Diario Vasco

Los ritmos que nos convirtieron en una Euskadi Tropical

Los ritmos que nos convirtieron en una Euskadi Tropical
  • Un documental repasa la historia del ska y el reggae en el País Vasco

  • Potato, Hertzainak, Juantxo Skalari y los Revolutionary Brothers protagonizan, entre otros, el audiovisual de Kentus Produkzioak

. 'Sound of roots: ska eta reggae musika Euskal Herrian' es el título del documental que acaba de presentar ante el gran público Kentus Produkzioak. En él recogen, a lo largo de 55 minutos, lo que han supuesto estos dos géneros musicales en Euskadi desde la década de los 80. Partiendo de un grupo como Potato y de un tema como 'Arraultz bat pinu batean', compuesto por Karra Elejalde y cantado por Hertzainak, proponen un viaje sonoro y visual en el que tienen cabida los grupos vascos más representativos de estos ritmos jamaicanos durante las últimas cuatro décadas. Ainara Mentxaka, productora del documental, habla sobre el origen del trabajo. «Veíamos que faltaban piezas audiovisuales en Euskadi que tratasen este tema desde un punto de vista que no fuese el de Fermin Muguruza y decidimos aportar nuestro granito de arena».

A la hora de mencionar las primeras referencias musicales jamaicanas que llegaron hasta nosotros es necesario situarse en el contexto de la época. Música, juventud y años 80 en Euskadi llevan directamente a hablar de la efervescencia del Rock Radical Vasco y de los géneros musicales que componían aquella etiqueta. Entre ellos, el ska. «Cuando llegó aquí el reggae ya había grupos que tocaban ska. Se podría decir que el primer grupo que se desmarcó un poco de todo lo que había en la escena musical de aquella época fue Potato, introduciendo el reggae. Era música que ya se escuchaba aquí, aunque no estaba arraigada a la sociedad de la época», explica la productora del documental.

La firma de Karra Elejalde

Se puede afirmar que Gasteiz fue en aquella época el epicentro de los ritmos jamaicanos en Euskadi. Además de Potato hay que destacar a Hertzainak, «fue uno de los primero grupos de la época del RRV que se desmarcó un poco de esos ritmos tan duros introduciendo los sonidos jamaicanos en sus canciones», y a otro grupo de jóvenes que antes de Hertzainak crearon La Banda Municipal de Ska también en Vitoria, en la que estaban enrolados, entre otros, Josu Zabala y Karra Elejalde. Hablando de esta época y de ska es necesaria una mención sobre Kortatu, «es un grupo que llegó siete años más tarde que Her-tzainak. Crearon el grupo en 1984 y ese mismo año Hertzainak publicó la canción 'Arraultz bat pinu batean', que marcó un punto de inflexión entre el RRV y los ritmos jamaicanos», asegura Mentxaka.

Curiosa es la historia de este tema, convertido en clásico desde entonces en el cancionero bailable vasco. Un tema que lleva la firma de Karra Elejalde «y que habla de un ejército invasor que llega a Euskadi, también de un paracaidista que se queda colgado de un pino... Es un texto con tintes surrealistas que leyó su amigo Josu Zabala y que adaptó tras leer en Egin una noticia sobre el calentamiento global y la posibilidad de que Euskadi tuviera en unos años un clima tropical», rememora la productora. Zabala, con ambos textos, creó una canción que llegó directamente hasta Potato. «El mismo año que se crea esa canción también se forma este último grupo. Los componentes de la banda escuchan el tema y comienzan a hablar de la Euskadi Tropical. Alrededor de esta canción y este nuevo concepto empieza todo».

Ritmo y mensajes

'Sound of roots: ska eta reggae musika Euskal Herrian' tiene una estructura lineal, muy sencilla. Se plantea un viaje musical a través de la historia de esta música en Euskadi, desde sus inicios hasta hoy en día con entrevistas realizadas cronológicamente. Es decir, tras Potato y Hertzainak podemos conocer la historia e impresiones de, entre otros, Akatz, Juantxo Skalari, Davy Dav (mánager de Alpha Blondy y residente en Gasteiz), Revolutionary Brothers o Green Valley.

Lo que queda claro en el documental es que tanto los ritmos skatalíticos como los del reggae calaron en una sociedad acostumbrada a sonidos más duros, más radicales. Lo que no varió en exceso fue el mensaje que aquellos precursores deseaban transmitir. Y tiene su lógica. Mentxaka cuenta que «el ska y el reggae son estilos de música que se crearon para hacer crítica, para hablar de la sociedad y para intentar acabar con la injusticia. Cuando estos estilos llegaron aquí había mucho de todo ello. Es una música muy agradable para bailar y pasártelo bien pero en todo momento esta reivindicando algo. Por lo tanto estos ritmos casaron muy bien con las historias más cercanas. Es lo bonito de toda esta historia, dos culturas completamente diferentes se juntan en un punto y crean un estilo de vida».

¿Por qué 'Sound of roots'?

Además de narrar la historia de ska y reggae en Euskadi, donde dicen que a día de hoy ambos géneros «están totalmente asentados en la sociedad», desde Kentus tenían claro cuál era el mensaje de deseaban transmitir. «La traducción del título es 'El sonido de las raíces' y ahí queríamos hacer hincapié. No nos interesaba la parte comercial. Nos gustaría mostrar a la gente lo que de verdad son el ska y el reggae, desde las raíces. El ska fue una música que comenzó en Jamaica para reivindicar su independencia, para recuperar las raíces de la isla».

De aquellas a estas raíces queda la música, el ritmo y la reivindicación. Pero sobre todo una frase que ha pasado a la historia: Euskadi Tropical. «Esa frase ha sido la causante de todo. Puedes vivir aquí y no gustarte ni el ska ni el reggae pero todo el mundo la ha utilizado alguna vez. Es una frase que es una metáfora de todo lo sucedido en estos últimos 40 años».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate