Diario Vasco

El primer gospel en euskera

El grupo The Upper Room, en la presentación de su disco ayer en el Victoria Eugenia Club.
El grupo The Upper Room, en la presentación de su disco ayer en el Victoria Eugenia Club. / SARA SANTOS
  • El grupo donostiarra The Upper Room reúne sus composiciones en un disco

«Somos el primer grupo que ha grabado un disco completo de gospel en euskera», anuncia con satisfacción el teclista Iñaki Miguel, creador junto al cantante Mikel San José del grupo donostiarra The Upper Room. «Es una apuesta que hicimos hace siete años, después de un tiempo haciendo versiones de otros en inglés. Queríamos ver a qué sonaba el gospel en euskera y nos gustó el resultado, y al público también, recibimos muchas felicitaciones, así que seguimos por ese camino».

Ha llegado el momento de recolectar ese trabajo en un disco. The Upper Room publica 'Aleluia!', que en la tarde de ayer se dio a conocer en el Club del Victoria Eugenia, en una fórmula mixta entre rueda de prensa, concierto y encuentro con amigos. Sonaron algunos temas del disco y dieron las explicaciones pertinentes sobre los orígenes, la amplia trayectoria, y las intenciones de este trabajo.

En principio era un dúo, el cantante Mikel San José e Iñaki Miguel al piano. «Veníamos de hacer blues en otro grupo, The Croppers», recuerda Iñaki. «En algunos conciertos nos pusimos a hacer mano a mano algún tema de gospel y al final decidimos poner en marcha el proyecto de The Upper Room. Hemos estado mucho tiempo como dúo, hemos tocado en iglesias, conventos y catedrales, en muchísimos sitios, y al cumplir el décimo aniversario decidimos ampliar el grupo. Ahora somos siete personas».

El grupo ahora se completa con Andoni Etxebeste (batería), Luciano Martín (bajo) y Karlos Etxaniz, Santi Romero y Unai Moraza en los coros.

La primera dificultad al pasar de dúo a septeto era lograr las adecuadas armonías vocales. «Era complicado lograr la armonización de las voces, y hemos contado con la ayuda de un gran experto como Loyola Garmendia, de Golden Apple Quartet, que ha logrado dar forma a las ideas que teníamos en la cabeza. Ha sido una pieza muy importante a la hora de dar color a esas voces». En el disco, producido y arreglado por el propio Iñaki Miguel, también ha colaborado el cantante Emilio Azkarate.

Formatos variados

Pero tanto la formación restringida de dúo como la del septeto, son perfectamente válidas para el gospel, aclara Iñaki Miguel. «La gente está acostumbrada a ver en la tele los grandes coros de negros cantando 'O Happy Day', pero como en cualquier otro estilo, en el gospel hay muchos formatos distintos. Es igual de legítimo el gospel que cantan los negros que el que cantan los blancos. Y el gospel se puede hacer con un gran coro, pero también con dos o tres músicos. La reina del gospel, Mahalia Jackson, actuaba acompañada solo por un piano».

Aunque le dan un toque euskaldun en las letras, lo que propone The Upper Room es genuino gospel de origen americano. «El gospel es un canto con un contenido espiritual, más que religioso, mezclado con otros estilos como el soul o el country, que es a lo que tiramos más los blancos», explica Iñaki Miguel. «Nuestro disco tira un poco al country, aunque también hay algo de gospel-blues. Somos blancos pero tenemos mucha influencia de la música negra, y se notan los dos aspectos en el disco, que es muy rico en estilos, porque también tiene algún toque latino, y de 'doo-woop', el estilo de los grupos de cantantes de los años 50».

Canciones como 'Mesedez', 'Aleluia!', 'Zoriontasunaren Bila' o 'Kebar Ibaian' forman parte de la decena de interpretaciones propias que han reunido, fruto de estos años de composición. «El gospel es tan americano y estamos tan acostumbrados a escucharlo en inglés que cuando se canta en otro idioma puede chocar en principio. Ha habido grupos de blues o de soul en euskera, pero no de gospel, y a nosotros mismos se nos hacía un poco raro al principio, pero eso solo duró un ensayo. Y cuando lo llevamos al directo, la reacción del público fue muy buena».

En directo también hacen algunas adaptaciones al euskera de temas muy conocidos de gospel, como el canónico 'O Happy Day', reconvertido en 'Egun alaia'.

ALELUIA!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate