Albaola reconstruirá la nao Victoria con la que Elcano dio la vuelta al mundo

Comienzan los trabajos de investigación para la réplica, que se empezará a construir el año que viene en paralelo a la recta final de la nao San Juan

Pintura de la nao Victoria con la que Elcano dio la vuelta al mundo. /DV
Pintura de la nao Victoria con la que Elcano dio la vuelta al mundo. / DV
RICARDO ALDARONDOSan Sebastián

La construcción de una nueva réplica, la de la nao Victoria con la que Juan Sebastián Elcano dio la vuelta al mundo, es el siguiente reto que se plantea la Factoría Marítima Albaola. El próximo año, antes incluso de que se dé por concluida la construcción de la nao San Juan que se lleva a cabo actualmente en el astillero Ondartxo de Pasaia, ya se iniciarán los trabajos para emprender un nuevo proceso de construcción de otra nave del siglo XVI con el propósito de investigar la vertiente «arqueológica y experimental de aquella tecnología desde sus orígenes» y no como una simple imitación en base a la iconografía conocida y «muchas veces mítica», según han explicado este viernes los responsable de Albaola en la presentación de este nuevo proyecto.

El Museo Naval y Albaola ya han iniciado la investigación para la documentación de la historia y las características de construcción de la nao Victoria. El proyecto cuenta con el aval de la Diputación de Gipuzkoa y los ayuntamientos de Pasaia y Getaria, y da continuidad a la labor que se ha venido desarrollando en los últimos cuatro años en Albaola con la construcción de la nao San Juan, para proponer «un nuevo reto de futuro».

La razón de ser de este nuevo reto se basa en los resultados obtenidos por Albaola con su planteamiento de construcción naval arqueológica a la vista del público, que puede visitar la factoría y hacer un seguimiento de los trabajos. Los 53.055 visitantes alcanzados en 2017, para un proyecto que genera 21 puestos de trabajo con la participación de 60 voluntarios y 36 estudiantes en prácticas, empujan a «consolidar» lo que se considera «un referente en el ámbito del patrimonio internacional», según sus impulsores.

Un congreso en San Sebastián servirá para alcanzar un consenso para elaborar los planos

Además, la trayectoria de «un centro vivo con más de 200.000 visitantes» en los casi cuatro años que lleva en funcionamiento, «y el grado de autofinanciación logrado», con un 64% de recursos propios, según ha especificado el diputado de Cultura Denis Itxaso, empujan a «ser ambiciosos» y buscar nuevos retos para la factoría naval, por la «singularidad y el atractivo que supone» este tipo de construcción marítima.

Un proceso sin fecha

La construcción de la nao Victoria coincidirá con la celebración, entre 2019 y 2022, del quinto centenario de la primera circunnavegación que culminó Juan Sebastián Elcano. Pero la posible fecha de finalización del barco no es algo que «nos inquiete en absoluto, ese nunca ha sido el objetivo», ha advertido Xabier Agote, presidente de Albaola. Como en el caso de la nao San Juan que actualmente se construye en la factoría marítima «el resultado final será un barco, pero lo importante es el proceso de construcción, el poder recuperar una serie de oficios en desuso, y de cara al público, como una labor museística».

Las cifras

53.055:
visitantes tuvo la Factoría Marítima Albaola de Pasaia durante 2007, un incremento frente a los 49.289 de 2016, un año que contaba con las actividades especiales de la capitalidad cultural.
Otros datos:
Puestos de trabajo de Albaola: 21, todos ellos de Gipuzkoa, un 66,5% de Oarsoaldea y un 34% de Pasaia.
Voluntarios:
Han participado 60 en 2017, y 401 en total.
Presupuesto de 2017:
852.000 euros.
Estudiantes en prácticas:
36

El comienzo de los primeros trabajos de construcción de la nao Victoria será uno de los principales objetivos de Albaola el próximo año. Pero de momento el Museo Naval y Albaola ya han comenzado una investigación para determinar las primeras cuestiones para acometer la reconstrucción con criterios históricos y científicos comprobados. «Hemos vivido 500 años de mitos que se han ido retroalimentando. Hasta ahora ha habido diversas maquetas o réplicas a tamaño real de la nao Victoria, que se han acometido en base a hipótesis, a través de representaciones de pintores del siglo XVI de las que hay que fiarse, pero no hemos contado con réplicas científicas».

En Albaola van al origen. «No tenemos planos ni características constructivas, porque quienes los hacían se dedicaban a construirlos, no a documentarlos, ni sabemos cómo se clavaba un clavo en el siglo XVI», ha explicado Xabier Agote. «Hay que averiguar cómo era toda esa tecnología».

Presentación de la reconstrucción de la nao Victoria, este viernes en San Sebastián.
Presentación de la reconstrucción de la nao Victoria, este viernes en San Sebastián. / MICHELENA

Origen en Ondarroa

El otro punto importante a esclarecer era si la nao Victoria tenía origen vasco. «No se había comprobado, solo era una hipótesis. Ahora sabemos que sí. Además, la nao Victoria puede tener su origen en Ondarroa, porque tuvo un dueño de allí anterior a la Corona, Domingo de Apallua», ha añadido Agote.

En el proceso de investigación de la navegación del siglo XVI ya se había determinado que «el 80% de los barcos que salían del monopolio sevillano de la Corona a la aventura del nuevo continente eran de construcción vasca, sobre todo en el periodo de 1520 a finales de siglo», ha explicado Xabier Alberdi, director científico del Museo Naval. Una vez que se comprobó que la nao Victoria también lo era, la elección para dar el siguiente paso de reconstrucción en Albaola de la nave con la que Elcano completó su gesta marítima vino dado por la importancia histórica de la Victoria. «De las cinco naves que trataron de completar el periplo, «solo la Victoria y la Trinidad consiguieron llegar a las islas Molucas. Pero la Trinidad intentó hacer el trayecto inverso», y fue Elcano con la Victoria quien logró finalizar la vuelta al mundo.

Elcano, un superhéroe

«Elcano es un absoluto desconocido en el mundo. Y la culpa la tenemos sus descendientes». Así de tajante se expresa Xabier Agote acerca de la difusión de la figura del marino de Getaria, «un superhéroe que consiguió algo increíble, entre esos navegantes del espacio desconocido que eran los vascos, y que tenían una tecnología asombrosa para la época».

Por eso «la nao Victoria es un barco de dimensión planetaria», un proyecto de interés internacional. «Los ingleses lo hacen bien y han quedado como los reyes de los mares. Tenemos que reivindicar toda esa gesta y esa tecnología».

La nao Victoria es bastante más pequeña que la nao San Juan. «Es un barco de 85 toneles frente a los 240 toneles de la San Juan. Los exploradores preferían barcos que tuvieran poco calado porque tenían cartas de navegación y no sabían donde estaban los escollos en aguas de Terranova. Pero luego se dieron cuenta de que eran demasiado pequeñas para alojar alimentos suficientes para unas travesías que no imaginaban tan largas».

Para seguir con el proceso de investigación, implicar a expertos de otros países y alcanzar un consenso científico de cara a la elaboración de los planos de construcción de la nao Victoria, Albaola y Untzi Museoa han organizado un congreso internacional que se celebrará en septiembre en San Sebastián, en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco.

Así era la embarcación según un antiguo mapa.
Así era la embarcación según un antiguo mapa. / DV
La nao San Juan, en 2020

El presidente de la factoría Albaola y director también del Festival Martítimo de Pasaia ha desvelado recientemente además uno de los secretos mejor guardados de los últimos tiempos: la fecha de botadura de la nao 'San Juan', la replica del galeón ballenero que se construye en las instalaciones de Albaola en Pasaia. Xabier Agote anunció que la nao se hará a la mar en 2020 coincidiendo así con la segunda edición del festival de Pasaia. «Queremos que el protagonismo del segundo festival, que va a tener carácter bienal, recaiga sobre la 'San Juan' para poner en valor la labor que se llevaba a cabo en Pasaia en el siglo XVI, que fue cuando se hizo la nave original».

La noticia acaba con una de las incógnitas de la actualidad cultural guipuzcoana que más se han prolongado en el tiempo. El anuncio y posterior rectificación de que la nao iba a ser botada coincidiendo con la Capitalidad Cultural de 2016 generó una polémica que se mantuvo viva durante meses. Escarmentados ante la lluvia de críticas que recibieron, los integrantes de Albaola se encerraron en un mutismo con respecto a las fechas del calendario de finalización de la embarcación que sólo se ha roto al cabo de dos años.

El presidente de Albaola es el principal artífice de la cita marítima que tendrá lugar en Pasaia el próximo mes de mayo. Agote ha señalado que se pusieron un tope de cien embarcaciones para el festival. «Al ser la primera edición hemos querido ser prudentes y plantarnos en el centenar de barcos para que todo pueda estar bajo control». Agote ha hablado del atractivo de algunos de los barcos que se podrán ver en Pasaia, especialmente de 'LHermion', la fragata que será la gran estrella de la cita. «Es una nave impresionante en cuya construcción se invirtieron 17 años y 50 millones de euros». El barco, de 66 metros de eslora, se podrá visitar durante su estancia en la bahía pasaitarra. La entrada costará 5 euros para los adultos.

Información relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos