Los artistas guipuzcoanos contarán con ayudas forales para su internacionalización

Denis Itxaso explica ante María Jose Telleria las partidas aprobadas por el Gobierno foral para proyectos culturales/
Denis Itxaso explica ante María Jose Telleria las partidas aprobadas por el Gobierno foral para proyectos culturales

Bajo el nombre de Mundura, la Diputación ha acordado destinar 90.000 euros a este apartado de los 2.333.000 euros aprobados para repartir entre ocho programas de respaldo a la cultura

DVSan Sebastián

La Diputación de Gipuzkoa ha creado una línea de apoyo a la internacionalización de artistas del territorio, con la que "cierra el círculo" del modelo de ayudas culturales que comenzó a renovar hace un año.

Bajo el nombre de Mundura, el gobierno foral ha acordado este martes destinar 90.000 euros a este apartado de los 2.333.000 euros aprobados para repartir entre ocho programas de respaldo a la cultura.

La restauración del patrimonio inmueble, con 605.000 euros, y el programa Oreka, cuyo objetivo es fortalecer las estructuras consolidadas que gestionan la oferta cultural de Gipuzkoa, con 560.000, recibirán la mitad de las ayudas.

Para Tokiko, que agrupa las subvenciones de actividades culturales organizadas por ayuntamientos, se han consignado 300.000 euros; al impulso de proyectos y estructuras emergentes innovadores, que forman parte del programa Susperka, se han destinado 100.000; y para los proyectos innovadores con vocación de transformación social, reunidos en Olatuak, programa del legado de San Sebastián 2016, se han reservado 150.000.

La investigación arqueológica, con 228.000 euros, y la restauración del patrimonio documental, con 36.000, completan las partidas aprobadas por el Consejo de Gobierno Foral esta semana.

El diputado de Cultura y la directora de este departamento, Denis Itxaso y María Jose Telleria, han presentado en rueda de prensa estas subvenciones, que otorga la Diputación pero que deciden expertos ajenos a la institución foral.

Itxaso ha explicado que hasta ahora se habían concedido ayudas directas y nominativas a colectivos y artistas del territorio que habían sido invitados a participar en eventos en el extranjero y que debían de costear los viajes o incluso los alquileres de locales, como el coro Landarbaso, el pianista de Josu Okiñena o los responsables de las películas "Loreak", "Handia" y "Amama". Ahora, a través de Mundura, se hace una convocatoria pública de libre concurrencia con subvenciones máximas de 20.000 euros por persona física o entidad sin ánimo de lucro, con lo que además de cubre o complementan aquellas ayudas que otorga el Instituto Etxepare.

Las actividades subvencionables son la participación en festivales o concursos del ámbito artístico y cultural, así como actuaciones artísticas, musicales, teatrales o de danza.

El respaldo a la cultura mediante subvenciones cuenta también con otras líneas como Izango Zara, becas al talento para jóvenes creadores, que se presentarán próximamente y que incluirá novedades vinculadas a la Escuela de Cine Elías Querejeta. Su dotación está fijada en 184.000 euros. A ellas se suman las ayudas para la producción audiovisual (120.000 euros) y las destinadas a las artes escénicas (180.000), agrupadas en el programa Lanabesa y aprobadas recientemente; el bono cultura (85.000) y el programa Meta de apoyo al micromecenazgo (115.000).

Itxaso ha destacado además la importancia de la puesta en marcha el pasado año de Kbulegoa, una oficina que presta apoyo y asesoramiento a las agentes de la cultura. Además de ofrecer información personalizada de las convocatorias y ayudas de la Diputación, hace una labor de mediación entre promotores culturales, la Diputación y las entidades vinculadas a Kultura Saretzen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos