Una baraja para que los niños creen sus propias historias

Miriam Peña Zabala, responsable del proyecto ‘Baraja Miradas', e Itsaso Madariaga López, responsable de la exposición ‘Maguma y 40 Miradas'.
Miriam Peña Zabala, responsable del proyecto ‘Baraja Miradas', e Itsaso Madariaga López, responsable de la exposición ‘Maguma y 40 Miradas'.

TERESA FLAÑO

‘Baraja Miradas’ es el nombre de un proyecto artístico colectivo en el que participan 40 artistas e ilustradores diseñando una baraja de cartas, editada por Fournier e ideada para uso didáctico en Educación Infantil y Primaria. La baraja propone observar los matices de lo cotidiano, buscando, como plantea el filósofo e historiador Michel de Certeau en ‘La invención de lo cotidiano’, otra manera de percibir, observar y contar la vida ordinaria que trascienda la tradicional mirada condenada a la disciplina y a la pasividad. Este proyecto, dirigido por Miriam Peña Zabala, profesora del Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de la UPV, ha sido presentado en el contexto del IV Congreso Internacional ‘Arte, Ilustración y Cultura Visual en Educación Infantil y Primaria: Mediación crítica dentro y fuera de la escuela’.

Entre los diseñadores se encuentran alumnos y profesores de la Facultad de Bellas Artes y de las escuelas de magisterio de los tres campus de la UPV/EHU y que han buscado con sus trabajos “mirar la cotidianeidad para descubrir sus detalles, sus singularidades, sus matices, sus anécdotas, su belleza, su poética”. Para ello, se propone un juego En el envés de los naipes puede contemplarse, como si de un zoom se tratara, la imagen de un icono diseñado por Maguma, ilustrador español invitado a este proyecto, que revela una mirada ‘micro’ a lo cotidiano. Ese icono es representado e interpretado por los cuarenta autores participantes, quienes lo incorporan en el haz de cada carta mostrando cuarenta miradas "macro" que revelan contextos ampliados, en los que el icono aparece representado en un contexto más complejo y completo.

El empleo de las cartas se propone bajo una doble dimensión. De un lado, utilizando el haz de las mismas de forma libre, como disparadores o detonantes de historias, de interpretaciones y de identificaciones. El uso aleatorio y secuencial de estas cartas, y la consecuente lectura e interpretación de las representaciones, les confiere un sentido narrativo lleno de potencialidades. De otro lado, estableciendo conexiones entre ambos lados de la carta. Con la pregunta “¿qué hay detrás de la carta?”, el niño o la niña pueden jugar a adivinar y descubrir las relaciones entre la mirada "micro" del envés de la carta y la mirada "macro" del haz de cada uno de los naipes.

También se ha organizado la exposición titulada ‘Maguma y 40 Miradas’, en el Rincón del ilustrador del Centro Cultural Aiete (Donostia/San Sebastián), en la que, hasta el 17 de septiembre, se pueden contemplar las 40 miradas a lo cotidiano representadas en las cartas de ‘Baraja Miradas’. Esta muestra estáacompañada de la obra de Maguma, donde se mostrará en primicia el proceso creativo de las piezas de su último libro ‘God of Money’.

Fotos

Vídeos