Charles Dance reivindica los textos de Lincoln, «demasiado largos para Twitter»

Charles Dance, en la ruenda de prensa de este martes en el Kursaal.
Charles Dance, en la ruenda de prensa de este martes en el Kursaal. / ARIZMENDI

El actor británico, conocido mundialmente por su papel en 'Juego de Tronos', será hoy el narrador de 'Lincoln Portrait'

El actor Charles Dance ha destacado la «responsabilidad» que supone recitar escritos de Abraham Lincoln «teniendo en cuenta quién es el actual inquilino de la Casa Blanca», y ha remarcado que esos textos siguen de actualidad pero son, ha ironizado, «demasiado largos para colgarlos en un tuit».

Dance será hoy el narrador de 'Lincoln Portrait', una pieza compuesta por el autor norteamericano Aaron Copland en 1942 e incluida en el primer programa de la Cincinnati Symphony Orchestra, el conjunto que cerrará mañana la 78 edición de la Quincena Musical de San Sebastián.

Poseedor de una reputada carrera en el cine y en el teatro, Dance es conocido sobre todo por haber encarnado a Tywin Lannister, uno de los personajes más odiados de la serie 'Juego de Tronos'.

Sin embargo, esta circunstancia no parece molestar al actor británico que cree que «siempre es mejor que te conozcan a que no te conozcan», según ha asegurado en la rueda de prensa en la que ha presentado el concierto de esta noche en el Kursaal junto con el director de la orquesta de Cincinnati, Louis Langrée, y el director del festival musical donostiarra, Patrick Alfaya.

Por tercera vez en pocos meses tras su paso por el Festival de Edimburgo y los Proms de Londres, Dance volverá a dar voz a la selección que Aaron Copland hizo de diferentes textos escritos por el presidente estadounidense asesinado y que acompañó con melodías folclóricas de Estados Unidos.

El actor ha reconocido que se encuentra en un momento «cínico» con su profesión porque los actores «se quejan constantemente de lo duro que es rodar una película», cuando este trabajo no consiste «en apagar incendios o soportar guerras, como ocurre con parte de la Humanidad».

En este sentido ha señalado que le ha «encantado» el trabajo que ha llevado a cabo con la orquesta y con el director Louis Langrée porque supone «asumir riesgos emocionales».

«Estar continuamente pendientes de la imagen o de las cámaras» hace que los actores «se olviden de lo que es realmente su profesión» que, según ha remarcado Dance, consiste en «hacer llegar un texto al público lo mejor que pueda, sin pensar en uno mismo».

Considerado un actor «shakesperiano», Dance ha reconocido que prefiere el cine porque una «buena película dura mucho tiempo» mientras el teatro «viene y se va» con la función.

Dos conciertos

La Cincinnati Symphony Orchestra, la segunda orquesta norteamericana que toca en la Quincena Musical en los 78 años de historia del festival donostiarra, ofrecerá dos conciertos con un marcado carácter norteamericano en las obras escogidas aunque incluye también composiciones de Tchaikovsky y Dvorak.

Hoy además de 'Lincoln Portrait' ofrecerá la suite sinfónica que Leonard Bernstein compuso para la película 'La ley del silencio', de Elia Kazan, y la Sinfonía número 5 de Tchaikovsky, una obra que permitirá demostrar los matices de la agrupación sinfónica estadounidense que aúna la «potencia» de los conjuntos norteamericanos junto con el «fraseo» y el «sonido», herencia de sus orígenes alemanes, ha destacado su director.

Mañana Louis Langrée dirigirá la 'Short Ride in a Fast Machine', una «dificilísima» obra compuesta por el estadounidense John Adams en 1986, el Concierto para violín en Sol menor de Max Bruch, con el violinista Renaud Capucon, y la Sinfonía del Nuevo Mundo, que el checo Antonín Dvorak compuso en EE.UU.

Fotos

Vídeos