«Es una muy buena noticia para todos»

Centros culturales, museos e instituciones acogen con satisfacción la reapertura del museo. El acuerdo de la familia del artista con la galería Hauser&Wirth genera un amplio consenso sobre el peso de Chillida-Leku en el mapa cultural vasco

Los visitantes regresarán el próximo año a las campas de Chillida-Leku. En la imagen, junto a la escultura 'Consejo al espacio IV'. /
Los visitantes regresarán el próximo año a las campas de Chillida-Leku. En la imagen, junto a la escultura 'Consejo al espacio IV'.
Alberto Moyano
ALBERTO MOYANO

De excelente noticia para el territorio de Gipuzkoa y el conjunto de Euskadi coincidieron en calificar la anunciada reapertura de Chillida-Leku diferentes responsables de museos y centros culturales que conforman el 'mapa cultural' vasco. La noticia se acogió con satisfacción, cuando no alegría, a la espera de conocer los detalles del acuerdo entre la familia y la firma suiza Hauser&Writh que, según coincidieron en señalar las fuentes consultadas, tendrá una repercusión positiva en el conjunto de los centros culturales del entorno. Este periódico trató recabar durante el día de ayer la opinión de los directores del Museo Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte, y del Bellas Artes de Bilbao, Miguel Zugaza, sin que fuera posible.

Desde el donostiarra Museo de San Telmo, su directora, Susana Soto, consideraba que se trata de «una gran noticia, fantástica. Era algo que estábamos esperando desde que se cerró». Soto reconocía que el visitante de San Telmo no preguntaba habitualmente por la situación de Chillida-Leku, no así los conocidos y amigos que visitan San Sebatián. «Siempre se asombraban de que no se hiciera algo y la respuesta era que se estaba negociando». Soto siempre se ha mostrado convencida de la reapertura del centro «porque la propia familia nunca ha renunciado. No era un museo que vieras que iba muriendo poco a poco, sino que siempre se ha podido visitar» mediante cita previa. «Siempre he confiado en que se llegara a un acuerdo».

Lo que tiene claro la directora de San Telmo es que la reapertura «nos beneficia a todos y por eso es muy importante. Ahora San Sebastián vive un auge turístico de la mano de la gastronomía, pero el atractivo de la ciudad es más completo si cuenta con una buena oferta cultural. Mejor para todos. En este caso, la competencia no resta, sino que suma. Es un crecimiento cultural».

La responsable de Tabakalera, Ane Rodríguez, considera que «lo importante es que Chillida-Leku pueda abrirse al público y que la obra del artista pueda tener visibilidad pública. Desconozco el acuerdo al que se ha llegado, pero creo que la cuestión es dar con las fórmulas adecuadas para que las personas tengan acceso a su obra», añadió. Rodríguez augura que «será interesante ver si se abren nuevas posibilidades de colaboración con un nuevo agente como Hauser&Wirth en el contexto y cuál es su interacción. Es una galería muy potente que controla muy bien el mercado del arte y que promociona artistas de larga trayectoria».

«Un público en parte común»

También para el subdirector del Museo Oteiza de Alzuza, el donostiarra Juan Pablo Huércanos, se trata de «una excelente noticia porque teníamos un público en parte común que durante años aprovechó una misma jornada para visitar los dos museos, principalmente, turismo procedente de Madrid, Barcelona o internacional. Tras el cierre de Chillida-Leku, este plan se quedó un poco cojo».

A la espera de conocer los detalles del acuerdo cerrado entre la familia del escultor y la galería suiza, Huércanos cree que «en principio pinta muy bien. Tras la última ruptura de las negociaciones con las instituciones, parecía que el grado de enquistamiento era irreversible. Parecía muy difícil que hubiera una vuelta atrás y ahora se va a encargar del museo una galería privada, lo cual certifica que la idea de un acuerdo con las instituciones públicas ha fracasado». En cualquier caso, Huércanos destaca que «todo este patrimonio volverá a ser de acceso público». Respecto al modelo que adopte Chillida-Leku, «habrá que esperar para verlo, pero la idea de contextualizar la obra de Eduardo con otras exposiciones que ayuden a realizar una lectura de su trayectoria artística es interesante».

«Cerrado era una pata coja»

Más matizada es la opinión del director del Artium de Vitoria, Daniel Castillejo. «Es una sensación agridulce. Por un lado, de pena porque desde lo público no se haya podido cerrar un acuerdo. Por otro, de alivio porque Chillida-Leku estará abierto». Castillejo no ocultaba ayer su «sorpresa al comprobar que tanto la familia Chillida como Gobierno Vasco y Diputación Foral de Gipuzkoa no hayan sido capaces de llegar a un acuerdo tras años de negociaciones. Es un poco lo que pasa con muchas cosas en este país, en el que se mezclan desidias, malos entendidos y cuestiones económicas». A juicio del director de Artium, «Chillida-Leku es un centro de indudable interés», por lo que «es normal que a la vista del fracaso de las negociaciones, la familia haya pulsado otras cuerdas y haya encontrado esta galería». En su opinión, «esto no tiene por qué afectar en principio a la propiedad, ni hacer que se escapen tanto obras, pero sí significa que la galería intentaré vender si puede algunas esculturas».

Sí reconocía que desde el punto de vista del mapa museístico vasco, «es una noticia buenísima porque una sociedad avanzada debe tener centros de arte, no sólo concentrados en un punto. Además, debemos trabajar conectados, un punto en el que cada vez están haciendo las cosas mejor. Chillida-Leku era una pata coja que esperemos que con este acuerdo quede arreglada», concluía.

En el ámbito institucional, la noticia también fue recibida con satisfacción. El consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, opinó que el acuerdo alcanzado entre la familia Chillida «con una de las galerías más importantes del mundo» les permitirá «dar un impulso nuevo a la obra» del escultor donostiarra. «Creemos que es una gran noticia para la cultura vasca, y espero que las negociaciones entre la familia y esta galería vayan bien y podamos ver pronto reabierto el museo», indicó Zupiria.

El consejero vasco de Cultura reiteró la «disposición del Gobierno Vasco a colaborar en lo que sea necesario» y en este sentido, señaló que el Ejecutivo autonómico, «como siempre ha estado, está dispuesto a colaborar para que esto suceda. Creo que es muy importante que confirmemos la pata de Chillida-Leku en Gipuzkoa, que junto con el Guggenheim y el Bellas Artes en Bizkaia y el Artium en Álava conformarán una plataforma muy importante para la promoción del arte vasco en todo el mundo». El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, s e remitió a la valoración positiva que realizó la víspera el responsable foral de Cultura, Denis Itxaso, y se limitó a escribir en Twitter que «nos alegra que se vuelva a abrir un espacio para el arte en Gipuzkoa. Chillida-Leku enriquecerá el patrimonio cultural de nuestro territorio y eso es una buena noticia».

También desde las alcaldías de Donostia y Hernani, localidad esta última que acoge el museo dedicado a la obra de Chillida, se realizaron valoraciones en clave positiva. El alcalde donostiarra, Eneko Goia, consideró una «muy noticia» el anuncio dado a conocer el jueves por Hauser&Wirth, y destacó el prestigio del que goza como galería solvente. Fuentes de la Alcaldía donostiarra indicaron que «vamos que es una galería de renombre internacional cuya gestión de Chillida-Leku repercutirá positivamente en todo el entorno». Eneko Goia manifestó, tras consultar con agentes culturales, su confianza en que la firma suiza «genere una dinámica cultura que trascienda Chillida-Leku» y añadió que «el propio catálogo de la galería -trufado de nombres de artistas prestigiosos- servirá para poner al artista donostiarra en el circuito internacional y a situar el foco cultural sobre los proyectos culturales que se generan en San Sebastián y en Gipuzkoa».

El alcalde de Hernani, Luis Intxauspe, consideró «muy positiva la noticia porque Chillida-Leku es un lugar de referencia en la cultura vasca y aporta a nuestro municipio un valor añadido desde el punto de vista del turismo cultural». Intxauspe indicó que Hernani tiene sus propios flujos turísticos a lo largo del año más vinculados a eventos gastronómicos, aunque admitió que en verano «sí se ha notado un aumento, seguramente al socaire del auge de Donostia». En cualquier caso, añadió, «a buen seguro se notará en el número visitantes que se acerquen a la localidad». Para terminar, aseguró que «se trata de una buena noticia para todo el mundo».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos