La actriz Teresa Lozano acusa a su propia película de promover la cultura de la violación

La actriz Teresa Lozano acusa a su propia película de promover la cultura de la violación

'Ligones', estrenada el 28 de julio, cuenta como el protagonista instruye en el arte de la seducción a cinco amigos con problemas para relacionarse con las mujeres

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

«Cuando formas parte de una película en la que se intenta hacer comedia de una violación de una chica inconsciente, tienes que pararte a pensar. Y yo me he parado. En concreto he parado tres días desde que vi la película, que se llama ‘Ligones’». Así comienza el comunicado con el que Teresa Lozano sentencia dicha película. En el filme, un peluquero llamado Javier, que asegura tener amplios conocimientos en mujeres, se dedica a instruir en el arte de la seducción a cinco chicos que tienen problemas para relacionarse las chicas. «He tenido que pararme a pensar si echar piedras sobre mi propio tejado merece la pena. Pensar si criticar un proyecto, teniendo en cuenta las pocas oportunidades que existen de hacer cine en este país, es un suicidio o un acto de coherencia», continúa. Finalmente, la actriz ha decidido hablar claro y mostrar que la película no solo esconde una serie de tópicos como «esa imagen de los hombres 'cazadores, que solo quieren carnaza' y las mujeres 'locas, inseguras y que les va la marcha'»; sino que también mostraba de una forma cómica una escena de violación.

«Hay ciertos límites que no se pueden pasar, ni en nombre de la comedia ni en nombre del Papa. (…) ¿Con qué cara puedo hablar de la cosificación de la mujer, de la violencia sexual, de todos estos temas que ya forman parte de mi día a día? Porque sí, soy actriz, y deseo seguir siéndolo. Pero antes que actriz soy mujer, y no puedo traicionarme ni a mi misma ni a mi género. Un género que a día de hoy continúa sometido a auténticas barbaridades por parte de la política, de la sociedad y la familia, de la cultura… Pero no solo son bárbaros aquellos que ejercen violencia sobre la mujer directamente. Somos bárbaros todos los que somos cómplices de ello en algún momento de nuestra vida, a veces sin darnos siquiera cuenta. Y yo no quiero ser cómplice o más cómplice de lo que ya he sido», continúa. Por eso, tras ver la escena, Teresa Lozano se ha mostrado tan tajante. «Quiero decir, ante todos vosotros, que siento muchísimo haber participado en esto, que de corazón no sabía que era así y que espero que la gente que vaya a verla salga tan escandalizada como yo. Porque lo que más miedo me da es que veamos estas cosas como graciosas y normales, cuando son pura violencia hacia la mujer. Me da pánico pensar que un grupo de chavales de 16 -18 años (la película es para mayores de 16) puedan ir a ver la peli y piensen que violar a una mujer inconsciente es tener sexo con ella y que tienen derecho a hacerlo, que no pasa nada y hasta puede que ella lo disfrute».

Sin embargo, el director de la película defiende la escena: «Afirma que la relación sexual es consentida puesto que el violador afirma que disfrutó. Es decir, que yo no lo he entendido bien, que ella es consciente de la relación sexual (en sueños, será, y con la consiguiente amnesia, vamos, ¡lo normal!) y que de ninguna manera una película en la que aparece una violación habría pasado los festivales internacionales que esta ha pasado, así como los nacionales, ya que se encuentra en cines de toda España», asegura la actriz, que ha recibido numerosas muestras de apoyo en redes sociales desde la publicación de su comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos