui, el gigante de Altzo, viajó por Europa para mostrar su imponente figura por teatros y cortes de varios países. Y la próxima semana esa figura, ya convertida en leyenda, volverá a iniciar una gira, esta vez en forma de película, y con una primera parada en una de las citas más importantes del mundo, el Festival de Cine de Londres. Tras ganar el Premio Especial del Jurado que presidía John Malkovich, y el premio Irizar al cine vasco en el Festival de San Sebastián, y mientras sus autores aún tratan de asumir lo vivido en los últimos días, 'Handia' está dispuesta para comenzar su periplo internacional.

«Cuando recibimos el 'email' del Festival de Londres confirmando que habían seleccionado 'Handia', nos dieron un montón de explicaciones sobre los valores que encontraban en la película, y por qué les había gustado la historia, incluso decían que tenía paralelismos con la actualidad. Eso nos reconfortó mucho, porque estábamos en ese momento de incertidumbre en que aún no sabíamos si la película era demasiado local o podía ser entendida en todo el mundo. Con ese 'email' de Londres, y ahora el premio especial del Jurado en San Sebastián, hemos comprobado que sí es una historia universal».

En el catálogo del London Film Festival, donde se presenta con su título internacional, 'Giant', se dice de 'Handia': «De los directores de la aclamada 'Loreak', llega una atrevida, deslumbrante y enormemente singular película que es al mismo tiempo original y sorprendente. 'Giant' es un drama profundamente conmovedor sobre lo que significa ser diferente».

Esa universalidad ya la confirmó el propio John Malkovich cuando, al final de la gala de entrega de premios, les dio un toque en la espalda a los dos directores y les dijo: «'Congratulations'», mientras Aitor Arregi y Jon Garaño trataban de situarse en la tormenta de emociones que estaban viviendo.

Pero rebobinemos a la víspera de la clausura, cuando todavía no sabían nada de los premios que iban a recibir. «Como tanto José Mari Goenaga como yo hemos sido jurados en el Zinemaldia, sabíamos que las deliberaciones se producen la víspera de la clausura», explica Jon Garaño. «Ese viernes, el productor Xabier Berzosa tuvo la idea de que nos juntáramos para comer en su sociedad, por si había alguna llamada del festival», recuerda Jon Garaño. «Y, efectivamente, estábamos preparando la comida, y vino Iñigo Obeso, también productor, y nos dijo que teníamos un premio, pero no sabíamos cuál. Sabíamos que no era para alguien en concreto, un actor o el director de fotografía, porque nos dijeron que teníamos que estar los productores».

Celebración muda

«Fue muy gracioso, porque como teníamos que guardar el secreto hasta la entrega de premios, no podíamos decir nada. Había más gente en las otras mesas, empezamos a darnos abrazos, y hacernos gestos, pero como sin querer», añade Aitor Arregi. «Disimulábamos como podíamos y hacíamos brindis absurdos, hasta que se fueron los de la mesa de al lado. Luego fuimos a la entrega del premio Sebastiane con intención de sonsacarle algo a José Luis Rebordinos, pero no hubo manera. Así que nos pusimos a investigar como locos y al final nos enteramos de cuáles eran los dos premios. El Irizar nos hizo mucha ilusión, porque con 'Loreak' nos decían 'estos no han ganado ni el Irizar'», cuentan entre risas. «Y esta vez había otras películas vascas muy buenas. Pero, claro, cuando supimos que estábamos en el palmarés oficial con el premio especial del jurado, fue algo increíble».

«Un drama profundamente conmovedor sobre lo que significa ser diferente», dice el London Film Festival

«Malkovich nos felicitó y nos dijo que habían querido premiar toda la película, y no solo un aspecto»

«Estar con Sarah Miles, que tanto nos influyó para el personaje de Martín, fue increíble», afirma Garaño

En esos momentos en que aún había que guardar el secreto, Eneko Sagardoy tuvo su mayor reto como actor: «Me lo dijeron en la carpa Keler, donde me he pasado medio festival, estábamos rodeados de gente, y aun sin saber qué premio nos iban a dar me puse a dar abrazos disimulados, a comunicarme con la mirada, a Jon le agarré fuerte de la muñeca... fue increíble, no me podía contener», recuerda el protagonista de 'Handia'. «Yo me encontré con José Mari Goenaga», apunta otro de los protagonistas, el actor Iñigo Aranburu, «y no me atrevía ni a saludarle, para que nadie me notara nada». «Somos muy formales cuando nos dicen que guardemos un secreto», concluye Garaño.

Que el jurado quisiera destacar 'Handia' con el premio más personal del palmarés, fue un refrendo importante: «Habíamos percibido que al público le había gustado la película, y a la crítica, con alguna división de opiniones, básicamente también. Tener esa visión desde fuera de un jurado internacional, de gente que veía la película sin ninguna pasión, y que les gustara y les convenciera, fue un respaldo enorme».

Ahí estaban en el escenario del Kursaal, con el premio en la mano, «y rodeados por John Malkovich, James Franco, Glenn Close, Christian Slater, y todos los demás premiados y jurados. Luego fuimos hablando más tranquilamente con los miembros del jurado y nos confirmaron que lo que habían querido era premiar el conjunto de la película, que les había parecido una historia destacable en todos sus aspectos», explica Arregi. «Y también nos dijeron», añade Garaño, «que estuvieron considerando dar el premio al mejor actor a Eneko Sagardoy o el de mejor fotografía a Javier Agirre, pero no querían dejar fuera otros aspectos de la película y por eso se decantaron por el premio especial».

Los besos de Malkovich

En la fiesta, cuando John Malkovich vio pasar a Joseba Usabiaga, el actor que interpreta al hermano del gigante, Martín, «se acercó a él, le dio dos besos y le dijo muy despacio: 'Very good job'. Joseba estaba abrumado y no se creía lo que estaba viviendo. Nos sentíamos como dentro de una película. En un momento en que me acerqué a darle dos besos a Glenn Close, porque todos los demás ya le habían besado, ya solo faltaba Michelle Pfeiffer para que aquello pareciera 'Las amistades peligrosas'», explica Garaño entre risas. No fueron las únicas 'congratulations' que recibieron: «James Franco estuvo supermajo con nosotros, nos contó cosas de su película, y nos habló sobre Tommy Wiseau. Todos los premiados estaban felices y encantadores con nosotros».

Encuentro con Sarah Miles

Y luego vivieron un momento aún más especial, cuando pudieron encontrarse con Sarah Miles, la protagonista de 'La hija de Ryan', una película, y un papel, que Arregi y Garaño han tenido muy en cuenta para modelar el personaje de Martín. Sarah Miles llegó el último día del Festival para presentar 'Steaming', una de las películas de Joseph Losey, «y cuando nos enteramos no paramos hasta que conseguimos encontrarnos con ella. Le explicamos que Joseba, que también estaba allí, se había inspirado en el personaje de ella en 'La hija de Ryan', que también es una persona inconformista que se siente atrapada en su sociedad y aspira a lograr algo diferente. Sarah Miles nos miraba intentando entender el lío que le estábamos montado. Pero nos hicimos una foto con ella y nos hizo felices».

Para Eneko Sagardoy los 'momentazos' fueron «los besos que me vinieron a dar Emma Suárez y Dolores Fonzi, con lo que me gustó en 'Paulina', y la gente que me felicitaba por la calle, y lo feliz que estaba mi madre», dice el actor, que la próxima semana volverá a ser protagonista en el Festival de Sitges con 'Errementari', la película en la que le ha dirigido Paul Urkijo Alijo. «No puedo ir a Sitges porque estoy ensayando 'Obabakoak' en el teatro Arriaga», explica Sagardoy que está viviendo un momento de gran proyección como actor.

En un segundo plano que él mismo prefería mantener, asistió también a la proyección de 'Handia' el día de la clausura Saad Kaiche, el verdadero 'gigante' de 2,32 metros que hizo de doble de Eneko Sagardoy. «Se emocionó viendo la película, y aunque pensaba volverse luego a Urretxu, donde vive, se animó a ir a la fiesta». «Sin él no se hubiera podido hacer la película y nos hizo mucha ilusión que estuviera allí», afirma Iñigo Aranburu.

Para Eneko Sagardoy fue fundamental «tenerle a él en el rodaje para fijarme en cómo se movía, los gestos que hacía y poder interpretar al gigante de Altzo. Se creó un vínculo emocional muy fuerte entre nosotros, y cuando Saad terminó el rodaje, yo no podía parar de llorar. Y él tampoco. Hubo una simbiosis total entre nosotros».

Ahora los pasos inmediatos de 'Handia' son la presentación en el London Film Festival, y el estreno en cines el día 20. «Luego vamos a ir a más festivales, pero de momento no podemos decir sus nombres, hasta que no confirmen ellos públicamente su programación», explican. «Indudablemente el premio va a tener una repercusión y ya estamos viendo algunos movimientos que esperamos que se vayan confirmando en las próximas semanas», añaden los responsables del filme, manteniendo el misterio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos