Diario Vasco

Pájaros musicales de todo plumaje

Leonard Cohen en su apogeo, en 1971; los jóvenes de las 'raves' de 'All the Sleepless Nights'; Sid Vicious y Nancy Spungen; y los experimentos vocales y electrónicos de Esplendor Geométrico se dan cita en el festival.
Leonard Cohen en su apogeo, en 1971; los jóvenes de las 'raves' de 'All the Sleepless Nights'; Sid Vicious y Nancy Spungen; y los experimentos vocales y electrónicos de Esplendor Geométrico se dan cita en el festival.
  • 'Bird On a Wire' de Leonard Cohen será emblema de la mezcla de clásicos y novedades del festival

  • El sábado comienza el festival de documentales musicales de Donostia, que cumple su décimo aniversario con múltiples actividades

Bob Dylan, Leonard Cohen y The Who en retrospectiva; músicos tan diferentes como Morrissey, la radicalidad industrial de Esplendor Geométrico, el mariachi Jaime García Domínguez, la dulzura de Everly Brothers, el brit-pop de Blur o la potencia muscular de Thor en la competición; y formas muy diferentes de aproximarse a través del cine a la vida, las experiencias y los sentimientos que se generan en el mundo de la música, son algunas de las posibilidades que ofrece el Dock of the Bay, que comienza este sábado y se desarrollará hasta el 14 en una Donostia abierta a todas las formas de documental musical.

Es año de celebración además: el Dock of the Bay cumple su décima edición, tras superar unas cuantas dificultades aparcadas cada año por el entusiasmo de un público fiel y la familiaridad que caracteriza a este pequeño festival que ya desde hace unos años se encarga de abrir en enero la nutrida y variada sucesión de festivales cinematográficos de San Sebastián.

Lo clásico y lo nuevo, la devoción debida a los grandes mitos y las últimas novedades en el género de esta temporada, se combinan un año más en la programación del Dock of the Bay, que tendrá un recuerdo para Leonard Cohen con el documental más emblemático sobre el músico canadiense fallecido el pasado 7 de noviembre, 'Bird on a Wire'. Una obra que se filmó en 1971, en pleno apogeo del cantautor, pero que su director no pudo completar hasta 2009, por desacuerdos con el manager y el propio protagonista.

Su director, Tony Palmer, vendrá a San Sebastián para presentar el filme y contar sus entresijos. Palmer es reincidente en las relaciones entre el cine y la música: desde los años 60 ha trabajado en filmes de todo formato sobre creadores del mundo de la música clásica como Benjamin Britten y al mismo tiempo iconos del rock más ácido como Frank Zappa con la legendaria '200 Motels'. Una dualidad que ha mantenido siempre, con trabajos sobre Maria Callas y Wagner, Primal Scream y Fairport Convention. Además dirigió 'Testimony' (1988), biografía sobre Shostakovich y su relación con el régimen de Stalin, que se proyectó en el Zinemaldia ese año.

La inauguración del Dock of the Bay tendrá lugar el sábado en el Principal, sede del festival durante el fin de semana, que se traslada al Trueba en los días laborables. El sábado se abrirá el telón con el clásico 'Don't Look Back' (1967) de D. A. Pennebaker sobre Bob Dylan, a las 17.30 horas, para ver dos novedades en las siguientes sesiones: el repaso a la carrera de un dúo legendario en los años 60 por sus celestiales armonías vocales, en 'The Everly Brothers. Harmonys From Heaven' (20.30 h.), y el documento de la gira latinoamericana, Cuba incluída, de Jagger y compañía en 'The Rolling Stones Olé! Olé! Olé!: A Trip Across Latin America' (22.45 h.), para cerrar con la fiesta de inauguración en el Dabadaba con We love Dolce Vita DJs.

El domingo estará consagrado a Leonard Cohen con 'Bird on a Wire' (18.15 horas) y un prometedor acercamiento a la vida de Danny Fields, ejecutivo de la industria discográfica tan decisivo como para haber trabajado con Iggy Pop y los Stooges, MC5, Ramones, Jim Morrison, Lou Reed, Nico o Judy Collins. La película lleva el título de una canción de Ramones, precisamente, 'Danny Says' (21.30 horas).

'Raves', heavy y mariachis

La competición en sí comienza el lunes en el Trueba, con la mayor variedad musical y «con una selección un poco más arriesgada que las de otros años», advierte la directora Eva Rivera. 'All the Sleepless Nights' retrata las noches de 'raves', fiestas, drogas y bares en Varsovia. En el otro extremo, los mariachis de 'El charro de Toluquilla', de José Villalobos Romero, sobre un cantante «bravucón, bohemio y Don Juan». 'When the Earth Seems To Be Light' busca la relación entre los skaters y los músicos en Georgia. 'Waiting For B.' retrata a los fans de Beyoncé que acampan dos meses para ver a su diva. 'Geometría del esplendor', de José Ramón Cruz, es el retrato de uno de los grupos más radicales y ruidistas de la música en España, Esplendor Geométrico.

'Sound of Roots' busca la conexión vasca con el reggae. 'Sad and Nancy' reincide en la tragedia de Sid Vicious y su novia. Y entre las propuestas más curiosas, Morrissey visto por un fan que persigue al mito incansablemente en 'Moz and I' y 'I Am Thor', crónica de quien mezcló músculos y heavy metal, pero no consiguió ser el icono que quería.

Habrá mucho más. Desde una proyección de 'Le quattro volte' (Jueves 12, 20.30 horas) con música en directo de Joseba Irazoki a la actuación de todo un ilustre de la música electrónica, Christian Löffler, en la fiesta de clausura, el sábado 14, a medianoche, en el Dabadaba.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate