Charles Baty: «Aún tenemos mucho que aprender de los clásicos»

El guitarrista de Alabama, ayer en Hondarribia./MIKEL FRAILE
El guitarrista de Alabama, ayer en Hondarribia. / MIKEL FRAILE
Charles Baty (Guitarrista y premio Hondarribia Blues Festival)

El guitarrista y exlíder de Charlie & The Nightcats comparte hoy escenario con JW Jones y recibe el premio del HBF por su carrera a caballo entre blues, el swing y el jazz

JOSU OLARTESAN SEBASTIÁN.

Aunque nació hace 64 años en Alabama, Charles Baty considera que sus raíces están en Davis, pequeña ciudad californiana cercana a Sacramento. Allí establecieron su base Charlie & The Nightcats, el revivalista combo de blues y swing que en 1976 formó con su colega de la universidad de Berkeley Rick Estrin, y desde allí evoca sus vagos recuerdos del País Vasco a propósito del premio honorífico que hoy le concede el Hondarribia Blues Festival. «Toqué en Bilbao y en algún otro lugar de País Vasco que no me vine a la memoria. Lo que sí recuerdo es su paisaje verde, su buena comida y clima, su lengua propia y lo agradable que fue todo. He actuado unas cinco veces en España, solo y con la banda, y siempre he disfrutado y conectado con el público», apunta Baty en referencia a su grupo nodriza con el que se curtió como guitarrista. Intenso y versátil, compartió giras con clásicos como Muddy Waters o Albert Collins. Desde 2008 lleva ensanchando su enfoque musical estableciendo conexiones con colegas como Mark Hummel o el joven el guitarrista canadiense JW Jones, que tras presentarse ayer en la Arma Plaza, esta noche (22.30 h) compartirá con Baty el escenario Benta, al que también se subirán después The JB's James Brown Original Band y los guipuzcoanos Towels Blues Band.

- En Hondarribia van a reconocer su carrera con un premio honorífico. Una buena manera de estrenarse en un festival, ¿no?

Sábado 15
Itsas Etxea Auditoriuma
11
30 Charla: Mojo Blues : Superstición en el Blues (con Héctor Martínez. Guitarra: Fernando Beiztegui)
Blues Village (Benta)
13
00 Barbacoa Popular
14
00 The Black Snakes
15
00 Igor Prado Band
Escenario Carlsberg (Arma plaza)
20
00 Headline Blues Band
Escenario Coca Cola (Calle San Pedro)
20
00 Marco Marchi & The Mojo Workers
Escenario Benta
21
30 White Towels Blues Band
22
30 JW-Jones & Charlie Baty. Premio Blues Hondarribia 2017
00
00 The JB's James Brown Original Band
Domingo 16
Calles del pueblo
12
30 Granujas a Todo Ritmo
Blues Village (Benta)
13
00 Paella popular
14
00 White Towels Blues Band
15
00 JW-Jones
Calles del pueblo
18
30 Granujas a todo ritmo
Escenario Carlsberg (Arma plaza)
19
00 Annika Chambers
Escenario Coca Cola (Calle San Pedro)
20
00 The Black Snakes
Blues Village (Benta)
Clausura del festival
22
00 Headline Blues Band
23
00 Jam session con los artistas del festival

- Por supuesto, y también un honor que no acabo de entender bien viendo el estatus de la gente que lo ha ganado antes como Taj Mahal, Eric Burdon o James Cotton. Les estoy muy agradecido porque en este negocio los músicos no solemos recibir honores ni distinciones de este tipo.

«Los años me han enseñado que lo más cautivador es la emoción al tocar»

«Nunca olvidaré que Muddy Waters me felicitó una vez que tocamos juntos»

«Intento expresarme con la guitarra como si se tratara de un saxofón o un piano»

- ¿No trata bien el blues a sus artistas?

- La música siempre es buena con nosotros y el blues particularmente es genial, otra cosa es la industria, el negocio, no estamos en el mundo de rock. En todo caso, a mí no me gusta definirme como un guitarrista de blues sino como guitarrista a secas, porque toco muchos tipos de música.

Más información

- De hecho lo combina con swing, jump, jazz 'manouche', música brasileña ...

- Lo que he aprendido con los años es que la parte más cautivadora de la música es la melodía y la emoción que puedas transmitir al tocar. Si la música es real, la gente puede sentirla. Al público no le gusta ver a un artista que hace lo mismo cada noche. Creo que parte de mi éxito consiste en que cada vez que salgo al escenario intento crear algo nuevo inspirado por el público. Eso me lleva a abordar distintos fraseos y enfoques de la música. La brasileña, por ejemplo, me resulta fascinante porque tiene todos esos ritmos y melodías sonando al mismo tiempo. Su sonido y sus escalas me recuerdan a las de gypsy jazz. También me encanta el flamenco pero, por desgracia, no puedo tocarlo. Creo que cuando un guitarrista intenta sonar como BB King o Buddy Guy se limita. Puedes tomarlos como referencia, pero para combinarlos con otras cosas y encontrar su propio estilo. El propio BB King desarrolló el suyo escuchando discos de Djaango Reinhardt, del que era un gran fan.

- En Hondarribia compartirá concierto con su colega canadiense JW Jones. ¿Qué se puede esperar de su conexión en vivo?

- Conozco a JW desde hace casi 20 años, cuando era muy joven me venía a ver a The (Fabulous) Thunderbird con los Nightcats. Con los años se ha convertido en un gran guitarrista y amigo junto al que he podido tocar mucho, componer, grabar discos como 'Bluelisted' en 2008 y girar por Europa y Estados Unidos. Así que creo que tenemos esa conexión que nos permite hacer algo distinto cada vez que nos juntamos en un escenario. Tocaremos canciones mías y suyas estableciendo algún tipo de interacción entre nosotros y nuestra batería. Esta vez no tenía presupuesto para traerme mi banda.

- De hecho ha grabado un disco en formato de trío de jazz con órgano Hammond como 'Little Charlie And Organ Grinder Swing'.

- Si, lo divertido de grabar con dos ex Nightcats (Lorenzo Farrell al Hammond y J. Hansen a la batería) es que puedes combinar los géneros. Puedes tomar una canción de Django o Charlie Christian y adaptarla a ese formato de organ jazz. Ha dado tanto juego y ha sido tan divertido que creo que posiblemente haremos un segundo disco. En Hondarribia no tendremos un Hammond B3, pero posiblemente adaptemos con JW algunas de las canciones.

- ¿Intenta que el blues resulte más atractivo acercándolo al jazz?

- Creo que he intentado demostrar que es posible tocar ambos estilos sin dejar de sonar auténtico y real. Para eso aún hay mucho que aprender de los clásicos del pasado. Siempre me ha atraído la personalidad de los grandes músicos que conectaron el blues, el jump sing y el jazz, porque lo hacían poniendo su sello enérgico y único; gente como Lionel Hampton, Charlie Parker o Charlie Christian, e incluso intérpretes más modernos como Duke Robillard o Doug Deming que sigue esa línea. Se puede tocar una viejo blues de John Lee Hooker como si fuera una canción de Pat Martino y sonar muy bien, o puedes hacer que una canción de T Bone Walker suene a be bop y suene realmente bien. Yo lo llamo integridad musical.

- ¿Cómo definiría su estilo a la guitarra?

- Nunca me he considerado técnicamente un buen guitarrista. No le digo a la gente cómo tocar. Escucho un montón de música y lo que intento es reflejar con la guitarra todo lo que tengo en la cabeza. Intento expresarme con su sonido como si fuera un saxo o un piano. Yo diría que lo que me caracteriza es tocar con un swing agresivo, y el entusiasmo por la música y por tocar canciones que abarcan varios estilos.

- Primando la expresividad sobre la técnica, más sensibilidad y menos efectos ¿no?

- Yo odio los pedales de efectos, no necesito nada de eso. Un amplificador, Leslie a poder ser, es suficiente para mí. El secreto está en la cabeza y en la manera de percutir y presionar las cuerdas con las manos.

- ¿Qué guitarristas le han influido?

- Charlie Christian por su manera de sentir el swing, Kenny Burrell por su sonido delicado. Por lo que al blues respecta, diría que Robert Lockwood junior en su época con Sonny Boy Williamson. Tuve la suerte de conocerle y tocar con él, recuerdo que yo era joven y me puse a hacer cosas atléticas, poniéndome la guitarra detrás de la cabeza y todo eso. Y me dijo: 'Tienes que tranquilizarte tío, no puedes pasarte toda la vida haciendo todas esas cosas'. Han pasado muchos años y sigo tocando con la guitarra por detrás de la cabeza, pero me hizo ver la importancia de ser expresivo con menos notas.

- ¿Guarda algún recuerdo especial de algunas de las luminarias del blues con las que ha compartido escenario o experiencias?

- He tenido la suerte de vivir muchos momentos memorables. Recuerdo que, en los inicios con Rick Estrin, Muddy Waters no invitó a tocar en varios shows que hizo en California. Y hasta me susurró al oído que sonaban muy bien. También pudimos girar con la banda de Albert Collins pocos antes de su muerte. Y con John Hammond, Mark Hummel, Willie Dixon..., tengo bien guardado en la memoria todo eso.

- ¿Mantiene contacto con Rick Estrin y su ex compañeros de The Nightcats?

- Sí, el otro día me llamó por mi cumpleaños, solemos hablar y tocar de vez en cuando. Cuando el guitarra actual de los Nightcats, Chris (Andersen), tiene algún compromiso o se va por Navidad, suelo sustituirle y tocar con ellos también.

- Cuelga clases de guitarra en Youtube. ¿Qué consejos daría a los guitarristas que empiezan?

- Les diría que hicieran la música que les guste aprendiendo de lo que oigan que les toque el corazón, Si escuchan un solo de BB King que les gusta, que lo aprendan para cuando puedan o sepan llevarlo a su terreno. Tocar acordes de una manera mecánica no es forma de aprender. Yo lo hice practicando de oído, es la manera mas directa de coger ideas que transformar más adelante.

- La audiencia de los festivales de blues suele ser madura. ¿Qué debería hacerse para que el blues conecte con los jóvenes?

- Creo que hay que dar cancha a los músicos jóvenes. La gente de mi generación nos enganchamos a través de músicos como J Geils (Band) o Paul Butterfield, que eran un poco mayores que yo, y a partir de ahí nos interesamos por los orígenes y los clásicos. La energía es siempre contagiosa. Los jóvenes que van a un club prefieren ver alguien de su edad con talento, como en su día pasó con Steve Ray (Vaughan).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos