Diario Vasco
El Centro Vasco Americano que formaba parte de la zona conocida como Little Spain.
El Centro Vasco Americano que formaba parte de la zona conocida como Little Spain.

El pasado vasco en Nueva York

  • El filme 'Little Spain' incluye referencias al Centro Vasco Americano

Fue todo un barrio de gran auge en los años 30, aunque de aquello sólo quede hoy un edificio en plena actividad, La Nacional. Pero Little Spain, la zona de Nueva York alrededor de la calle 14 en el West Village, conoció desde el siglo XIX la llegada de muchos emigrantes que acabaron asentando su cultura y buscándose sus maneras de vivir en la ciudad que les acogió.

Un documental que se ha publicado ahora en DVD en Estados Unidos, dirigido por el alicantino afincado en Nueva York desde 2009, Artur Balder, trata de rescatar información y testimonios de aquella comunidad, en la que se insertaba también el Centro Vasco Americano, y la actividad de un hombre emblemático, Valentín Aguirre, «un personaje de leyenda en Nueva York», en palabras de Artur Balder.

Aquel Centro Vasco Americano que se fundó en 1913 y décadas después sería el germen de lo que hoy constituye la Euzko Etxea en Brooklyn forma parte de la actividad y la cultura que existió en Little Spain y que este documental de una hora de duración trata de rescatar del olvido. «Little Spain surgió en la segunda mitad del siglo XIX, se expandió hasta finales de los años treinte, cuando acudieron muchos más emigrantes españoles con movito de la Guerra Civil, que se quedaron ya allí por la mala situación que había en España y porque coincidió con unos años de progreso económico en Estados Unidos», explica Balder, autor también de algunas novelas históricas de éxito, como 'Crónicas de Widukind' y los protagonizados por el personaje Curdy.

«Empecé a hacer documentales en 2009, cuando vine a Nueva York y estudié producción de cine y teatro, porque es más difícil manejar a los actores que las cámaras, incluso en el documental, donde para hacer una buena entrevista es necesaria una cierta técnica para conseguir que esa persona se relaje y se sienta cómoda para hablar», explica Balder. «Cuando llegué a Nueva York me bajaba del metro en la calle 14, y me llamaba la atención la fachada de La Nacional, un centro cultural hispano, y la iglesia Our Lady of Guadalupe que es la primera iglesia donde se hacía misa en español en el siglo XIX. Conocí al director de La Nacional , Robert Sanfiz, que se ha convertido en la columna vertebral del documental, y que resume muy bien el proceso de la emigración en Nueva York».

Difícil documentación

El documental se compone principalmente de entrevistas y fotos, y también aparece «un espectáculo de flamenco, que es algo que siempre ha habido en La Nacional. Allí ha acudido muchas veces Al Pacino, por ejemplo, que tiene varias fotos con la gente de La Nacional». Lograr la documentación no fue tarea fácil: «Normalmente se guardan retratos de familiares y amigos, pero las fotos de edificios son más difíciles de obtener. Pero fui buscando fotos y comprando los derechos de muchas de ellas, de manera que solo se pueden ver en este documental».

El Centro Vasco Americano «representa el admirable tesón de los vascos para cuidar de su cultura. Allí se reunían para hablar euskera, que era lo que más añoraban, según explican todos los testimonios. Y también para celebrar comidas y recrear un poco la cultura de los vascos que emigraban a Nueva York, era un lugar donde se podían sentir reconfortados».

Valentín Aguirre fue una figura fundamental, con el hotel Santa Lucía que montó en el 82 de Bank Street, el restaurante Jai Alai y la agencia de viajes. «Además de participar en las actividades del Centro Vasco Americano, Aguirre conseguía trabajo a muchas personas que llegaban al muelle de Chelsea, porque tenía contactos en el West Village y ayudaba a todo el mundo», añade Balder.

Pero buena parte de esos emigrantes fueron buscando posteriormente otros barrios más prósperos. «Y ese núcleo de Little Spain se fue dispersando, porque además no era una comunidad tan amplia como la de los italianos o los polacos. Y se fue quedando sola La Nacional como símbolo de aquel Little Spain que luego se fue llenando de latinos, aunque posteriormente ellos también se han desplazado Nueva Jersey y otras zonas cercanas».

Actualmente Little Spain no está señalizado como tal. «Quizás con todo este 'revival' de varias investigaciones que hay en marcha sobre lo que fue Little Spain, el Ayuntamiento de Nueva York se anime a poner una placa que recuerde lo que hubo ahí», confía el director, «y quede un reconocimiento a todos esos emigrantes que vivieron ahí».

El DVD del documental 'Little Spain', con subtítulos en castellano, se puede conseguir en la página web www.spanishbenevolentsociety.com.