Diario Vasco

El año que convivimos peligrosamente

Vista de la exposición 'Tratados de Paz', en San Telmo.
Vista de la exposición 'Tratados de Paz', en San Telmo. / USOZ
  • Con más de ocho actos al día de media, la Capitalidad alumbró una batería de actividades que han quedado para el recuerdo, el debate, el disfrute o la polémica

Más de tres mil actividades repartidas en tres faros, con cinco metodologías o muelles, más los programas, 55 proyectos de Olas de Energía, medio centenar de 'Conversaciones' y tres 'embajadas' conforman un batiburrillo organizativo ingobernable que a día de hoy pocos han conseguido desentrañar. 2016, el año que vivimos más peligrosamente cultural, deja no obstante un buen número de proyectos más o menos memorables entresacados de un abigarrado calendario de actividades que en ocasiones pareció contraprogramarse a sí mismo. Para bien o para mal, pasarán a la historia de la Capitalidad bajo la denominación de 'hitos'.

Enero

Winter Solstice Call. Previo a la inauguración formal de la Capitalidad, Donostia 2016 llevó a cabo algunas actividades. Una de ellas fue ésta creada por Nora Imaz, responsable del colectivo Suartez Lighting Commons, y apoyada por la empresa donostiarra Elektra. Celebrada entre el 18 de diciembre de 2015 y el pasado 7 de enero, consistió en transformar espacios emblemáticos de Donostia a través de la iluminación.

Gaur Konstelazioak. Del 23 de enero al 15 de mayo, el Museo de San Telmo reunió 65 obras de los artistas que con formaron el grupo Gaur, junto a otras dieciséis piezas de ocho autores contemporáneos. Cerca de 20.000 personas pasaron por la muestra.

Inauguración. Aunque el fallido acto diseñado por Hansel Cereza -que el 23 de enero reunió a cerca de 50.000 personas en las dos orillas del Urumea, con 660.000 euros de presupuesto-, eclipsó al resto de la programación inaugural, lo cierto es que otra docena de actos sirvieron para levantar el telón de la Capitalidad. Todos ellos, exitosos. Destacó la participación de 6.500 tamborreros en la concentración celebrada en La Concha.

Febrero

Tiras que aflojan. La exposición, inaugurada en Bilbao, pero que itineró en verano a Donostia y posteriormente a Vitoria, ofrecía un recorrido por cuatro décadas de violencia política a través de las viñetas de prensa publicadas entre 1977 y 2016.

Time Machine Soup. Este viaje en el tiempo a través de la sopa, concebido por Santos Bregaña, ha sido una de las actividades de la Capitalidad que han generado un consenso positivo de forma unánime entre quienes tuvieron la fortuna de experimentarla. En total, 1.549 personas tomaron parte en los doce pases realizados, con una valoración media de 8,78 sobre 10, según los informes de evaluación que obran en poder de la Capitalidad.

Carta Blanca de Esther Ferrer. Este programa, en el que también participaron la coreógrafa Jone San Martín y el escritor Anjel Lertxundi, brindó a los creadores invitados la posibilidad de desarrollar un programa de actividades relacionadas con el intercambio, el diálogo y la empatía. En los tres casos, la experiencia resultó un éxito.

Marzo

Stop War Festibala. Conocido popularmente como «regreso al lugar de los hechos», el festival antibelicista tuvo como eje central tres conciertos en un puente de María Cristina aún bajo sospecha tras el fiasco inaugural. En una Donostia desbordada por el turismo de Semana Santa, Nick Lowe y Inna Modja convocaron a un público muy modesto en cifras, mientras que la gran estrella del cartel, Bob Geldof, suspendió por inclemencias meteorológicas y la posibilidad de retomar la actuación al día siguiente quedó abortada por falta de cintura en la logística municipal. No obstante, la organización cifra en 26.081 personas las participantes en alguna de las 52 actividades programadas.

2016 bidea. Comenzó este mes pero se prolongó a lo largo del resto del año, a través de 32 etapas por diferentes parajes vascos. 25.591 excursionistas han tomado parte en alguno de estos recorridos a pie llamados a formar parte del 'legado'. Por de pronto, los 32 itinerarios han quedado señalizados.

Abril

Entre Arenas. Una jaima diseñada por Federico Guzmán e instalada en el Museo de San Telmo acogió cinco conferencias, una proyección del Festival de Cine y Derechos Humanos y diversas actividades culturales que sirvieron para ilustrar la histórica relación entre Donostia y el pueblo saharaui, singularmente, con la ciudad 'hermana' de Bojador.

Mayo

Zubideak - Thanks Jimi. La evocación en los puentes de distintos festivales europeos arrancó de la mano de Wroclaw. Se trataba de convocar al máximo número de guitarristas que interpretaran al unísono el 'Hey, Joe' que popularizara Hendrix. Donostia 2016 intentó sin éxito cambiarle la letra el tema que relata un crimen machista. Decenas de voluntariosos intérpretes cuyos instrumentos apenas se escucharon respondieron a la convocatoria.

Emusik. 10.000 alumnos de escuelas de música de toda Europa actuaron durante tres días en localidades de todo el País Vasco y se reunieron en Illunbe para ofrecer un concierto conjunto, en otro de los hitos organizativos de Donostia 2016.

Junio

Break a leg!. Exposiciones, teatro, danza, canto, música y poesía estaban comprendidas en esta iniciativa diseñada para potenciar la visibilidad de las personas con discapacidad. Desarrollada en diferentes escenarios, con la sala club del Victoria Eugenia o el Boulevard donostiarra. La actividad central fue el laboratorio escénico que entre el 7 y el 17 de este mes reunió a músicos, actores, bailarines y técnicos, una parte de ellos con alguna discapacidad, bajo la dirección de Mireia Gabilondo y Marco Paiva.

Tratado de Paz. Con epicentro en San Telmo, y ramificaciones geográficas y temporales que llegarán incluso al próximo mes con la llegada de la muestra dedicada a Sert, el programa ha cosechado cifras de récord de visitantes en el museo donostiarra, así como en la sala del Koldo Mitxelena, en la misma medida que críticas a su controvertida concepción del comisariado. Pese a todo, ha permitido contemplar en Donostia obras de artistas como Goya, Rubens, Murillo, Picasso, Ribera y Kokoschka, entre otros.

Sueño de una noche de verano. Quizás el programa que mejor ha sabido encarnar el 'espíritu' de la Capitalidad. Fernando Bernués dirigió a un conjunto de equipos locales para poner en pie la obra de Shakespeare en un enclave tan improbable como el parque de Cristina Enea. El resultado de las representaciones, cenas incluidas, fue un éxito rotundo que permanecerá en la memoria de los 7.250 espectadores que agotaron las entradas de las 30 representaciones programadas. Sólo se suspendió uno de los pases.

Julio

Sin Adiós. Otro programa llamado a encontrar continuidad en el 'legado'. Un teatro Principal abarrotado recordó a través de la música, el teatro y la danza a Juan Manuel García, Eugenio Olaciregui, Mikel Zabalza, y Rafael Garrido Gil, Daniela Velasco Domínguez de Vidaurreta y Daniel Garrido Velasco.

Agosto

La Milla de la Paz. 240.000 euros costó este proyecto que ha constituido uno de los grandes fiascos del programa de la Capitalidad. Arrancó envuelto en la polémica por una cuestión de derechos de autoría por parte de algunos de los fotógrafos cuyas obras se expusieron en este paseo por los lugares comunes.

Welcome Mr. Hitchcock. Quizás no se calibró bien el alcance de esta muestra de fotografías que documentan la visita del director británico al Zinemaldia de 1958. Un éxito de público, pese a su rocambolesco horario y su discutible ubicación -en la propia sede del 2016-, es una de las pocas actividades que trascendió la atención mediática local para hacerse con un hueco incluso en los informativos de televisión. No se hizo un catálogo de la muestra.

Septiembre

Kalebegiak. La película de la Capitalidad fueron doce cortometrajes firmados por quince cineastas vascos. Irregular como cualquier obra colectiva, se estrenó en un abarrotado Velódromo -3.500 espectadores- durante el Zinemaldia. Inevitablemente, su recorrido comercial ha sido discreto, le queda por delante el circuito de festivales internacionales europeos.

Zinemaldia - The Act of killing. Pasó sin pena ni gloria este auténtico cajón de sastre conformado en buena parte por películas ya proyectadas en anteriores ediciones del Festival de Cine. Amén de la disponibilidad de dos tercios de los títulos proyectados, los criterios de selección de los títulos del ciclo resultan un tanto confusos.

Octubre

Tratos. Representación teatral actualizada -y trasladada a uno de los Centros de Internamiento de Extranjeros- de la obra de Cervantes 'Los Tratos de Argel', en el cuarto centenario de su fallecimiento. Fueron trece pases -con un total de 1.382 espectadores-, cuatro de ellos en Tabakalera con todas las entradas vendidas.

Sin Adiós. Segunda entrega de la evocación artística de la violencia política de distinto signo registrada en Euskadi en las últimas décadas. En este caso, los homenajeados por Teresa Calo, Mireia Gabilondo, Joxan Goikoetxea e Iñaki Salvador fueron Jerónimo Vera García, Tomás Alba, Enrique Casas, Aureliano Calvo. El público volvió a responder.

Noviembre

Chejov vs. Shakespeare. Durante un año, Héctor Abad Faciolince y Fernando Aramburu, Laura Mintegi y Birgit Vanderbeke, Angel Erro y Patrik Ourednik, Arantxa Urretabizkaia y Menna Elfyn, Bernardo Atxaga y Bashkin Shehu, Eider Rodríguez y Belén Gopegui, y Dubravka Ugresi y Harkaitz Cano mantuvieron siete relaciones epistolares, recogidas ahora en otros tantos volúmenes. El Aquarium acogió los encuentros en los que los escritores se conocieron y reconocieron personalmente a través de charlas celebradas delante del público.

Sin lugares, sin tiempo. Esta exposición sobre obras creadas por personas en reclusión que permanecerá en el Koldo Mitxelena hasta el próximo día 19, introdujo la palabra 'censura' en el desarrollo de la Capitalidad. La supresión a última hora de las obras creadas por reclusos o ex reclusos de ETA condenados a más de 4.500 años de cárcel por 34 asesinatos acaparó el protagonismo de la muestra que, por lo demás, permite al visitante vislumbrar siquiera el universo penitenciario y su evolución en las últimas décadas.

Diciembre

DSS2016EU Cuadernos de bitácora. Exposición multimedia instalada en Tabakalera que resume y condensa lo que ha sido la Capitalidad donostiarra a través de más de un centenar de entrevista. La muestra está dividida temáticamente en tres apartados: los preparativos de la Capitalidad, su celebración y el 'legado'.

Foro Europeo de Diversidad Lingüística. Agentes y entidades implicadas en la defensa de las lenguas minoritarias tomaron parte en este encuentro en el que se presentó el Protocolo de Garantía de los Derechos lingüísticos -cuyo recorrido efectivo está por ver-, y se avanzó el futuro atlas que sobre esta materia elaborará la Unesco.

Sin Adiós. Con el Kursaal como escenario, el tercer homenaje a las víctimas de la violencia recordó con enorme emotividad y acierto artístico al funcionario de Prisiones Ángel Jesús Mota Iglesias, el cocinero Ramón Díaz García, la joven Marijosé Bravo del Valle y el psicólogo Francisco Javier Gómez Elósegui.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate