Adiós a Dorothy Malone, belleza del Hollywood dorado

Dorothy Malone./DV
Dorothy Malone. / DV

La protagonista de 'Escrito sobre el viento', filme que le brindó el Oscar en 1956, fallece a los 93 años

OSKAR BELATEGUISAN SEBASTIÁN.

Dorothy Malone fue pareja en la gran pantalla de Humphrey Bogart, Frank Sinatra, Cary Grant, James Cagney, Kirk Douglas y muchas otras estrellas del Hollywood dorado. Sus ojos azules y un físico explosivo la catapultaron a un estrellato que vivió su momento de gloria en 1956, cuando ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto por uno de los melodramas esenciales del cine: 'Escrito sobre el viento', de Douglas Sirk. Encarnaba a una mujer ninfómana y alcohólica, que trataba de arrebatarle su marido (Rock Hudson) a Lauren Bacall. La actriz falleció ayer a los 93 años en Dallas de causas naturales.

Malone nació en Chicago en 1925, pero a las cuatro semanas su familia se trasladó a Dallas. Allí trabajó en funciones teatrales de colegio hasta que un cazatalentos de la RKO que la vio en el instituto la llevó a Hollywood. Rodó su primera película a los 18 años. Tras una serie de apariciones en cintas de bajo presupuesto con papeles de abnegada esposa, inició una nueva etapa bajo contrato con la Warner Bros. Despidió a su agente, se tiñó de rubia y apostó por las mujeres fuertes. El primer personaje que hizo que el público se fijara en ella fue el de la vendedora de libros con la que habla Humphrey Bogart en 'El sueño eterno'. «Tenía que entregarle un vaso a Bogart», recordaba. «Me puse tan nerviosa que me temblaba la mano y tuvieron que llenarlo con clavos».

Filmografía esencial

'Noche y día'
'El sueño eterno'
'Al sur de San Luis'
'Juntos hasta la muerte'
'Nevada'
'Drama en presidio'
'Así mueren los valientes'
'Las columnas del cielo'
'Escrito sobre el viento'
'Más allá de las lágrimas'
'El hombre de las mil caras'
'Ángeles sin brillo'
'El hombre de las pistolas de oro'
'El último viaje'
'El último atardecer'
'Descanse en piezas'
'Instinto básico'

Malone deslumbró en 'Ángeles sin brillo', también de Douglas Sirk, y tuvo la fortuna de intervenir en dos peliculones de Raoul Walsh: 'Juntos hasta la muerte' y 'Más allá de las lágrimas'. Su estatus de sex symbol fue aprovechado por Dean Martin y Jerry Lewis en 'Una herencia de miedo' y 'Artistas y modelos'. Fue celosa manipuladora en 'El último atardecer' y sensual adúltera en 'Las columnas del cielo'. La actriz acentuó su popularidad en los años 60 gracias al serial televisivo 'Peyton Place', donde hacía de madre de Mia Farrow. No tuvo reparos en formar parte de películas de 'serie B' en los 70 y 80, como 'Explosión Galáctica' y 'El ser'. Hasta trabajó en España en 1987 en la cinta de terror 'Descanse en piezas', de José Ramón Larraz. Al menos, su último papel fue el de asesina lésbica en la brillante 'Instinto básico'.

Malone estuvo casada en tres ocasiones y tenía dos hijas de su primer matrimonio con el productor Jacques Bergerac. «No he tenido mucha suerte con los hombres», confesaba. «Siempre he tenido la tendencia de otorgarles cualidades que después no poseían».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos