Daniel Calparsoro, el cineasta fascinado por la violencia

Presentación del ciclo y del libro dedicados a Daniel Calparsoro. / Mikel Fraile

La Filmoteca Vasca presenta un ciclo y un libro dedicado al realizador

EFESan Sebastián

La Filmoteca Vasca ha presentado este martes el libro "Daniel Calparsoro. Cine de autor, cine de género", una publicación dedicada a este realizador al que la violencia que campaba en el San Sebastián de los 80 donde se crió le provocó una "fascinación" que ha influido en su manera de concebir el cine.

Calparsoro ha participado en la presentación del libro elaborado por Jesús Angulo y Antonio Santamarina y editado por la Filmoteca Vasca, en una rueda de prensa celebrada en la sala de cine de esta institución en el centro Tabakalera.

Esa sala acogerá desde este miércoles la retrospectiva dedicada al realizador que comenzará con "Salto al vacío", a la que seguirán "A ciegas", "Pasajes", "Asfalto", "Guerreros", "Ausentes", "Invasor" "Combustión" y que concluirá con "Cien años de perdón", la última película de Calparsoro, el 21 de diciembre.

También se incluirán cortos como "Fedora", "W.C." o "La Playa", un trabajo rodado en 1990 en "seis horas" y "sin guión" en una playa de New Jersey que no ha sido proyectado nunca y que "gracias al trabajo elaborado por los técnicos de la Filmoteca Vasca" se podrá ver junto con "Salto al vacío".

«San Sebastián fue un páramo en lo cultural»

Calparsoro (Barcelona 1968) ha señalado que durante los años 70 y 80 existía una efervescencia cultural en la capital guipuzcoana "que fue drásticamente inundada de heroína", lo que la convirtió en un "páramo" donde "no solo había violencia policial o de ETA sino atracos que se resolvían a tiros".

"La comarca de San Sebastián era como vivir en el oeste, un sitio peligroso donde pasaban cosas bastantes fuertes", una "época intensa" que Calparsoro vivió de adolescente y que le "generó fascinación" por la violencia.

"La violencia es en sí misma un lenguaje que ha sido así a lo largo de la historia. El que puede ejercerla, la ejerce, y el que no, no", ha sentenciado, el autor sobre una temática que ha centrado gran parte de su filmografía.

También es el eje de "Testimonio", el corto con el que Calparsoro participó en la película coral "Kalebegiak", el proyecto audiovisual de mayor relevancia de la Capitalidad Cultural de San Sebastián 2016, en el que Bárbara Dührkop, la viuda del Enrique Casas, senador socialista asesinado por ETA, ofrece su experiencia como víctima a un grupo de estudiantes.

En este sentido, Jesús Angulo ha señalado que la obra de Calparsoro mantiene "constantes" y "puestas de escena comunes" en toda su obra, lo que le convierte su obra en "cine de autor", algo que "contrariamente a lo que defienden algunos críticos no está reñido con al cine de género", ha indicado.

Angulo ha explicado que tras la "trilogía vasca" ("Salto al vació", "Pasajes" y "A ciegas"), Calparsoro abandonó el "cine guerrillero" y se adentró en la industria pero "siguió presentando personajes angustiados en mundos cerrados o mujeres poderosas"

Calparsoro es uno de los autores que "mejor y de forma más seria ha abordado la violencia" en el cine español, ha señalado Angulo.

Prologado por el director Enrique Urkizu, el libro editado por la Filmoteca Vasca incluye una entrevista con el cineasta así como una extensa recopilación de fotografías de su juventud y de sus películas

Fotos

Vídeos