El IVA del cine bajará al 10% cuando se aprueben los presupuestos del Estado

Espectadores ante la taquilla de los cines Príncipe en la tarde de ayer./IÑIGO SÁNCHEZ
Espectadores ante la taquilla de los cines Príncipe en la tarde de ayer. / IÑIGO SÁNCHEZ

Se prevé que la medida se pueda aplicar en junio y el precio de las entradas descenderá en la cantidad que establezca cada una de las empresas

RICARDO ALDARONDOSAN SEBASTIÁN.

El IVA del cine bajará por fin del 21% al 10% si se aprueban los Presupuestos Generales del Estados para el ejercicio 2018. La bajada del IVA que el sector cinematográfico ha reclamado desde que pasó del 8% al 21% en 2012 fue aprobada ayer en el proyecto de ley de los PGE. Si se confirma el reajuste, el cine será equiparado al teatro, los conciertos y otros espectáculos culturales que ya vieron rebajado el impuesto en junio de 2017

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, advirtió ayer que «si se baja el impuesto indirecto es para beneficiar al consumidor» y que «es intención del Gobierno que la rebaja se aplique al precio de las entradas y no en el margen de beneficio de las empresas».

Sin embargo no todos los cines elevaron el precio de las entradas cuando el IVA del cine pasó a ser del 21%. Algunos cines donostiarras como Príncipe, Trueba y Antiguo Berri mantuvieron el precio de la entrada máxima en los 7 euros de entonces, como recuerdan desde la empresa SADE: «Algunos cines decidimos mantener el precio y asumir el coste para no repercutir la subida en el consumidor», señala el responsable de la unidad de cine de la empresa, Iñaki Elorza. En años posteriores el precio máximo de la entrada, para sesiones de estreno sin promociones especiales, experimentó el incremento del coste de la vida hasta los 7,80 euros actuales.

Los cines donostiarras prevén disminuir el precio de las entradas cuando se aprueben los Presupuestos Generales del Estado en una cantidad aún por estudiar, sumándose así a la recomendación que ya ha establecido la Federación de Cines de España (FECE) de repercutir esta bajada del impuesto en el precio que tiene que pagar el espectador. «En su momento asumimos que ese euro que iban a subir las entradas lo teníamos que soportar nosotros, para no castigar al espectador. Ahora estamos estudiando una bajada que consideramos razonable, pero después de que hemos soportado este IVA exagerado durante casi seis años, tendremos que medir muy bien cómo lo hacemos y comunicarlo al espectador adecuadamente».

Otros cines guipuzcoanos también seguirán las directrices que marque la FECE, aunque cada empresa de exhibición cinematográfica puede establecer el precio de la entrada que considere oportuno, en virtud de la libre competencia.

Más entradas, menos taquilla

Cuando se aplicó la subida del IVA al 21% en 2012, coincidiendo con una época de crisis general y con un momento delicado para las salas que tenían que invertir en la digitalización definitiva de todos los equipos de proyección, la Federación de Cines señaló el efecto negativo que la medida provocó de inmediato en la recaudación en taquilla. Según sus datos, la recaudación neta del cine en España descendió un 15% en 2017 respecto a las cifras de 2011. Los 493,7 millones de euros netos recaudados en 2017 suponen un 15% menos que la recaudación neta de 2011, a pesar de haber llevado a las salas a 99,7 millones de personas, un 4,18% de espectadores más que en 2011.

Los cines de SADE, que no subieron las entradas en su momento, aplicarán una rebaja aún por estudiar

La recaudación neta del cine en España descendió un 15% en 2017 respecto a las cifras de 2011

Los exhibidores, que han venido reclamando el reajuste del IVA junto al resto de sectores cinematográficos, consideran que esta diferencia en la recaudación empezará a corregirse cuando se baje el precio de las entradas, una vez que se aprueben los presupuestos del Estado. Y esperan que esto ocurra en junio.

Para los cines este reajuste del IVA es «darnos vida», señala Iñaki Elorza. «Hay que recordar que España es entre los países más importantes de Europa, el que tiene el IVA más alto para el cine, cuando por otra parte las entradas son las más baratas. El IVA nos ha estado penalizando todos estos años, y nos ha costado mucho salir adelante en estas circunstancias, como para que ahora no nos beneficiemos en nada del reajuste».

El representante de estos cines donostiarras considera que «esta medida hará que suba la recaudación» y apunta otro dato curioso: «También afectará a la venta de palomitas y bebidas, porque hemos comprobado que cuando que el espectador cuando puede ahorrarse algo en la entrada, lo invierte en el bar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos