Un centenar de embarcaciones de época participarán en el Festival Marítimo de Pasaia

La réplica de L'Hermione adornará la bahía pasaitarra. / Claude Peron

La cita reunirá en mayo a algunas de las mejores réplicas de naves históricas que se han construido en Europa

BORJA OLAIZOLA

La bahía de Pasaia se convertirá entre los próximos 17 y 21 de mayo en el escaparate de algunas de las embarcaciones de época más espectaculares de Europa. El Festival Marítimo reunirá a cerca de un centenar de barcos, entre ellos veleros tan espectaculares como la réplica de ‘L’Hermion’ o el ‘Kaskelot’, auténtica aristocracia de los océanos que se ha utilizado en rodajes de películas como ‘Los tres mosqueteros’ o ‘Shackleton’. La cita, la primera de estas características que se organiza en España, congregará a unos 400 tripulantes y estará acompañada de actividades paralelas como actuaciones musicales, exposiciones de artesanía y una amplia oferta gastronómica.

Aunque los preparativos del Festival Marítimo de Pasaia empezaron hace un año, el proyecto comenzó a tomar cuerpo hace mucho más tiempo. Xabier Agote, el presidente de Albaola, recordaba que cuando puso en marcha su primer astillero para la recuperación de embarcaciones tradicionales en Pasaia la idea ya rondaba por su cabeza. «Lo teníamos todo para organizar una de estas citas: un puerto natural maravilloso, una historia marítima excepcional y un pasado en la construcción de barcos como muy pocos otros lugares del mundo. Nos faltaba capacidad para que viniesen embarcaciones emblemáticas capaces de atraer al público y eso lo hemos conseguido ahora con la ayuda de todas las instituciones».

Agote, que ha sido designado director de la cita, fue el que puso la semilla del proyecto cuando se trasladó en 2004 con la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez, a la localidad bretona de Brest para asistir a su festival marítimo, uno de los más renombrados de Europa. «Se quedó sorprendida del poderío de un acontecimiento que era capaz de generar cerca de un millón de visitas al puerto en cinco días», indicó. Los festivales de embarcaciones de época, añadió Agote, tienen mucha tradición en algunas ciudades portuarias del norte de Europa y constituyen una pieza clave en su economía local. En Francia, país que reconoce y reivindica su patrimonio marítimo, se celebran algunos de los más frecuentados del continente, entre ellos el ya citado de Brest o el de Morbihan. El Sail de Amsterdam, que tiene lugar cada cinco años, congrega a nada menos que tres millones de visitantes.

El contacto con todas esas realidades llevó a las instituciones a la convicción de que Pasaia podría albergar un acontecimiento similar. El hecho de que el municipio acogiese la sede de Albaola, el único astillero especializado en la reconstrucción de embarcaciones de época, jugaba claramente a su favor. «Acostumbrados como estamos a que Pasaia sea siempre un referente de penurias y noticias negativas, anunciar la celebración de un festival náutico significa muchísimo para nosotros», reconocía ayer su alcaldesa. «Si hace unos años alguien nos hubiese dicho que algún día íbamos a hacer algo así nadie le hubiese creído», insistió. Izaskun Gómez se mostró convencida de que la cita va a marcar un antes y un después en la regeneración de la comarca: «Pasaia tiene una deuda con el mar y el festival va a ser una forma de devolver al mar todo lo que nos ha dado».

Junto a la alcaldesa comparecieron los representantes de las otras dos instituciones que patrocinan el festival: el Gobierno Vasco y la Diputación. El consejero de Turismo, Alfredo Retortillo, glosó algunos de los hitos del pasado marítimo de la localidad y recordó así que fue cuna de figuras como Blas de Lezo. Mencionó su protagonismo como laboratorio naval de referencia para la flota española que abrió las puertas del nuevo mundo y destacó su condición de «centro tecnológico de vanguardia». Retortillo se mostró convencido de que acontecimientos como el festival son una oportunidad para fomentar la clase de turismo que el País Vasco busca:«Diversificado, desestacionalizado y de calidad».

Denis Itxaso, diputado foral de Cultura, habló de la fragata ‘L’Hermion’, que será la estrella de la cita pasaitarra, y de lo que su construcción ha supuesto para Rochefort, una localidad de 40.000 habitantes al norte de Burdeos. «’L’Hermion’ ha sido una referencia para todos nosotros porque alrededor de su proceso de fabricación se ha generado una industria cultural que atrae a unos 200.000 visitantes anuales», indicó el diputado, que mencionó la política de apoyo a la recuperación del patrimonio marítimo que lleva a cabo su departamento con actuaciones como la restauración del astillero Mutiozabal de Orio.

Itxaso añadió que alrededor del festival se han organizado una serie de actividades paralelas, entre ellas varios conciertos de música. Reveló que habrá una actuación estelar a cago de una estrella internacional aunque no proporcionó más detalles al respecto. También indicó que habrá una amplia oferta gastronómica, además de exposiciones sobre patrimonio marítimo y muestras de artesanía. El titular de Cultura mencionó además que la Diputación está haciendo un esfuerzo de promoción del festival en territorio francés dada la tradición que tienen esta clase de acontecimientos en el país vecino.

La alimentación de los 400 tripulantes que acudirán a la cita correrá a cargo de la asociación Zaporeak, reveló Xabier Agote, que precisó que los beneficios que se obtengan irán a parar a los refugiados que huyen de la guerra en Siria. El director del festival recordó además que Galicia será en esta ocasión el invitado de honor dada su vinculación con Pasaia.

Más

Temas

Pasaia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos