Diario Vasco

Zestoa vuelve a la prehistoria por un día

Los participantes en los 'juegos prehistóricos' se ataviaron como el hombre de Ekain.
Los participantes en los 'juegos prehistóricos' se ataviaron como el hombre de Ekain. / ARRIZABALAGA
  • El programa festivo de Ekainfest inundó la localidad de actos relacionados con la vida en la comarca hace 14.000 años

La octava edición de Ekainfest volvió a transportar al pasado a los zestoarras y sus visitantes. El festival fue una ocasión perfecta para representar el modo de vida de nuestros antepasados de hace 14.000 años.

Unesco nombró en 2008 la cueva de Ekain Patrimonio de la Humanidad, y dos años después se celebró por primera vez el Ekainfest (llamado entonces Ekaindarren Eguna. El evento nacó con dos objetivos principales: por un lado, dar a conocer el patrimonio histórico y cultural de Zestoa (sobre todo la prehistoria y la cueva de Ekain) y atraer a visitantes a Zestoa. Por otro lado, fomentar la participación y el trabajo en común de diferentes agentes culturales y sociales del pueblo.

La fiesta ha ido ganando fuerza año tras año y los organizadores también han ido aumentando en número: Ekainberri, Sastarrain Baserri Eskola, el Ayuntamiento de Zestoa, la asociación de comerciantes de Zestoa, los bares yel Balneario son parte sustancial de los actos.

El evento ha ido perfeccionando su programa, aunque no termina de cuajar del todo como fiesta popular del pueblo. En esta edición destacó el tren turístico popularmente conocido como 'tren txu txu', que recorrió casi ininterrumpidamente el tramo de un kilometro que dista desde el centro de Zestoa a la réplica de Ekain, llamada Ekainberri.

Las citas se dividieron entre la zona de Ekainberri y la plaza del pueblo. En las campas de Ekainberri se pudo ver cómo hacían fuego en la prehistoria, las técnicas de caza, la vestimenta y el arte de aquella época, y se pudieron visitar gratuitamente la réplica de Ekainberri y el Palacio de Lili. También el caballo estuvo presente en la cita por medio de las actividades que se pudieron realizar en la baserri eskola de Sastarrain. Otro de los platos fuertes del día, las 'olimpiadas prehistóricas' también tuvieron como sede el Valle de Sastarrain.

En la villa se pudo disfrutar de menús especiales y pintxos en los bares y restaurantes de la localidad, del cordero asado preparado al 'burruntzi' por el maestro de la brasa 'Anbu' en la plaza para la multitud allí congregada, y del espectáculo infantil Irrien Lagunak.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate