Fallece Antonio Mercero, el mago que conectó con el público

Nacido en Lasarte-Oria y Tambor de Oro de Donostia, llevaba años retirado de la vida pública por el alzhéimer. El cine y la televisión le despiden como un referente

Antonio Mercero durante el rodaje de su última película en San Sebastián, en 2006. /Archivo
Antonio Mercero durante el rodaje de su última película en San Sebastián, en 2006. / Archivo
Mitxel Ezquiaga
MITXEL EZQUIAGA

Llevaba casi una década retirado de la vida pública por culpa del alzhéimer. Durante estos años «se fue apagando poco a poco, aunque nosotros manteníamos la esperanza de que, dentro de su mundo, él percibiera nuestro cariño», decía uno de sus hijos, el también realizador Iñaki. La vida de Antonio Mercero se apagó definitivamente a primera hora de la mañana de este sábado, a sus 82 años. «¡Mercero ha muertoooo!», decían los teletipos, como un homenaje a aquel «¡Chanquete ha muerto!» con que se cerró la serie 'Verano azul', convertida en todo un fenómeno de audiencia en la España de los 80.

El mundo del cine y la televisión despide a Mercero como un referente en la historia, y desde el presidente Rajoy hasta su entrañable Real Sociedad han lanzado mensajes de cariño a un realizador que supo conectar con el público como pocos creadores. También el Ayuntamiento de Lasarte-Oria, localidad guipuzcoana en la que nació, anunció un museo virtual dedicado al director. «Nuestro mejor homenaje será la puesta en marcha del Museo Virtual Antonio Mercero, para que el legado de este lasarteoriatarra quede a disposición de sus seguidores y de futuras generaciones».

Fue autor de la rompedora 'La cabina' y de 'Famarcia de guardia', 'Turno de oficio' o 'Verano azul'. Él estaba especialmente orgulloso de aquella dramática historia con José Luis López Vázquez encerrado en una cabina, escrita junto a José Luis Garci, que le valió en 1973 un Emmy de la Academia Nacional de Televisión y Ciencias de Nueva York, pero reconocía que «mis nietos me siguen pidiendo que les ponga episodios de 'Verano azul'».

La tamborrada y Chanquete

Tenía seis hijos, diez nietos, un Tambor de Oro («aquel día de 1996 fue uno de los más emocionantes que he vivido») y multitud de premios, como los grandes galardones de honor de la Academia de Cine y de la Academia de Televisión. Cuando le dieron el premio a toda una vida «quise huir del tono melodramático y recurrir a lo lúdico. Para eso, nada mejor que la tamborrada: los amigos de Euskal Etxea desfilaron por el auditorio y dieron aire de fiesta donostiarra al asunto».

Además

Nació en Lasarte-Oria el 7 de marzo de 1936. Filmó su primer corto, 'La oveja negra', en 1960, y aunque su familia le animaba a que siguiera sus estudios de Derecho, que terminó en Valladolid, apostó por su pasión por la imagen. Terminó sus estudios en 1962 en la Escuela Oficial de Cinematografía y ese mismo año consiguió la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián por 'Lección de arte'.

En 1963, dirigió su primer largometraje, 'Se necesita chico', que fue presentado en el Festival de Bordighera (Italia). Entre 1966 y 1970 rodó documentales para televisión y en 1970 dio el salto en TVE a los programas de ficción. Hizo de todo, desde documentales sobre el Orfeón Donostiarra, la Real o Chillida a viajes por Cuenca y elegías al circo Price. Tras las pioneras 'Crónicas de un pueblo', creadas para trasladar al gran público «los fueros de los españoles del franquismo», llegarían muchas otras series.

Un momento de la gala durante la que recibió el Goya, durante el rodaje de '¿Y tú quién eres?' en Chillida-Leku y en 1996 tras recibir el Tambor de Oro. / DV

Uno de sus mayores éxitos, 'Verano azul', tan mitificado después, solo fueron 19 capítulos, emitidos de octubre de 1981 a febrero de 1982, a las cuatro de la tarde del domingo. La complicidad entre una pandilla compuesta por cinco chicos y dos chicas de entre ocho y los diecisiete años, una pintora y un marinero retirado, encarnado por un Antonio Ferrandis condenado ya a ser siempre Chanquete, constituyó otro hito. Después llegó 'Turno de oficio ', que se emitió de octubre de 1986 a febrero de 1987 en La 2 de TVE. Fue uno de los primeros trabajos en televisión de Juan Echanove, que en esta ficción es un joven de buena familia que se adentra en el submundo de la delincuencia del Madrid de los ochenta. Ya en las privadas, las cinco temporadas de 'Farmacia de Guardia' fueron todo un fenómeno. El episodio final congregó el 28 de diciembre de 1995 a 11 millones y medio de espectadores. Como una final de la Champions.

Feliz tras la cámara

No solo hizo televisión: también teatro y, sobre todo, cine: fueron 14 largometrajes, realizados entre 1963 y 2007, entre los que destacan 'La guerra de papá' o 'Planta 4ª', estrenada en 2002 y que sedujo a 1,2 millones de espectadores en las salas. No era un tema fácil, el cáncer infantil, pero supo mezclar en las medidas adecuadas humor, ternura y el inevitable dolor. La último película fue '¿Y tú quién eres?', un drama sobre el alzhéimer. «La pérdida de la memoria es terrible porque pierdes todo lo que has vivido», declaró entonces. «Lo único bueno del alzheimer es que puede ver quinientas veces su película favorita, 'Cantando bajo la lluvia', como si fuera la primera vez», apuntaba años después su hijo Iñaki.

«Dirigiendo actores, detrás de una cámara y con un buen guión soy el hombre más feliz del mundo. Cuando trabajo no me duele nada; cuando no trabajo, me atacan la lumbalgia o las molestias en las rodillas», confesó en una entrevista con este periódico. Le preocupaba que sus historias «conectaran con la gente, que el público se reconociese en ellas y que no fuesen ni pedantes ni solemnes», resumió su hijo Antonio Mercero Santos, escritor.

Afincado en Madrid desde hace años, pero íntimamente unido a su Gipuzkoa natal, recogió tanto en Donostia como en Lasarte numerosos reconocimientos. Fue pregonero de fiestas, cofrade gastronómico... Este sábado se habría sonrojado al ver cómo le despedían desde el presidente Rajoy hasta el diputado de Cultura guipuzcoano, Denis Itxaso, pasando por el Ayuntamiento de 'su' Lasarte-Oria y una Real Sociedad que tras conocerse la muerte del cineasta tuiteó que «ojalá el partido de hoy (por ayer) tenga un final de película como él, txuri urdin confeso, hubiese querido». Y sí, ganó la Real. A Mercero le gustaban los finales felices en la vida y en pantalla... salvo en el caso de 'La cabina'.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos