Diario Vasco

Muere el sociólogo Zygmunt Bauman

El sociólogo polaco Zygmunt Bauman.
El sociólogo polaco Zygmunt Bauman. / Efe
  • El filósofo de 91 años era considerado el 'padre' de la 'modernidad líquida'

  • Bauman ganó el premio Príncipe de Asturias en 2010 por ser uno de los «representantes de la más brillante tradición intelectual del pensamiento europeo»

El profesor y filósofo Zygmunt Bauman, creador del concepto de 'modernidad líquida', ha fallecido este lunes a la edad de 91 años en la localidad británica de Leeds, según ha informado el diario 'Gazeta Wyborcza'.

Su vida ha sido intensa y cambiante. Hijo de judíos, nacido en la localidad de Poznan hace 88 años, huyó con sus padres a la Unión Soviética después de la invasión alemana de 1939. Participó en la Segunda Guerra Mundial para regresar después a Polonia dónde ingresó en el Partido Comunista y fue profesor de Filosofía y Sociología en la Universidad de Varsovia.

A raíz de la política antisemita del Gobierno comunista, tras las revueltas de Praga en 1968, se vio obligado a peregrinar sucesivamente a Israel, Estados Unidos y Canadá. Por último, se trasladó a Gran Bretaña, donde impartió clases en la Universidad de Leeds y allí todavía sigue residiendo.

El reconocimiento internacional le viene inicialmente de su análisis de los vínculos entre la modernidad, el nazismo y el comunismo postmoderno. Define la época actual como una era de cambio y movimiento constante, en la que el hombre está huérfano de referencias consistentes y los conceptos son más inestables que nunca. Sus teorías han tenido una influencia considerable en los movimientos antiglobalización.

Muy crítico con el comunismo y sus espejismos, se declara de izquierdas porque cree en la libertad y, por eso, lamenta amargamente que nos hayamos convertido en ciudadanos "adictos a la seguridad pero siempre inseguros de ella". Pese a sus errores o desmanes, la libertad es la mejor fórmula social para Bauman.

Su análisis de los vínculos entre la modernidad, el nazismo y el comunismo posmoderno le han otorgado un gran reconocimiento internacional. Ha contribuido al desarrollo de las ciencias sociales mediante la creación de conceptos como la 'teoría de la modernidad líquida', que define los tiempos actuales como una era de cambio y movimiento constante, en la que el hombre está huérfano de referencias consistentes y los conceptos son más inestables que nunca.

Movimientos antiglobalización

Las teorías de Bauman han ejercido una gran influencia en los movimientos antiglobalización. Su obra ensayística, que comenzó en los años 50, alcanzó fama internacional en los 80 con títulos como 'Modernidad y holocausto' (1989), donde define el exterminio de judíos por los nazis como un fenómeno relacionado con el desarrollo de la modernidad.

Entre sus obras más significativas destacan 'La modernidad líquida' (2000), considerada su obra cumbre, en la que observa cómo el capitalismo globalizado está acabando con la solidez de la sociedad industrial; 'Amor líquido' (2005) y 'Vida líquida' (2006).

Además es autor de títulos como 'La cultura como praxis' (1973), 'La posmodernidad y sus descontentos' (1997), 'La globalización: consecuencias humanas' (1998), 'En búsqueda de la política' (1999), 'La sociedad individualizada' (2001) y 'Vidas desperdiciadas. La modernidad y sus parias' (2005).

Premios y reconocimientos

En esta última expone las consecuencias inevitables de la modernización tales como las migraciones, los refugiados, el desempleo, la nueva pobreza y la necesidad de fijar identidades.

Entre sus trabajos publicados en español se encuentran 'Miedo líquido. La sociedad contemporánea y sus temores' (2007), 'Vida de consumo' (2007), 'Archipiélago de excepciones' (2008), 'Múltiples culturas, una sola humanidad' (2008), 'El arte de la vida' (2009) y 'Mundo consumo' (2010). Su pensamiento y su obra han sido fruto de análisis en una decena de libros publicados por varios autores.

Bauman ha recibido entre otros galardones el Premio Europeo Amalfi de Sociología y Teoría Social, otorgado por la Asociación Italiana de Sociología (1989) y el Theodor W. Adorno Prize de la ciudad de Fráncfort (1998). Asimismo, fue premiado con el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010 junto a Alan Touraine.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate