Diario Vasco

Leonard Cohen en el camerino

Un fotograma de la película 'Bird on a Wire' sobre la gira del músico en 1972. ::
Un fotograma de la película 'Bird on a Wire' sobre la gira del músico en 1972. :: / DV
  • El cantautor y Danny Fields protagonizan hoy los filmes de Dock of the Bay

  • La película 'Bird on a Wire' recoge la controvertida gira de 1972 del músico recientemente fallecido

Tras la maratón de películas y la fiesta de la inauguración de ayer, hoy toca recogerse y alcanzar la sublime emoción que se desprendía en el escenario cada vez que Leonard Cohen se ponía a cantar. Pocos documentos hay más apropiados para conocer a fondo y en la intimidad la personalidad musical del influyente cantautor canadiense fallecido el pasado 7 de noviembre que 'Bird on a Wire'. Y para hacerle el merecido homenaje que el Dock of the Bay le brinda, trayendo además al teatro Principal al director de ese filme, Tony Palmer, para que cuente en directo la peculiar historia que hay detrás de su gestación.

Tony Palmer realizará una amplia introducción a la proyección de 'Bird On the Wire' que tendrá lugar esta tarde a las 18.15 horas en el teatro Principal. Es preciso que nos explique con detalle la azarosa historia de una película que se rodó durante la gira de Leonard Cohen de 1972, acompañando cámara en mano una actuación tras otra, los viajes en autobús y avión, y una muy especial relación con el público que provoca situaciones más que curiosas y emocionantes. Una película que sin embargo se estrenó mal, en pocos cines y luego desapareció y se dio por perdida.

No fue hasta 2009 que Tony Palmer pudo recuperar todo el material filmado en su día, y darle una nueva y definitiva forma (incluyendo un cartel que utilizaba un dibujo de Picasso con un pájaro), para crear lo que ahora es 'Bird on a Wire', un documento fascinante sobre cómo era Leonard Cohen en el momento cumbre de su carrera, pero también un testimonio impagable de la vida de los músicos en esos primeros años 70, viajando de un escenario a otro con equipos de sonido deficientes y sin más parafernalia que los instrumentos y los micrófonos, en directa interacción con el público y creando un clima emocional a veces asombroso.

Canciones perdurables

Cuando realizó esta gira, Leonard Cohen solo había sacado sus tres primeros álbumes, todos magistrales, y con canciones que han perdurado en la cultura popular desde que fueron creadas: 'Suzanne', 'Avalanche', 'Chelsea Hotel', 'Hey, That's No Way to Say Goodbye', 'So Long, Marianne' o la propia 'Bird on a Wire'.

Pero en el filme no se trata solo de ver a Leonard Cohen interpretando esas canciones en directo con la intimidad de un pequeño grupo. Las situaciones que se crean por los problemas de sonido, las salidas humorísticas del cantante (bastante más gracioso de lo que puede indicar la gravedad de las canciones), su enfrentamiento a los guardas de seguridad para permitir que el público suba al escenario y, sobre todo, el inigualable clima emocional que conseguía en cuanto comenzaba a cantar cualquiera de sus estrofas, sostienen una película distinta a cualquier otra que documente una gira de un grupo o un artista.

Tony Palmer mantiene el pulso de su cámara a pocos centímetros del artista, y no se echa atrás en los momentos más complicados. El director de muchas películas musicales de todo tipo (desde '200 Motels' con Frank Zappa a biografías de María Callas y Shostakovich) debe tener mucho que contar sobre aquella experiencia. Y como no concede entrevistas, su presencia hoy en el Principal es una ocasión realmente especial.

La otra película de la jornada también retrata a un personaje peculiar, aunque su nombre, Danny Fields, no diga nada a casi nadie. Sí dice, y mucho, la cantidad y la altura de los músicos que descubrió o a los que aupó como ejecutivo discográfico: Iggy Pop y The Stooges, MC5, Ramones, Jim Morrison, Lou Reed, Nico o Judy Collins. También vivió los momentos gloriosos de la Factory de Andy Warhol, trabajó en el exquisito sello Elektra y fue fundamental en el impulso del punk en Estados Unidos. En la revista Rolling Stone le definían como «el hombre que casi sin ninguna duda ayudó a dar forma a cualquiera que sea la música que estás escuchando en este momento».

Con todo ese bagaje, y con la posibilidad de entrar en su enorme archivo, la película 'Danny Says', dirigida por Brendan Troller, puede trazar un recorrido lleno de momentos gloriosos del apogeo del rock, entre los años 60 y 80.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate