La Filmoteca Vasca festeja su 40 aniversario con su nuevo archivo

Urkullu ha presidido la celebración del 40 aniversario de la Filmoteca Vasca/Lusa
Urkullu ha presidido la celebración del 40 aniversario de la Filmoteca Vasca / Lusa

El lehendakari Urkullu preside la celebración del aniversario de la entidad y los 20 años de Kimuak

Alberto Moyano
ALBERTO MOYANO

La Filmoteca Vasca ha celebrado este miércoles su cuarenta aniversario por todo lo alto con la inauguración del primer gran archivo unificado de toda su historia. Son 845 metros cuadrados construidos y divididos en cuatro naves acondicionadas para conservación del patrimonio audiovisual vasco, situadas en la planta cero de Tabakalera, en donde se encuentra también la sede de la entidad: en total, más de 5.000 metros de estanterías, no todas aún repletas, a la espera de que lleguen nuevos materiales. El aniversario, que coincide con los 20 años del programa Kimuak, propició la primera visita de un lehendakari a la sede de la Filmoteca Vasca. Así, Iñigo Urkullu recorrió las instalaciones de la institución de la mano de su director, Joxean Fernández, y en compañía del consejero vasco de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, y su viceconsejero, Joxean Muñoz. A la comitiva se unió Peio Aldazabal, uno de los artífices del nacimiento de la Filmoteca de Euskadi y de que este cuarenta aniversario haya sido posible.

Desperdigados durante años en varios espacios, como el Palacio Urdanibia de Hondarribia, el Archivo Provincial de Oñati y un local en Intxaurrondo -que Filmoteca conservará-, los fondos audiovisuales del País Vasco se encuentran ya guardados en las nuevas instalaciones, debidamente situadas para preservar su estado de conservación. El acondicionamiento, que se ha prolongado durante varios meses, ha contado con un presupuesto de 284.000 euros. Con esta inauguración, Filmoteca Vasca se encuentra ya en disposición de ofrecer todas sus prestaciones a investigadores y ciudadanía en general, una vez que el traslado de sede a Tabakalera hace dos años y medio le permitió, también por primera vez en su historia, contar con su propia programación en las dos salas de cine del Centro Internacional de Cultura Contemporánea, así como -de forma más puntual- en los otros dos territorios vascos.

«La prueba internacional»

«Nuestras películas son nuestros lugares de memoria y ofrecen otra forma de conocer nuestra cultura e identidad», señaló el lehendakari Urkullu, antes de formular el compromiso de «invertir hoy en la preservación de nuestro patrimonio cinematográfico, conscientes de que esta es una aportación esencial a la cultura vasca del mañana». En una breve alocución pronunciada en el prisma de Tabakalera al término de un exhaustivo recorrido por las instalaciones de la Filmoteca Vasca -a cuyos empleados saludó uno a uno-, el lehendakari aseguró que «no cabe duda de que el cine vasco está logrando superar la prueba internacional, también en euskera, y se ha convertido en uno de los referentes de la proyección de nuestra cultura en el exterior». Añadió que «la Filmoteca Vasca, el programa Kimuak, Zineuskadi, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, el Instituto Etxepare, la Escuela de Cine Elías Querejeta o Tabakalera son instrumentos fundamentales de cara a abordar los retos que nos pueda deparar el futuro». Respecto al programa Kimuak para la difusión internacional del cortometraje vasco y por el que han pasado buena parte de los integrantes de la actual generación de cineastas de Euskadi, indicó que ha permitido cumplir las «tres aspiraciones históricas» del cine de Euskadi, como son «fortalecer la presencia profesional de la industria en Euskadi frente al ‘éxodo a Madrid’, avanzar en la proyección internacional y asentar el trabajo profesional en euskera». Y en este sentido, reiteró que «seguir respondiendo a estos retos merece todo nuestro apoyo y colaboración».

Antes y también en presencia de los representantes institucionales, y de los responsables de Tabakalera y sus distintas áreas -en especial, las relacionadas con el cine-, tomó la palabra Joxean Fernández, quien echó mano de una cita de Picasso, cuya veracidad encarna -según dijo- Bob Dylan: «Lleva mucho tiempo llegar a ser joven». El director de la Filmoteca recordó que a lo largo de estas últimas cuatro décadas «nuestros objetivos no han cambiado: conservación, investigación, recuperación, archivo y difusión de películas o, en general, de cultura cinematográfica que sea de interés para el estudio del cine en general y del cine vasco en particular». Explicó que «también es nuestra misión reunir y custodiar la documentación y material técnico cuya conservación sea conveniente desde el punto de vista cultural e histórico» y concluyó que «somos la institución vasca encargada de la salvaguarda de nuestro patrimonio cinematográfico, una tarea extraordinariamente importante».

La primera visita de un lehendakari a la Filmoteca Vasca comenzó cinco minutos antes de las diez de la mañana, cuando Urkullu llegó al edificio de Tabakalera, en donde le recibieron Zupiria y Fernández. A continuación, el lehendakari saludó a la nueva directora general del Centro Internacional de Cultura Contemporánea, Edurne Ormazabal, al igual que hizo en las oficinas de Filmoteca de la planta dos con los responsables de Kimuak, Txema Muñoz y Esther Cabero. Durante más de media hora, Urkullu se reunió a puerta cerrada con el resto de los miembros de la comitiva, incluida la coordinadora de Departamentos de Filmoteca, Maider Zendoya. Tras interesarse por diversos aspectos de la digitalización de películas, Urkullu escribió en euskera en el libro de visitas de Filmoteca: «En el 40 aniversario de la Filmoteca Vasca y en el 20 de Kimuak, junto al consejero de Cultura y el viceconsejero, además de invitar a recordar la historia y la memoria del cine vasco y el patrimonio surgido en su entorno, y deseando que la creación en Euskadi tenga éxito hoy y en el futuro, muchas gracias y felicidades».

Cámaras acondicionadas

A continuación, la comitiva pasó a visitar las nuevas dependencias de la planta cero, acondicionados a dos climas: el primero, en las cámaras 1 -de 155 metros cuadrados-, 3 -de 17 metros cuadrados- y 4 -con una superficie de 23 metros cuadrados-, a seis grados de temperatura y una humedad relativa de entre el 40% y el 45%. El segundo, para la cámara 2 -de 264 metros cuadrados-, con una temperatura de entre 14 y 17 grados, y una humedad relativa que oscila entre el 40% y el 50%. El grueso del archivo lo constituyen las películas en 35 milímetros, con 64.470 unidades, aunque también se conservan en grabaciones formatos como U-Matic, Betacam, VSH, DVD y Pulgada.

Para celebrar este 40 aniversario y los 20 años de Kimuak, Filmoteca ha programado varias proyecciones a lo largo del mes de abril, que culminaran el día 26 con una fiesta en el prisma de Tabakalera.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos