Diario Vasco

Una cuestión también geográfica

Lo apuntan unos y otros. La conmoción ocasionada por la lectura de la novela de Aramburu no es de la misma intensidad en todos los rincones de Euskadi. Con los datos disponibles, no es fácil saber si es está leyendo de la misma manera en las capitales vascas que en el ámbito rural, en la zona de la Gran Vía bilbaína y en el Goierri guipuzcoano. Algunos, como José Manuel Mata, creen que no estará siendo igual. Ni que la reacción será la misma, porque en algunas zonas del territorio vasco hubo asesinatos pero no se aisló socialmente a las familias de las víctimas. En Vitoria, por ejemplo, no negaron en la carnicería -que se sepa- un trozo de lomo a la viuda de ningún asesinado, como sucede en la novela. Pero en algunos lugares ese caso, metáfora de otros, sí se dio. «En ciertos pueblos tendrá que pasar mucho tiempo hasta que se superen episodios del pasado», explica Mata. Y además, ahí sería más necesario que en ningún otro lugar que hubiese una expresión colectiva del daño causado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate