Diario Vasco

'Hoy toca el Prado', cuadros para ver con el tacto en el Museo San Telmo

  • Se trata de una exposición itinerante de la pinacoteca madrileña para facilitar el acceso de las personas con algún tipo de discapacidad visual a alguna de sus obras emblemáticas

‘Hoy toca el Prado’ es la exposición de seis pinturas representativas del museo madrileño, reproducidas en relieve con la intención de ser recorridas y tocadas con las manos, que albergará la sala laboratorio de San Telmo, desde hoy hasta el 12 de febrero. Se trata de una iniciativa accesible e ideada para personas con discapacidad visual, aunque abierta para todo tipo de público. “No es una exposición al uso, es una manera de acercarse de forma diferente al arte”, ha apuntado esta mañana en su presentación la directora del museo donostiarra, Susana Soto.

La pintura religiosa, la mitología, la escena costumbrista, el teatro y la naturaleza muerta son los géneros que se podrán ver o palpar, a través de las reproducciones tridimensionales de obras como ‘Noli me tangere’ de Correggio, ‘La fragua de Vulcano’ de Velázquez, ‘El quitasol’ de Goya, ‘La Gioconda’ del Taller de Leonardo da Vinci, ‘El caballero de la mano en el pecho’ del Greco y ‘Bodegón con alcachofas, flores y recipientes de vidrio’ de Van der Hamen. A estas piezas hay que añadir ‘Hamarretako’ de Ignacio Zuloaga, una de las obras más emblemáticas que aporta San Telmo Museoa.

“Es un placer estar en San Sebastián en el momento en el que celebra la Capitalidad. Se trata de una experiencia singular, con la que el museo abre una nueva vía hacia aquellos públicos que necesitan un aprendizaje más especializado”, ha explicado por su parte la coordinadora técnica del Museo del Prado, Judith Ara.

Romper tabúes

Este proyecto está enmarcado dentro del programa Conversaciones de Donostia 2016, cuyo director, Pablo Berástegui, ha valorado que “reúne mucho de los valores de la Capitalidad, ya que a nosotros nos interesa que la cultura se pueda acercar a todos los segmentos de la población. Además, va a ser una experiencia que permita romper con uno de los tabúes más comunes de los museos de no tocar la obra”.

Esta exhibición cuenta con material adicional como paneles y carteles en braille, así como audioguías de apoyo que proporcionan las indicaciones necesarias para hacer el recorrido táctil de las piezas expuestas. Además, quien no tenga ninguna discapacidad visual podrá hacer uso de unas gafas opacas, para experimentar la misma sensación que una persona con una visibilidad reducida. La exposición, inaugurada hoy, es gratuita, y se mantendrá abierta de martes a domingo en horario de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas, excepto festivos.

Reproducciones en relieve de "El caballero de la mano en el pecho", del Greco; "El quitasol", de Goya; "Noli me tangere", de Correggio; "La fragua de Vulcano", de Velázquez; "La Gioconda", del taller de Leonardo da Vinci, y "Bodegón de alcachofas, flores y recipientes de vidrio", de Van der Hamen, son las obras elegidas por el Prado para acercar la pintura a quien no puede verla.

A ellas se añade el "Hamarretako (Tipos Vascos)", de Ignacio Zuloaga, cuadro aportado por San Telmo y que el museo donostiarra utilizará en el futuro para exposiciones organizadas con el mismo fin.

El retrato, la pintura religiosa, la mitológica y costumbrista están ahora al alcance del visitante ciego o con deficiencias visuales, pero también del resto del público, al que se facilitan unas gafas opacas para que pueda disfrutar de la misma experiencia sensorial y ponerse en el lugar del otro.

Tras su estreno en Madrid en enero de 2015 y su paso por Mallorca y Girona, la muestra llega a Donostia, donde permanecerá hasta el 12 de febrero como parte del programa "Conversaciones" de la Capital Europea de la Cultura.

"Esta exposición reúne muchos de los valores que tienen que ver con San Sebastián 2016", ha asegurado el director de la Capitalidad, Pablo Berástegui, en la presentación, en la que han participado Susana Soto, directora de San Telmo, Judith Ara, coordinadora general técnica del Prado, así como Josep Alfonso, director Fundación AXA, y Juan Carlos Andueza, delegado territorial de la ONCE en Euskadi, cuyas entidades han colaborado en el proyecto.

El comisario de la muestra y jefe de contenidos didácticos del Museo del Prado, Fernando Pérez Suescun, ha explicado que ha tratado que estén representados todos los géneros de las pinturas que guarda la pinacoteca.

En cada ciudad en la que recale, el museo anfitrión añadirá otra pieza al pequeño recorrido planteado por el Prado, para el que se dispone también de información en braille de cada obra y con audioguías que indican cómo tocarlas.

Las reproducciones están desarrolladas a partir de fotografías en alta resolución a las que se confieren texturas y volúmenes de hasta seis milímetros a través de tintas especiales, realizadas con la técnica Didú en los estudios vizcaínos Durero.

Pérez Suescun ha señalado que en otros museos se han llevado a cabo iniciativas parecidas, pero con relieves en blanco.

Ha dicho que trabajar con el color era para el Prado "una fascinante aventura", aunque han incluido el cuadro de Zuloaga, realizado a carboncillo, por el "juego" que da "trabajar con las 'txapelas' y camisas de los personajes de la obra".

"Con esta muestra, el museo salda una asignatura pendiente que tenía, ya que habitualmente trabajamos con discapacitados auditivos, con el colectivo autista, con personas que sufren alzheimer o con personas con discapacidad intelectual, pero nunca habíamos hecho nada para los discapacitados visuales", ha señalado.

"Hoy toca el Prado" viajará tras San Sebastián a Vigo, Sevilla y Valencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate