Diario Vasco

Diez años de pelea en la encrucijada rock

El sexteto de Gasteiz afronta con su quinto disco una nueva etapa con cambios en su formación y una sonoridad más space rock.
El sexteto de Gasteiz afronta con su quinto disco una nueva etapa con cambios en su formación y una sonoridad más space rock.
  • The Soulbreaker Company. Presentarán hoy en el Dabadaba en un doble cartel junto a los galos Cheap Wine su quinto disco, 'La Lucha'

Transcurrida más de una década ya desde que se alzaran con el premio al mejor grupo vasco de rock del concurso Villa de Bilbao y de la publicación de su disco debut, esta banda gazteiztarra entrega su quinto disco de estudio. Con título en castellano, La Lucha, ha traído por primera vez en su trayectoria cambios en la formación original inicial de un sexteto que encabeza el vocalista y letrista Jony Moreno en el que entran nuevo bajista y teclista. Grabado en Londres, el grupo presentará hoy sus nuevas canciones en un concierto con doble cartel junto al grupo francés adscrito al blues rock Cheap Wine. Asier Fernández, uno de los dos guitarristas de los vitorianos, repasa los últimos acontecimientos en torno a la banda gazteiztarra que tiene en el rock de los setenta que combina hard rock, sureño y psicodelia sus principales señas de identidad.

-¿Este disco supone una reinvención de la banda como tal? Salen dos integrantes, entran otros dos...

-Tanto como reinvención no diría pero es evidente que es un punto de inflexión en la historia de la banda. Llevábamos diez años juntos grabando y tocando pero siempre intentando ir un poco más allá en cada disco así que esto solo podemos tomárnoslo como otro paso más. Aun así creo que será en el siguiente disco donde se podrá apreciar el valor real de este cambio ya que La Lucha está grabado por Óscar, que abandonó la banda tras la grabación.

-El disco se abre con una intro hacia la luz y la segunda cara desde las sombras. El imaginario suele ser al revés, que se va de la oscuridad a la luz, ¿no?

-Siempre hay sombras, y siempre hay luz, y existen sin ningún orden en concreto. En la mayoría de tradiciones la sombra fue primero, un paso necesario para el aprendizaje que nos permite llegar a la luz, pero eso es solo porque entendemos el tiempo de manera lineal. Si pudiéramos ver el tiempo como un todo lo que importaría serían las sombras y la luz no cual fue antes. Y así es también en el disco, lo importante es la canción no el orden.

-¿El grupo no suena más space y psicodélico que nunca?

-Hemos ido expandiéndonos hacia esos sonidos cada vez más, cierto. Intentamos no hacer siempre lo mismo y en los dos últimos discos hemos tratado de experimentar más con atmósferas con sintes y teclados diferentes. En nuestros dos primeros discos usábamos mucho más el hammond, que es algo con lo que seguimos pero a lo que le hemos sumado otros sonidos más espaciales. Nos encantan las bandas de rock que aparte de sonar duras y heavies, también eran capaces de sonar más ambientales y psicodélicas. Aun así no sería descabellado que algún día volviéramos a nuestros orígenes.

-El título del disco en castellano, una instrumental en euskera, el resto en inglés ¿esquizofrenia o don de lenguas y de cultura?

-Es entre lo que nos movemos, así que por qué no? El inglés siempre será la lengua de The Soulbreaker Company pero nos gustaba cómo sonaba La Lucha en castellano.

-Lo de titular el instrumental en euskera, ¿cómo se os ocurrió?

-Simplemente surgió, creo que es un bonito homenaje a nuestra lengua. Hay gente que titula las instrumentales con algoritmos, signos, onomatopeyas,..... nosotros decidimos hacerlo en euskera, y como te digo, siendo una banda euskaldun que canta en inglés nos parecía importante hacer un hueco en el disco a nuestras raíces.

-La Lucha suena rotundo, ¿seguir en activo es una pelea continua?

-La vida es una lucha continua, aunque en el disco tratamos de hacer un pequeño homenaje a los que aparte de luchar por sus vidas lo hacen por mejorar las de los que les rodean. Somos combativos. De otra forma no seguiríamos grabando discos porque la banda es parte de nuestra vida.

-¿Qué piensa el grupo de la etiqueta de retro aplicada a su música?

-Nos encantan Led Zeppelin, Aerosmith, The Cult, Grand Funk, Hendrix, Beatles, Stones... y algo de eso hay en nuestra música así que si me quieren llamar retro por mí no hay problema. También tenemos algo de bandas que marcaron nuestra juventud como Kyuss, Monster Magnet o Metallica. Y seguimos escuchando bandas actuales que admiramos como White Fence, Mogwai, Midlake, Brian Jonestown Massacre o Mono. Las etiquetas no son importantes, la gente las usa como atajo para poder encajar a las bandas.

-Este año, en medio de un gran cartel, el grupo vuelve a tocar en el Azkena Rock, el festival de su ciudad natal donde precisamente debutó en 2005 y , ¿es una señal de que lo mejor está por llegar?

-La verdad es que prefiero concentrarme en el presente (risas). Nunca te puedes fiar de lo que está por venir. Pero sí es cierto que este año hay un gran cartel y que para nosotros siempre es un honor poder volver. Pero seguiremos como hasta ahora, ensayando, grabando y tocando todo lo que podamos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate